© UNICEF/UN020100/Khuzaie
© UNICEF/UN020100/Khuzaie
© UNICEF/UN020100/Khuzaie

Trabajo infantil

El trabajo infantil representa una de las realidades más desgarradoras y urgentes de nuestro tiempo, en la que millones de niños en todo el mundo se ven atrapados en situaciones de explotación y abuso. 

A pesar de los avances en la concienciación y los esfuerzos por combatirla, sigue siendo una lacra persistente que roba la infancia y el futuro de innumerables niños y niñas.

En este análisis exhaustivo, exploraremos en profundidad el fenómeno del trabajo infantil, examinando sus causas, las diversas formas en que se manifiesta, los países más afectados, así como las estrategias y el papel de las leyes internacionales en su erradicación. 

Además, destacaremos el compromiso de UNICEF en la protección de los derechos de la infancia, y proporcionaremos orientación sobre cómo cada individuo puede contribuir a poner fin a esta grave violación de los derechos humanos.

Es hora de enfrentar esta realidad con determinación y solidaridad: trabajemos juntos para garantizar un futuro seguro y libre de explotación para todos los niños y niñas del mundo. 

¿Qué es el trabajo infantil?

Se estima que hay 160 millones de niñas y niños atrapados en el trabajo infantil en todo el mundo, tras un aumento de 8,4 millones en los últimos cuatro años. Varios millones más se encuentran en situación de riesgo debido a los efectos de la COVID-19. 

El trabajo infantil hace referencia a situaciones y condiciones peligrosas, para las que niñas y niños son muy pequeños, privándolos de su infancia y exponiéndolos a condiciones extremadamente difíciles. En esencia, implica que la infancia realice trabajos en condiciones inapropiadas para su edad, que dañan su salud, moralidad y seguridad, lo que además les impide disfrutar de su derecho a la educación, al juego y a una vida saludable y digna.

Los datos más recientes muestran una preocupante situación: los esfuerzos por erradicar esta problemática se han estancado, incluso revirtiendo la tendencia de reducción que se mantenía desde hace décadas. 

Trabajo infantil 2020.

 

El trabajo infantil no solo pone en peligro la salud y el bienestar de la infancia, sino que también les roba tiempo para jugar o ir a la escuela. Esta realidad perpetúa ciclos de pobreza y desigualdad social, afectando negativamente a la infancia más vulnerable. 

La magnitud exacta de la trata, trabajo forzoso, explotación sexual, reclutamiento de niñas y niños por grupos armados, entre otras formas de explotación, es difícil de determinar debido a la opacidad de ciertos sectores, como la explotación sexual. Muchos niños se ven obligados a trabajar en condiciones inhumanas debido a conflictos armados o a su situación de vulnerabilidad y desprotección por parte de los gobiernos.

Los datos son alarmantes: aproximadamente 160 millones de niños y niñas están atrapados en el trabajo infantil, y casi la mitad de ellos realizan trabajos peligrosos que amenazan su salud y su vida. Esta situación es especialmente grave en África subsahariana, donde la prevalencia del trabajo infantil es tres veces mayor que en otras regiones.

Para poner fin a esta violación de los derechos de la infancia, es necesario un compromiso global. La lucha contra el trabajo infantil y otras formas de explotación extremas requiere medidas contundentes a nivel internacional y la colaboración de gobiernos, organizaciones internacionales, el sector privado y la sociedad civil para proteger a los niños y garantizarles un futuro digno y libre de explotación.

Causas del trabajo infantil

El trabajo y la explotación infantil tienen raíces profundas y complejas, que van más allá de la mera falta de recursos económicos. Si bien la pobreza es un factor determinante, existen múltiples causas que provocan estas situaciones de explotación infantil:

  • Pobreza y vulnerabilidad

La pobreza en todas sus formas y manifestaciones es un caldo de cultivo para el trabajo infantil a través del trabajo y la explotación. En entornos vulnerables y estados frágiles, la falta de oportunidades y recursos hace que la explotación sea una triste realidad para muchos niños y niñas. Las carencias en acceso a la salud, educación, vivienda y alimentación son factores determinantes que empujan a las familias y a los niños hacia el trabajo infantil como una forma de supervivencia. A esto se suma la falta de acceso a servicios básicos de salud, educación y protección social para las familias, lo que empuja a situaciones de explotación infantil como modo de supervivencia.

