Millones de
niños
viven
en emergencias

Ellos nos se rinden,
nosotros tampoco.

Ayuda para los niños en emergencias en 2019

El niño de la imagen se llama Yasin . Tiene 6 años y es de la comunidad rohingya. Llegó el año pasado al campamento de refugiados de Teknaf en Bangladesh, huyendo de la violencia. La herida que tiene en la cabeza se la hicieron los soldados en Myanmar. Proteger a los niños de los ataques es una de las más básicas reglas de la guerra, pero miles de niños como Yasin sufren diariamente las peores consecuencias de los conflictos.

Somos una organización de emergencias y también de derechos. Y en la actualidad, los derechos de los niños están siendo violados sistemáticamente en las guerras de todo el mundo. Desgraciadamente, hoy en día hay más países inmersos en conflictos armados (internos o internacionales) que en ningún otro momento en los últimos 30 años. Y los ataques contra los niños no cesan: son mutilados, asesinados, violados, reclutados...

En nuestro informe Acción Humanitaria para la Infancia 2019 lanzamos nuestro mayor llamamiento de fondos de la historia: 3.900 millones de dólares (unos 3.400 millones de euros) para poder brindarles la asistencia humanitaria que necesitan. Este año, nuestro objetivo es atender las necesidades más urgentes de 73 millones de personas, de las que 41 millones son niños, en casi 60 países en situación de emergencia.

Es nuestro deber, y el de toda la comunidad internacional, proteger a estos niños, porque cada uno de ellos, independientemente de donde se encuentre, tiene el derecho a la supervivencia y a crecer en un entorno seguro.

Trabajo de UNICEF con los niños en emergencias en 2018

Nos enfrentamos a 6 graves emergencias:

  • En Siria más de 13 millones de personas necesitan ayuda humanitaria casi 8 años después del inicio del conflicto. Y en los países vecinos, más de 2,5 millones de niños sirios viven como refugiados.
  • Yemen es probablemente la mayor emergencia del mundo en estos momentos: 12 millones de personas, de las que 2 millones son niños, necesitan ayuda alimentaria.
  • Bangladesh ya acoge a más de 730.000 personas de la comunidad rohingya, entre ellos 400.000 niños, que huyen de la violencia en Myanmar.
  • En Sudán del Sur, más de 4,5 millones de personas han abandonado sus hogares y 2,2 millones de niños no van al colegio.
  • República Democrática del Congo (RDC) vive el mayor brote de ébola de su historia, que está afectando especialmente a los niños.
  • En Nigeria y la cuenca del lago Chad, los conflictos en curso afectan a casi 21 millones de personas en total.

En 2019 necesitamos ayuda urgente para afrontar grandes retos