ERRADICACIÓN DE LA MUTILACIÓN GENITAL FEMENINA EN UGANDA

Una práctica que supone una grave violación de los derechos de las niñas

Syria map
Al menos 200 millones de niñas y mujeres en 30 países del mundo han sido víctimas de mutilación genital femenina (MGF), una práctica que supone una grave violación de sus derechos, ya que tiene efectos perjudiciales sobre la salud, el desarrollo y la educación de las jóvenes.
 
Aunque la MGF está prohibida por ley en Uganda desde 2009, lo cierto es que aún 1 de cada 10 personas sigue apoyándola; de hecho, se sigue practicando en algunas aldeas. Entre los Pokot, un grupo étnico que vive en la región oriental de Karamoja, la tasa de prevalencia es del 95%, y entre los Sabiny del 50%.
 
En UNICEF trabajamos con las comunidades para que adopten de forma colectiva la decisión de no volver a someter a sus niñas a esta práctica. Esa es la única manera de luchar contra ella, desde dentro, transformando la presión social e informando sobre los graves perjuicios de la ablación sobre las niñas.

El ejemplo de la escuela Kalas Girls

La sensibilización y la educación son dos de las soluciones clave para frenar la mutilación genital femenina (MGF). En el distrito de Amudat (subregión de Karamoja, noreste de Uganda), hemos liderado una campaña de vuelta al cole para que el mayor número posible de niñas pudieran escapar de ser mutiladas en sus comunidades, estar en un ambiente seguro y protector, y aprender. ¡Y ha tenido efecto! Unas 125 nuevas jóvenes se han matriculado en la escuela primaria Kalas Girls solo durante el último trimestre.

"Estas chicas han demostrado su determinación de recibir una educación en medio de las presiones sociales y culturales de sus comunidades. Son valientes y, si permanecen en la escuela, tendrán un futuro brillante", nos cuenta la directora del centro, Magdalene Nantongo.

En la escuela proporcionamos a estas niñas apoyo médico y psicosocial, así como materiales escolares, para garantizarles que tengan una actitud cómoda y receptiva para seguir estudiando. Además, están siendo empoderadas para luchar contra esta práctica.

La campaña ha implicado no solo a UNICEF, sino también al Gobierno de Amudat, las organizaciones confesionales, las ONG y las organizaciones comunitarias. Un elemento fundamental ha sido la difusión de mensajes animando a abandonar la práctica en los lugares de culto, pero también la implicación de mutiladoras tradicionales que han abandonado la MGF y ahora se han convertido en agentes movilizadores contra ella.
 

Erradicación mutilación femenina en Uganda
© UNICEF/Nakibuuka

Si me hubiera quedado en casa, me habrían mutilado y casado antes. A mi edad ya debería tener a mi primer hijo

- Estudiante de 14 años de la Escuela Primaria Kalas Girls.

 

UNICEF en acción

El objetivo de este proyecto financiado por UNICEF Comité Español es contribuir a erradicar la MGF en 6 distritos de las regiones de Karamoja y Este (norte y noreste de Uganda) con mayor tasa de prevalencia (superior al 60%), mediante la creación de procesos de empoderamiento, participación y refuerzo de las capacidades de mujeres, niñas, comunidades y autoridades.

Las acciones puestas en marcha tienen un impacto directo en niñas víctimas o en riesgo de sufrir MGF, que están recibiendo servicios integrales de apoyo (salud, educación, protección, etc.).

Para conseguir que la MGF sea rechazada por toda la sociedad, el proyecto se centra además en formar a autoridades y profesionales, y fortalecer tanto los marcos políticos de lucha contra la MGF como la participación comunitaria para el cambio de comportamiento en relación a esta práctica.

Tú también puedes ayudar a salvar sus vidas. Hazte socio

Elige la cantidad que quieres aportar

Si prefieres, contacta con nosotros en el 900 907 500 de lunes a viernes de 9h a 21h y sábados de 11h a 17h | socios@unicef.es