  • Falta de empleo digno para adultos

Cuando los adultos no tienen acceso a trabajos decentes y bien remunerados, se ven obligados a buscar cualquier medio para mantener a sus familias, incluso empleando a sus hijos. La falta de oportunidades laborales para los adultos aumenta la presión sobre los niños y los expone a situaciones de explotación.

  • Deficiencia alimentaria

La falta de acceso a alimentos adecuados y suficientes en los hogares también contribuye a la explotación infantil. En contextos donde la comida es escasa, los niños pueden ser enviados a trabajar para contribuir al sustento familiar, sacrificando todos sus derechos.

  • Crisis y desafíos actuales

La crisis climática, la pandemia de COVID-19 y los conflictos armados son factores que aumentan la vulnerabilidad de los niños y los hacen más propensos a la explotación. Estos fenómenos socavan las economías locales, destruyen comunidades y agudizan la pobreza, dejando a los niños en situación de extrema fragilidad.

  • Trata de personas

La trata de personas, un fenómeno delictivo que no conoce fronteras, también afecta a la infancia. Los niños y las niñas son víctimas de trata con fines de explotación laboral, sexual y otras formas de abuso. Esta atrocidad viola los derechos fundamentales de los niños y perpetúa un ciclo de sufrimiento y desesperación.

Aunque las cifras más altas de trabajo infantil y explotación se encuentran en África subsahariana, es importante destacar que estos problemas no son exclusivos de una región en particular. La trata de personas, por ejemplo, puede ocurrir en cualquier parte del mundo, incluyendo países desarrollados como España. 

Países con mayor índice de trabajo infantil

Según el último informe (de 2023) de datos sobre trabajo infantil de UNICEF, en los países con mayores índices de pobreza, más de 1 de cada 5 niños está involucrado en trabajo infantil. Aunque muchos niños realizan trabajos, remunerados o no, que no son perjudiciales, se les considera trabajadores infantiles cuando son demasiado jóvenes para trabajar o realizan actividades peligrosas que pueden afectar su desarrollo físico, mental, social o educativo. En estos países, más de uno de cada cuatro niños (de 5 a 17 años) está involucrado en trabajos dañinos para su salud y desarrollo.

Dentro de este contexto, el trabajo infantil incluye también el de pequeñas tareas o trabajos ligeros y a aquellos que no han alcanzado la edad mínima legal para trabajar (establecida por cada estado). Sin embargo, más de 1 de cada 4 niños de entre 5 y 17 años realiza trabajos perjudiciales para su salud y desarrollo.

Formas de trabajo infantil

El trabajo infantil y las diferentes formas de explotación, son todas igualmente nefastas y perjudiciales para el desarrollo y el bienestar de los niños y niñas. A continuación, se detallan algunas de las más comunes:

  • Trabajo doméstico: muchos niños y niñas son víctimas del tráfico humano y son confinados en hogares particulares para realizar tareas domésticas. En países como Tailandia, se han reportado casos extremos de abuso y violencia, sobre todo en niñas que son empleadas como sirvientes domésticos.
  • Explotación sexual: esta forma de trabajo infantil es especialmente desgarradora. Las víctimas, en su mayoría niñas, son reclutadas por traficantes y obligadas a ejercer la prostitución en burdeles clandestinos. Los explotadores o traficantes, en su mayoría conocidos de las víctimas, utilizan diferentes estrategias para engañar y someter a los niños a situaciones de explotación. 

Estas son solo algunas de las muchas formas en las que los niños y niñas son víctimas del trabajo infantil. Combatir estas terribles realidades requieren un esfuerzo global y coordinado para proteger los derechos de la infancia y garantizarles un futuro libre de explotación y abuso.

4 estrategias para acabar con el trabajo infantil 

Para abordar esta grave violación de los derechos infantiles, es necesario implementar estrategias efectivas y coordinadas. A continuación, se presentan cuatro estrategias clave para poner fin al trabajo infantil:

  1. Reducción drástica de la pobreza: es fundamental implementar políticas y programas que aborden las causas y brinden apoyo económico a las familias vulnerables. 
  2. Acceso a una educación de calidad y pertinente: garantizar que todos los niños y niñas tengan acceso a una educación de calidad y relevante. Que sea inclusiva y esté adaptada a las necesidades y realidades de la infancia.
  3. Promover el empleo de calidad y bien remunerado de los progenitores: la falta de oportunidades laborales para los adultos puede llevar a que las familias recurran al trabajo infantil como una forma de subsistencia.
  4. Acabar con las normas sociales que aún sostienen el trabajo infantil:  en contextos de máxima vulnerabilidad, el trabajo infantil se percibe como la única opción de salir adelante. Otras veces, el trabajo infantil está arraigado en normas culturales y sociales que lo perpetúan. Por eso, hay que trabajar en la sensibilización de las comunidades para erradicar el trabajo infantil como una práctica aceptable. Esto incluye también establecer redes de protección social y generar una cultura de promoción y respeto a los derechos de la infancia, desde la igualdad de género para abordar las formas específicas de explotación que afectan a niñas y adolescentes.

