Huracán Matthew en Haití

Los efectos del huracán aún se notan en la vida de los niños a pesar del paso de los meses

El huracán Matthew en Haití ha sido el peor de la última década

En octubre de 2016 el huracán Matthew tocó tierra en Haití dejando una estela de destrucción. Unos 3,2 millones de personas resultaron afectadas, de las que 1,6 millones siguen necesitando ayuda (1,1 millones de niños). Matthew arrasó la costa sureste (especialmente los departamentos de Grand Anse y Sur) de Haití con vientos de 230 km/h, generando inundaciones en los pueblos costeros, arrancando árboles, destruyendo casas, escuelas, hospitales, puentes y carreteras.

Además de los efectos del huracán, Haití continúa enfrentándose a necesidades humanitarias que empeoran aún más la situación de la población. La temporada de lluvias que está acabando ha dejado a su paso inundaciones, deslizamientos y hogares destrozados. Y ahora de nuevo ha empezado la temporada de huracanes que se espera dure hasta noviembre.

Dona ahora

Huracán Matthew en Haití: vuelta al cole

Vuelta al cole tras el huracan en Haiti

"Estoy muy feliz por ver de nuevo a mis amigos y regresar a mi escuela"

Ashleina Jacques, 10 años.

Ashleina no puede contener su alegría al volver al colegio unas semanas después del paso del huracán Matthew. Desde que tocase tierra el 4 de octubre de 2016, la vida no ha sido nada fácil para los niños de Les Cayes, una ciudad del Departamento Sur. La casa donde Ashleina vivía con sus padres y sus dos hermanas perdió el tejado, aunque se mantuvo en pie, pero la de su amiga Pauleta no pudo resistir las fuertes rachas de viento y terminó desplomándose. Pauleta lo perdió todo, incluidos los libros de texto. Ahora las dos han regresado a la escuela nacional Charles Lassegue con material nuevo proporcionado por UNICEF.

El Huracán Matthew en Haití dejó a los niños en una situación muy complicada:

  • Cólera: en 2017 se han registrado más de 7.600 casos sospechosos y 87 muertes. A pesar de los efectos del huracán y las nuevas lluvias, los mecanismos de respuesta rápida apoyados por UNICEF han podido contener el brote y los casos siguen bajando.
  • Salud: Más del 80% de los hospitales y centros de salud de Grand Ánse perdieron sus tejados. Varias semanas después, unos 14 centros de salud en el país seguían sin estar operativos y la mayoría tenía escasez de medicinas.
  • Agua potable: 1,4 millones de personas siguen sin acceso regular a agua potable.
  • Educación: unos 490.000 niños no pueden ir a la escuela por la devastación que el huracán dejó a su paso.
  • Protección de los niños: unos 12.000 niños están en situación de vulnerabilidad, expuestos a riesgos de violencia, abusos y malos tratos.
  • Nutrición: hay unos 18.000 niños en riesgo de sufrir desnutrición aguda grave en 2017.

¿Qué hace UNICEF?

Noticias relacionadas