Conflicto en Siria

Siria: casi 8 años de conflicto

La población siria lleva casi 8 años (en marzo de 2011) de sufrimiento, desesperación y violencia. No hay un solo niño que no esté padeciendo por esta guerra que parece no tener fin. 

En Siria y los países vecinos, 13,1 millones de personas necesitan ayuda humanitaria, incluidos 5,6 millones de niñas y niños, de los que 600.000 viven en zonas de difícil acceso dentro de Siria. Además, 2,5 millones de niños se encuentran refugiados en Líbano, Jordania, Irak, Turquía y Egipto.

Gracias a nuestro trabajo en Siria, en 2018 hemos conseguido que más de 3 millones de personas tengan acceso a agua potable. Además, más de 852.000 niños y mujeres embarazadas y lactantes han pasado controles para detectar si sufrían desnutrición aguda

Se acerca el invierno y la subida del precio de los productos básicos hace que muchas familias sirias no puedan satisfacer sus necesidades, incluidas una vestimenta decente para sus hijos. Durante los meses de invierno uno de nuestros principales objetivos es apoyar a las niñas, niños y familias más vulnerables y más afectadas por la crisis y el desplazamiento, mediante la distribución de ropa de abrigo y de tarjetas para que las propias niñas y niños puedan adquirir ropa.

En algunas zonas de Siria se sigue denegando la entrega de ayuda humanitaria y en otras continúa siendo extremadamente difícil acceder debido a los constantes ataques, la escasa seguridad, la limitación de movimientos y la imposición de restricciones. No obstante, a lo largo de 2018 se ha comprobado, sobre todo en el sureste de Idlib, que unas 30.000 personas van a intentar volver a sus hogares.

Dona ahora

Emergencia Siria: trabajo infantil

"Trabajo en una fábrica de estufas porque necesitamos dinero. Quiero crecer, ir a la escuela y ser el mejor estudiante de mi clase para ser ingeniero de mayor. Haré lo que sea por seguir en la escuela".

Omar, 14 años (Siria).

Omar y su familia se vieron desplazados por la guerra al área industrial de Hassia, oeste de Siria, donde empezó a trabajar para poder pagarse el transporte a la escuela. Nuestros programas de educación permiten que niños como Omar sigan estudiando.

La crisis en Siria no tiene precedentes en su complejidad, brutalidad y duración. Los casi 8 años de violencia, pobreza y desplazamiento están teniendo consecuencias devastadoras para millones de niñas y niños: las familias no tienen recursos para cubrir sus necesidades básicas de alimentación y abrigo, las niñas y niños con discapacidad corren el riesgo de ser excluidos y olvidados, los ataques a instalaciones médicas y educativas han diezmado los sistemas de salud y educación del país…

El conflicto de Siria necesita una solución inmediata. Hay que intentar acabar con todas las restricciones a la entrega de ayuda humanitaria y dar asistencia a todos los niños que se encuentran en situaciones tan delicadas.

Conflicto en Siria: consecuencias devastadoras

  • Desplazados para huir de la guerra: hay 6,1 millones de personas desplazadas dentro de Siria y más de 5,6 millones viven como refugiados en los países vecinos. Muchos de ellos han huido hasta 7 veces para esquivar el horror de la guerra y sobrevivir.
  • El agua, como arma de guerra: las infraestructuras para el suministro de agua son atacadas o inutilizadas. Se calcula que 14,6 millones de personas carecen de acceso a agua potable.
  • La salud en peligro: solo la mitad de los hospitales siguen operativos. La cobertura de inmunización se ha reducido a la mitad: de un 90% antes de la guerra a un 70% ahora, lo que pone en riesgo la salud de millones de niños.
  • Educación interrumpida: unos 2,8 millones de niños no pueden ir a la escuela en Siria y la región. Uno de cada 3 centros educativos está destruido, dañado o se utiliza como refugio.
  • Pobreza: el desempleo de larga duración, los desplazamientos y la subida del precio del combustible y de otros productos básicos han provocado que el 85% de los sirios vivan por debajo del umbral de la pobreza y no puedan satisfacer necesidades básicas como la ropa de abrigo. Por otra parte, los niños y niñas tienen que trabajar en más del 75% de los hogares; en algunos casos, su sueldo es el único recurso para las familias.

¿Qué hacemos desde UNICEF?

Ayuda a los niños de Siria a recuperar su futuro

 

Elige tu aportación

Si prefieres, contacta con nosotros en el 900 907 500 de lunes a viernes de 9:00h a 21:00h y sábados de 11:00h a 17:00h | socios@unicef.es

Donar por transferencia bancaria:

Banco Santander ES67 0049 0001 59 2810100005
BBVA ES14 0182 2370 40 0208517159

Noticias relacionadas