Hambruna y conflicto 
en Sudán del Sur

La hambruna amenaza a los niños después de más de 3 años de conflicto en Sudán del Sur

La declaración de hambruna es el nivel más grave de crisis alimentaria y nutricional. Cuando se llega a este punto la situación es alarmante y la vida de millones de niños está en riesgo. Sudán del Sur, concretamente dos condados (Leer y Mayendit), han sufrido la hambruna entre los meses de febrero y junio. Pero, aunque el trabajo humanitario ha conseguido revertirla, las tasas de desnutrición infantil siguen siendo alarmantes en todo el país.

Más de 6 millones de personas en todo el país, la mitad de la población, dependen de la ayuda alimentaria. 1,1 millones de niños sufren desnutrición aguda y necesitan tratamiento urgente. De ellos, 290.000 niños la tienen en su estado más grave, lo que significa que su probabilidad de morir se multiplica por 9 comparado con niños que no sufren desnutrición.

Dona ahora

Simon, 9 meses

Simon, Sudan del Sur

Simon Ladok, de 9 meses, es uno de los más de 100.000 niños menores de 5 años que hemos tratado contra la desnutrición aguda grave en lo que va de 2017. En la imagen, su madre, Jane Tiko, le proporciona alimento terapéutico en el hospital infantil Al Sabbah que apoyamos en Juba. Casi 9 de cada 10 niños que se someten al tratamiento se recuperan y salvan su vida.

La amenaza de hambruna y el conflicto en Sudán del Sur dejan a los niños en una situación muy complicada:

  • Años de violencia y malas cosechas han desembocado en una situación insostenible. La sequía —5,1 millones de personas carecen de agua potable, saneamiento adecuado e higiene— y el miedo a ser atacados hacen que las familias no salgan a cultivar. Además, cerca de 4 millones de personas han tenido que huir de sus casas en busca de protección y alimentos, dejando atrás sus tierras y los pocos recursos que tenían para ganarse la vida.
  • Escasez de alimentos: Al no haber suficientes cosechas, el precio de los productos básicos se ha encarecido (la inflación ha llegado a subir un 800%). Las familias no pueden comprar comida y sobreviven a base de nenúfares o semillas. Apenas comen una vez al día.
  • Crisis nutricional: 1,7 millones de personas se encuentran al borde de la hambruna en todo el país, frente al millón que había a principios de año.
  • Violencia: El conflicto sigue y los niños continúan enfrentándose al riesgo de reclutamiento en grupos armados —hay más de 17.000 niños soldado en estos momentos— y las niñas a las amenazas de la violencia sexual, el matrimonio forzoso y la explotación. La guerra también supone limites en el acceso humanitario a muchas zonas del país y contribuye a que 2,2 millones de niños no vayan a la escuela.
  • Salud: Continúan los brotes de cólera y sarampión, mientras que la malaria sigue siendo la principal causa de morbilidad entre los niños menores de 5 años. Las tasas tan altas de desnutrición están aumentando la vulnerabilidad de los niños a estas enfermedades.

¿Qué hace UNICEF?

1 de cada 4 niños en el mundo vive en situación de emergencia

535 millones de niños viven en países afectados por situaciones de emergencia. Ya sea por conflictos armados o por desastres naturales, las crisis humanitarias amenazan las vidas y el futuro de niñas y niños. El Fondo de Emergencia nos permite tener recursos para ayudarlos, tanto en los primeros minutos como en situaciones prolongadas en el tiempo. Y gracias a ti, podremos actuar dónde y cuándo más se necesite.

En 2017 necesitamos fondos para llegar a 48 millones de niños que necesitan asistencia urgente en 48 países. Ayúdanos a ayudarlos.

Dona ahora

Noticias relacionadas