Solo a través de un esfuerzo conjunto y coordinado por parte de todos se puede seguir avanzando para erradicar el trabajo infantil.

Legislación y derechos humanos en relación con el trabajo infantil 

La protección de los niños contra el trabajo y la explotación laboral está respaldada por una serie de leyes y tratados internacionales que establecen estándares y garantías fundamentales para la infancia. A continuación, se destacan algunos de los principales instrumentos legales en este ámbito:

  • La Convención sobre los Derechos del Niño (CDN), adoptada por la Asamblea General de Naciones Unidas en 1989, es el tratado internacional más ampliamente ratificado en materia de derechos humanos. Reconoce el derecho de todos los niños a estar protegidos contra la explotación económica y el trabajo infantil, y exige a los estados miembros que tomen medidas para abolir las prácticas que afecten negativamente a la salud, educación y desarrollo de los niños.
  • El Convenio 182 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), adoptado en 1999, se centra específicamente en la eliminación de las peores formas de trabajo infantil, incluida el trabajo, la trata de niños, la explotación sexual, el reclutamiento para conflictos armados y cualquier trabajo que ponga en peligro la salud, seguridad o moralidad de los niños. Insta a los estados a tomar medidas inmediatas y eficaces para eliminar estas formas de trabajo infantil.
  • El Protocolo Facultativo de la CDN sobre la venta de niños, la prostitución infantil y la pornografía infantil, adoptado en el año 2000, refuerza las disposiciones de la CDN relacionadas con la protección de los niños contra la explotación sexual y la trata de personas. Establece medidas para prevenir, castigar y erradicar estas prácticas, así como para proteger y rehabilitar a las víctimas.

Si bien la Declaración Universal de Derechos Humanos no aborda específicamente el trabajo infantil, establece principios fundamentales de igualdad, libertad y dignidad humana que subyacen a la protección de todos los individuos, incluidos los niños, contra cualquier forma de explotación y opresión.

Estos son solo algunos ejemplos de los instrumentos legales internacionales que protegen a los niños contra el trabajo y la explotación laboral. Sin embargo, es importante destacar que la efectividad de estas leyes depende en gran medida de su aplicación y cumplimiento por parte de todos los actores, además de recursos y de seguir reforzando los marcos de protección y la colaboración internacional.

El rol de UNICEF en la lucha contra el trabajo infantil

UNICEF trabaja en estrecha colaboración con gobiernos, organizaciones no gubernamentales y comunidades para abordar las causas subyacentes y proteger a los niños y niñas vulnerables. 

En Nepal, UNICEF está comprometido en erradicar el trabajo infantil mediante programas que abordan las raíces de este fenómeno, como la pobreza y la falta de acceso a la educación. 

En Somalia, donde muchos niños nunca han experimentado la paz, UNICEF trabaja para proporcionar un entorno seguro y pacífico para los niños, alejándolos de las situaciones de explotación y conflicto. 

En Camboya, UNICEF se centra en superar las barreras de la desigualdad que perpetúan el trabajo infantil, mediante iniciativas que garantizan el acceso equitativo a la educación y oportunidades para todos los niños, sin importar su origen socioeconómico. 

Estos son solo algunos ejemplos del compromiso continuo de UNICEF en la protección y promoción de los derechos de la infancia en todo el mundo.

¿Cómo contribuir a la erradicación del trabajo infantil y las peores formas de explotación?

Contribuir a la erradicación del trabajo infantil es una responsabilidad compartida que requiere el compromiso de individuos y organizaciones. Aquí hay algunas formas prácticas en las que puedes ayudar:

  1. Educa y sensibiliza: la conciencia pública es fundamental para generar apoyo y presionar por cambios.
  2. Apoya empresas socialmente responsables: opta por comprar productos y servicios de empresas que demuestren un compromiso claro contra el trabajo infantil y la explotación.
  3. Participa en campañas y eventos: únete a campañas de sensibilización, firma peticiones y participa en eventos comunitarios para mostrar tu apoyo a la erradicación del trabajo infantil.
  4. Voluntariado: ofrece tu tiempo y habilidades para trabajar con organizaciones locales o internacionales que luchan contra la explotación infantil. Tu contribución directa puede marcar la diferencia en la vida de los niños vulnerables.
  5. Dona a UNICEF: puedes ayudar financiando programas y proyectos que protegen a los niños del trabajo infantil y les brindan oportunidades para un futuro mejor. Tu donación puede marcar la diferencia en la vida de miles de niños y niñas en todo el mundo.

