Los niños y
el Día del Agua

El Día del Agua, que se celebra el 22 de marzo, nos recuerda que el agua es vida para todos los niños

Agua limpia, retretes básicos y buenas prácticas de higiene como el lavado de manos constituyen una combinación sencilla y poderosa para la supervivencia y el desarrollo de los niños. Esta es la principal razón por la que todos los años se conmemora el Día Mundial del Agua cada 22 de marzo, que en 2018 llega a su 25 edición.

Grifos, baños y jabón consiguen transformar sus vidas y ofrecerles oportunidades de futuro. Pocas imágenes son tan esperanzadoras como la de una niña que, por primera vez, ve brotar el agua de un grifo en su comunidad.

En todo el mundo, 2.100 millones de personas aún no tienen acceso a una fuente de agua potable situada en el propio hogar, o cerca de él, que funcione de forma continua y que esté libre de contaminación.

Los niños y el Día del Agua: una fuente puede cambiarles la vida

En muchos lugares del mundo, niñas y niños se hacen cargo de proporcionar el agua a toda la familia, y pasan varias horas caminando y acarreando pesados bidones que pueden llegar a pesar más de 20 kilos. Durante el camino corren el riesgo de ser atacados y muchos de ellos pierden la oportunidad de ir a la escuela o de jugar con sus amigos... de tener una infancia. Por eso es tan importante tener una fuente de agua potable en casa o lo más cerca posible.

En Guinea, casi la mitad de los niños y sus familias de las zonas rurales carecen de ella. En UNICEF lanzamos una iniciativa para que fueran las propias comunidades no solo las que cavasen sus propios pozos de forma manual, sino también las que construyesen los equipos de perforación. Así, desde 2013 hemos contribuido a crear 548 nuevos puntos de agua y a rehabilitar otros 499 en Guinea.

Madeleine, Día del Agua

“Siempre tenía dolor de estómago por beber agua del río. Desde que tenemos el pozo, disponemos de agua limpia y estamos menos enfermos de cólera o diarrea”,

nos cuenta Elisabeth Monèmou, de 11 años, beneficiaria de esta innovadora iniciativa en Guinea.

Dona agua, dona vida

Los niños y el Día del Agua: el impacto del agua en sus vidas

  • Salud y supervivencia infantil: Unos 700 niños mueren cada día por enfermedades relacionadas con la falta de agua potable y saneamiento adecuado.
  • Educación: Solo 1 de cada 3 escuelas en el mundo tienen instalaciones adecuadas de agua y saneamiento. Únicamente en 40 países al menos la mitad de las escuelas cuentan con instalaciones de saneamiento adecuadas para niñas. La falta de estas instalaciones reduce el rendimiento escolar y la asistencia a la escuela.
  • Género: Las mujeres y niñas de todo el mundo pasan 200 millones de horas cada día intentando encontrar agua, un tiempo que deberían pasar estudiando y jugando.
  • Cambio climático: Unos 600 millones de niños en todo el mundo, 1 de cada 4, vivirán en zonas con recursos de agua muy limitados en 2040. Los niños más pobres serán los más afectados, mientras el cambio climático empeora la ya existente crisis del agua.
  • Emergencias: Agua potable y una higiene adecuada son claves para prevenir brotes de enfermedades en contextos de emergencia. Los mensajes de promoción de hábitos saludables contribuyen a prevenirlas.

¿Qué hace UNICEF?

Ayúdanos a llevar agua a los niños

Dona agua, dona vida

Si prefieres, contacta con nosotros en el 900 907 500 de lunes a viernes de 9:00h a 21:00h y sábados de 11:00h a 17:00h | socios@unicef.es