La Convención sobre los Derechos de la Infancia se adapta a un mundo tecnológico

Los derechos de la infancia también se aplican en el entorno digital pero, para que no exista ninguna duda, el Comité de Derechos del Niño acaba de publicar una observación al respecto 

Un ordenador portátil refleja el rostro de una niña mientras mira un video de Internet

 

La Convención sobre los Derechos del Niño es un documento vivo que se actualiza periódicamente mediante observaciones que acuerdan los estados parte y que tratan temas de actualidad que no fueron en su día recogidos en el texto de 1989. En esta ocasión, la recientemente publicada Observación General Nº 25 recoge los derechos de la infancia en el entorno digital y considera que la protección de niños, niñas y adolescentes en el entorno digital es fundamental.  

Esta Observación es fruto de un proceso de consultas de 3 años en el que han participado los Gobiernos de 40 países, cientos de organizaciones y empresas, 50 expertos de 28 países y, muy especialmente, ha contado con la participación de más de 700 niñas, niños y adolescentes de todo el mundo, que han podido expresar sus preocupaciones e ideas.

La Observación General es una herramienta para que niños y adolescentes exijan el cumplimiento de sus derechos en el ámbito digital. Les permite conocer, promover y exigir el cumplimiento de sus derechos en este ámbito.  

Imagen de una adolescente que mira la pantalla de su ordenador portátil en su casa.


“Pedimos a los Gobiernos, empresas tecnológicas y profesores que nos ayuden a  gestionar la información no fiable que circula por internet”   

 

 

Un mapa de ruta para continuar trabajando

La publicación de esta observación no es solo la culminación de un proceso de consultas, sino el punto de partida para que diferentes actores (incluidas las instituciones educativas) se impliquen en el desarrollo de:

  •  Medidas de prevención y educación dirigidas tanto a los propios niños y niñas como a sus familias y educadores, así como la sensibilización del conjunto de la sociedad.
  •  Mecanismos legislativos y políticas que promuevan la protección de la infancia en el entorno digital, teniendo en cuenta las oportunidades, riesgos y retos a los que nos enfrentamos como sociedad para garantizar el ejercicio de los derechos de niños y adolescentes en las redes.  

A través de este documento se promueve el desarrollo de políticas respetuosas y que garanticen los derechos de los niños por parte de todas las instituciones y personas implicadas: Gobiernos, entidades públicas y privadas, familias, educadores y las empresas del sector.  

Una adolescente mira la pantalla de su portátil en su casa.

 

“Quisiera tener mayor claridad sobre lo que realmente pasa con mis datos. ¿Cómo se usan?”


 

Algunos aspectos clave


 
Para garantizar el ejercicio de los derechos de niños, niñas y adolescentes en el entorno digital, esta observación contempla: 

  • Que se protejan los derechos de niños y niñas también en el entorno digital.  
  • Desarrollar normas y regulación que promuevan los derechos de niños y niñas en el entorno digital. 
  • Asegurarse que todos los actores implicados conocen estas normas y las aplican: incluyendo entidades del Gobierno, empresas del sector, familias, educadores y los propios niños y adolescentes.  
  • Escuchar a niños y niñas cuando se encuentran ante un problema en su navegación en internet o redes sociales.  
  • La garantía de los derechos de la infancia es prioritaria en el desarrollo de la actividad online.  
  • Asegurar que existan mecanismos de regulación y control frente a la vulneración de los derechos de niños y adolescentes en el ámbito online.  
  • Asegurarse de informar a los niños, niñas y adolescentes sobre las medidas que se han tomado por parte de las autoridades para garantizar sus derechos en el entorno digital y promover que niños, niñas y adolescentes se sientan seguros en su navegación en internet y en el uso de plataformas digitales.
     
Una niña mira la pantalla de un teléfono móvil mientras estudia.

 

“La tecnología es muy importante y seguirá siéndolo en el futuro...el mundo está evolucionando, y nosotros debemos hacerlo también”. 

Más sobre tecnología y derechos de la infancia

La tecnología y los derechos de la infancia