¿Por qué una Semana Mundial de la Vacunación?

Porque desde UNICEF queremos demostrar, una vez más, que las vacunas funcionan y son seguras. ¡Y porque la negativa a vacunarse es ya una de las principales amenazas para la salud pública!

Semana Mundial de la Vacunación

24/04/2019

Os lo hemos contado muchas veces:

  • Las vacunas salvan hasta 3 millones de vidas al año, ya que protegen a los niños de enfermedades potencialmente mortales y altamente infecciosas como el sarampión, la neumonía, el cólera y la difteria.
  • Gracias a la vacunación contra el sarampión, se ha reducido en un 80% el número de muertes por esta enfermedad en todo el mundo.
  • El tétanos neonatal, que provocó la muerte de más de 30.000 bebés en 2017, ha sido eliminado en todo el mundo excepto en 13 países.
  • ¡Y la poliomielitis está a punto de ser erradicada!  En 2018 hubo 33 casos de polio en solo dos países: Pakistán y Afganistán.
  • Además, las vacunas son una de las herramientas de salud más rentables jamás inventadas: cada dólar que se gasta en la inmunización infantil rinde hasta 44 dólares en beneficios.

Entonces, ¿por qué hay niños sin vacunar?

Hay razones complejas por las que millones de niños todavía no reciben las vacunas que necesitan. En países en desarrollo, muchos de estos niños no tienen acceso a servicios de vacunación debido a la fragilidad de los sistemas de salud. Otros niños viven en situaciones de conflicto donde se ha debilitado o destruido la infraestructura sanitaria, o donde no pueden acceder a ella como resultado de la marginación geográfica o socioeconómica. 

En el caso de los países de ingresos medios y altos, hay padres que están retrasando o negándose a vacunar a sus hijos debido a la incertidumbre o el escepticismo sobre la seguridad y la importancia de las vacunas. Por ello, hay un aumento del número de niños no vacunados y brotes que han demostrado ser mortales y costosos. La proliferación de información errónea relacionada con las vacunas en internet y las redes sociales es uno de los factores que impulsan esta tendencia.

No vacunarse, una amenaza contra la salud pública

De hecho, este 2019 la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado que la indecisión, las reticencias o la negativa a inmunizarse pese a la disponibilidad de vacunas, constituye una de las 10 principales amenazas para la salud pública.

Por ejemplo, en el caso del sarampión ha habido un aumento alarmante de casos en todo el mundo, incluso en países donde se había erradicado o que estaban a punto de conseguirlo. Estos brotes se podrían haber evitado manteniendo tasas altas de vacunación.

"El virus del sarampión siempre encontrará niños no vacunados. Si nos tomamos en serio la posibilidad de evitar la propagación de esta enfermedad peligrosa pero prevenible, debemos vacunar a todos los niños, en países ricos y pobres por igual”, recuerda nuestra directora ejecutiva, Henrietta Fore.

La vacunación, 70 años en el corazón de nuestro trabajo

En los últimos 70 años, la inmunización ha estado en el corazón de nuestro trabajo:

  • Cada año, desde UNICEF suministramos vacunas a casi la mitad de los niños del mundo.
  • En 2018 adquirimos más de 2.350 millones de dosis de vacunas.
  • Entre los años 2000 y 2017, trabajamos con gobiernos y aliados para vacunar a más de 2.000 millones de niños en todo el mundo.

Por todo esto, es más necesario que nunca celebrar la Semana Mundial de la Vacunación. Todo el año para llegar donde haga falta con vacunas para proteger a los niños contra las enfermedades... y siete días para reivindicar la importancia de este trabajo. 

Ayúdanos a vacunar al 100% de los niños 

Hazte socio

Si prefieres, contacta con nosotros en el 900 907 500 de lunes a viernes de 9h a 21h y sábados de 11h a 17h | socios@unicef.es