¡Actúa ahora y únete a la lucha contra el trabajo infantil! Elige tu causa y marca la diferencia en la vida de los niños más vulnerables.

Ajmal, 7 años (Afganistán)

Ajmal, 7 años (Afganistán)

Ajmal trabaja en un horno de ladrillos en el este de Afganistán. Vive con su hermana y su marido, que está en deuda con el dueño del horno.

Kiara, 5 años (Argentina)

Kiara, 5 años (Argentina)

Kiara vende horquillas y otras baratijas en el metro de Buenos Aires. Lo lleva haciendo desde que tenía 3 años y el dinero que consigue se lo da a su abuela. Se ha caído jugando varias veces a las vías del tren.

David, 12 años (Haití)

David, 12 años (Haití)

David vende fundas para móviles después de ir al colegio en Puerto Príncipe. Su padre y su hermano murieron en el terremoto de 2010. Cuando crezca le gustaría ser peluquero.

Shindar, 13 años (Irak)

Shindar, 13 años (Irak)

Shindar trabaja en un restaurante en Erbil, en la región del Kurdistán iraquí, junto a dos de sus hermanos. Su familia huyó de Siria después de que su casa en Damasco fuese bombardeada.

Rosaleni, 7 años (Bolivia)

Rosaleni, 7 años (Bolivia)

Rosaleni planta y recoge caña de azúcar algunas tardes en un campo cerca de su pueblo,San Juan del Carmen, para contribuir a la economía familiar.

Hazte socio y ayúdanos a proteger a
los niños más vulnerables

Elige ahora tu aportación mensual

¿Sabes que puedes recuperar hasta un 80% de tus aportaciones? Más info

Desgravación fiscal

Deducción y desgravación de donaciones a UNICEF

Calcula cuánto te puedes desgravar.

Si has decidido hacerte socio o realizar un donativo puntual a UNICEF España te informamos que puedes desgravarte estas donaciones de tu declaración de la renta.

Éstas son las deducciones aplicables a las donaciones que se realicen a partir del 1 de enero de 2024 a favor de UNICEF España, con la entrada en vigor del Real Decreto-ley 6/2023, de 19 de diciembre, que modifica la Ley 49/2002, de 23 de diciembre, de régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo.

*Cuando durante 3 años se realicen donaciones a una misma entidad por importe igual o superior al del ejercicio anterior.
Personas Físicas (IRPF)Porcentaje de deducción
Primeros 250€80%
Resto a partir de 250€ 40%
Resto a partir de 250€ en Donaciones plurianuales* 45%
Límite deducción base liquidable10%
*Cuando durante 3 años se realicen donaciones a una misma entidad por importe igual o superior al del ejercicio anterior.
**Las cantidades que excedan de este límite se podrán aplicar en los períodos impositivos que concluyan en los 10 años inmediatos y sucesivos.
Personas Jurídicas (IS)Porcentaje de deducción
Donaciones en general40%
Donaciones plurianuales*50%
Límite deducción base imponible**15%
  • Si resides en País Vasco o Navarra las deducciones aplicables pueden ser diferentes.
  • Si eres persona física o jurídica no residente en España y obtienes rentas en nuestro país, tienes también un beneficio fiscal por el importe de tus donativos. Puedes consultarlo en https://sede.agenciatributaria.gob.es/
¿Cómo hago para que mis donaciones a UNICEF aparezcan automáticamente en el borrador de la Renta?

Recuerda que para que podamos informar a la Agencia Tributaria del importe de tus cuotas y donativos es imprescindible que nos hayas facilitado tu NIF y domicilio.

Por favor, si aún no lo has hecho, facilítanos estos datos:

Si quieres ampliar la información sobre estos beneficios fiscales, por favor, consulta la web de la Agencia Tributaria: https://sede.agenciatributaria.gob.es/

 

Si prefieres, contacta con nosotros en el 900 907 074 de lunes a viernes de 9:00h a 21:00h y sábados de 11:00h a 17:00h | [email protected]

Trabajo infantil