Crisis de Refugiados en Europa

SERBIA

Syria map
Los niños en tránsito se enfrentan a numerosos riesgos durante sus desesperados viajes por los países de origen, tránsito, llegada y regreso. Unas 164.000 personas refugiadas y migrantes, incluidos 29.000 niños, entraron en Europa en 2017, uniéndose a los 1,4 millones de personas — entre ellos 360.000 niños— que habían llegado en 2015-2016 y los 3,6 millones (entre adultos y menores de edad) que ya acogía Turquía.
Aunque los sistemas de protección y la inclusión social han avanzado a medida que aumenta el acceso a la educación, siguen existiendo importantes brechas.
Los principales desafíos incluyen: condiciones de acogida inadecuadas, detención de niños migrantes y discriminación persistente contra migrantes y refugiados. Muchos niños aún no pueden continuar con su educación o acceder a los servicios básicos. En Bulgaria, Grecia y Serbia, más de 20.000 niños varados permanecen en el limbo, y en Italia el 90% de los niños que llegan están separados o no acompañados.

Shabnam, 13 años

"Yo duermo, tú duermes, él duerme, nosotros dormimos…". Shabnam Arab, una adolescente afgana de 13 años, conjuga lentamente un verbo en serbio, un idioma completamente extraño e incomprensible para ella hasta hace muy poco. Su maestra asiente con aprobación mientras Mohamad, su hermano mayor, está sentado al lado visiblemente orgulloso.

Shabnam y Mohamad son huérfanos de madre, pero su padre los espera todos los días después de la escuela para escuchar todo lo que han aprendido nuevo. Esta es la razón por la que los tres viajaron miles de kilómetros, para que los jóvenes pudieran tener la oportunidad de ir al colegio y aprender. Y vivir en paz.

Crisis de refugiados y migrantes en Sebia
© UNICEF Serbia/Vas

Tienes que hacer algo por la sociedad donde vives. No puedes simplemente venir con las manos vacías y marcharte con las manos vacías. Así como la sociedad me está proporcionando conocimiento, cuando crezca, quiero devolver algo a la sociedad. Seré abogada

- Shabnam (13 años)

"Mediante el aprendizaje puedo cumplir mis sueños. Cuando me enteré de que empezaría a ir a la escuela, me emocioné mucho", nos cuenta Shabnam. La escuela a la que asiste es uno de los colegios en Serbia que han acogido a niños refugiados y migrantes. Desde UNICEF, en colaboración con el Ministerio de Educación, Ciencia y Desarrollo Tecnológico, y con el Centro de Política Educativa, lanzamos un proyecto para garantizar la educación de los niños refugiados y migrantes, incluidos los no acompañados y separados, en Serbia. A todos se les proporciona transporte, intérpretes y material escolar.

UNICEF en acción

Nuestros compañeros de UNICEF en Serbia trabajaron en 2017 para garantizar que todos los niños refugiados y migrantes —ya sea acompañados, separados o con su familia— tuvieran un acceso oportuno, equitativo y de calidad a los servicios que garanticen su protección, cuidado, desarrollo e inclusión social.

Con este proyecto, hemos contribuido a proporcionar servicios directos a niños refugiados y migrantes, y a brindar asistencia técnica al Gobierno serbio para abordar las necesidades inmediatas y a más largo plazo de estos menores. Por ejemplo, los niños refugiados y migrantes recibieron apoyo psicosocial, y niños y niñas en riesgo (incluidos no acompañados y separados) fueron identificados y derivados a servicios de protección infantil.

Además, se realizaron actividades en ludotecas con niños y con sus padres, y se ha logrado incluir en la escuela pública a niños de primaria y secundaria que, de no estar en el colegio, perderían años de educación y una posibilidad de un futuro mejor.

Ayuda a los niños refugiados y migrantes

¡Dona ahora!

Si prefieres, contacta con nosotros en el 900 907 500 de lunes a viernes de 9:00h a 21:00h y sábados de 11:00h a 17:00h | socios@unicef.es