#PequeñasSoluciones: qué hacemos y qué conseguimos con las vacunas

Desarrollamos programas de inmunización en más de 100 países para contribuir a salvar la vida de entre 2 y 3 millones de niños y niñas cada año.

trabajo y logros de UNICEF con vacunas

28/10/2020

Si tuvieras la oportunidad de salvar millones de vidas con una solución económica, sencilla y muy eficaz, ¿lo harías? Por supuesto que sí. Eso es lo que hacemos en UNICEF y lo que, gracias a nuestros socios y donantes, podemos seguir haciendo más y mejor, vacunando a todos los niños y niñas del mundo contra enfermedades prevenibles.

Sin embargo, unos 14 millones de niños y niñas en el mundo todavía no reciben ninguna vacuna, una cifra que podría seguir creciendo debido a la interrupción de los servicios de salud por la pandemia de COVID-19.

Por este motivo, acabamos de lanzar la campaña #PequeñasSoluciones, para recordar el poder de las vacunas para salvar vidas e incidir en la importancia de que se garantice la continuidad de la vacunación en todos los lugares del mundo.

#PequeñasSoluciones: qué hacemos

Desde UNICEF, junto con los gobiernos y otras organizaciones aliadas:

  1. Llevamos a cabo programas de inmunización en más de 100 países, contribuyendo así a que los niños disfruten plenamente de su derecho a la supervivencia y la salud.
  2. Somos el mayor suministrador de vacunas del mundo y formamos parte de Gavi, la Alianza Global para las Vacunas, que en los últimos 20 años ha proporcionado vacunas para unos 822 millones de niños y ha evitado unos 14 millones de muertes.
  3. Reforzamos los sistemas de salud de los países, mejorando infraestructuras, equipos, protocolos y la formación y equipamiento del personal de salud.
  4. Negociamos con los fabricantes para que el precio de las vacunas infantiles sea cada vez más bajo. También velamos por la transparencia en la información de precios y para asegurar un suministro de vacunas estable y previsible.
  5. Trabajamos desde un enfoque de equidad, para que cada niño y cada niña, y en especial aquellos con menos oportunidades, tengan acceso a la vacunación. Para conseguirlo, apoyamos a los Ministerios de Salud y organizamos campañas de vacunación específicas. También ayudamos a los países a identificar las barreras de género que limitan la vacunación.
  6. Aprovechamos las campañas de vacunación para analizar el estado nutricional de los más pequeños, distribuir suplementos, hacer seguimiento de embarazos, realizar registro de nacimientos o impartir sesiones sobre hábitos adecuados de higiene y alimentación.
  7. Dedicamos un especial esfuerzo y recursos a llegar a comunidades remotas o de difícil acceso, y a vacunar a niños y niñas en contextos de emergencia. Para ello, utilizamos todos los medios de transporte, desde animales de carga, motos o canoas, hasta drones.
  8. Mantenemos la cadena de frío: si no se mantiene la temperatura adecuada durante todo el trayecto, la vacuna pierde eficacia. Por eso, buscamos soluciones innovadoras para que no se rompa la cadena de frío usando la energía solar, la tecnología móvil y la telemetría.
  9. Innovamos: junto a nuestros aliados de los sectores públicos y privados, dirigimos la inversión hacia las tecnologías de salud, diagnóstico y desarrollo de nuevas vacunas, y a que estén disponibles de forma gratuita para los niños y niñas con menos recursos. Trabajamos para que las nuevas vacunas se incorporen a los calendarios de inmunización de los países y lleguen a todos los niños.
  10. Acompañamos a los padres, madres y cuidadores con información verídica y contrastada sobre la vacunación; y diseñamos acciones para reducir las barreras sociales a la aceptación y el acceso de la inmunización.
vacunacion ninos yemen 2020

#PequeñasSoluciones: qué resultados conseguimos

El principal logro que estamos alcanzando con la expansión de la vacunación es que el mundo se encuentre cada vez más cerca de erradicar enfermedades devastadoras como la polio, el sarampión, la rubeola y el tétanos. Cada año, la inmunización salva la vida de entre 2 y 3 millones de niños y niñas.

  1. En 2019 llegamos a casi la mitad de los niños y niñas menores de cinco años del mundo, el 45%, con 2.430 millones de dosis de vacunas que salvan vidas. 
  2. Hemos contribuido a vacunar contra la poliomielitis a unos 2.500 millones de niños desde el año 2000, reduciéndose el número de casos en más del 99%.  Solo dos países, Pakistán y Afganistán, registraron el virus en 2019 y, en agosto de 2020, la OMS declaró a África libre de polio, tras cuatro años sin ningún caso en Nigeria.
  3. En 2019 ayudamos a vacunar por completo contra la difteria, el tétanos y la tosferina (DTP3) a cerca del 85% de los bebés menores de un año.
  4. Se ha eliminado el tétanos materno y neonatal —que es extremadamente mortal en los recién nacidos— en todos los países, excepto en 12. Chad y República Democrática del Congo (RDC) fueron dos de los países declarados libres de tétanos neonatal en 2019.
  5. La vacunación contra el sarampión ha salvado de esta enfermedad altamente contagiosa a más de 23,2 millones de niños desde el año 2000. Solo en contextos de crisis humanitarias, inmunizamos contra el sarampión a 41,3 millones de niños y niñas en 2019. La mayoría (33 millones) se concentraban en ocho países, incluyendo 20 millones de niños afectados por los conflictos en Siria y Yemen.
  6. Hemos contribuido a que las muertes por neumonía, responsables de la muerte de un niño cada 39 segundos en el mundo, se hayan reducido en más de la mitad. En 2019, distribuimos 321 millones de dosis de vacunas contra la neumonía y logramos que se introdujese la vacuna antineumocócica conjugada (PCV) en las rutinas de inmunización de 19 países prioritarios.