República Centroafricana: 2 años de conflicto, millones de niños en peligro

Redacción UNICEF

Redacción UNICEF


Se cumple un año del estallido de violencia extrema que sacudió la República Centroafricana y 2 de cada 5 niños que necesitan urgentemente el apoyo de UNICEF siguen sin recibir ayuda humanitaria vital.

Desde UNICEF denunciamos que la grave falta de financiación y la inseguridad –como por ejemplo las barricadas en las carreteras, los saqueos y los ataques contra trabajadores humanitarios– han dejado sin acceso a los servicios esenciales de salud, agua, educación y protección a los niños que esperaban ayudar este año.

República Centroaficana: los niños ya no están en los titulares

“Los niños en la República Centroafricana ya no están en los titulares, pero más de 2,5 millones siguen viviendo en un miedo constante”, explica Manuel Fontaine, Director Regional de UNICEF para África Occidental y Central. “Tienen muy poco acceso a los servicios esenciales y dependen totalmente de la ayuda humanitaria. Mientras nos preparamos para celebrar el Año Nuevo, debemos aprovechar la oportunidad para dar un futuro mejor a los niños de República Centroafricana”.

Debido a que este año se ha recibido menos de la mitad de los fondos de emergencia necesarios, y a que el acceso humanitario ha estado limitado debido a la violencia, desde UNICEF hemos tenido que realizar grandes esfuerzos para ofrecer la asistencia vital que las comunidades necesitan.

  • 620.000 personas no pudieron recibir atención médica ni medicamentos básicos
  • 250.000 personas no tuvieron acceso a fuentes mejoradas de agua
  • 33.000 niños no fueron vacunados contra el sarampión
  • 5.000 niños menores de cinco años gravemente desnutridos no recibieron tratamiento.

República Centroafricana: un niño fue asesinado o mutilado todos los días de 2014

En el momento más álgido de la crisis, la lucha y los enfrentamientos generalizados obligaron a cerca de medio millón de niños a abandonar sus hogares. El conflicto ha destrozado las comunidades de todo el país, dejando una estela de destrucción y el colapso de los servicios básicos. Un promedio de por lo menos un niño fue asesinado o mutilado todos los días de este año en la República Centroafricana. Los grupos armados reclutaron una cifra cercana a los 10.000 niños

“Detrás del horror de la violación y el asesinato hay muchos maestros, vacunadores, trabajadores sociales y médicos en la primera línea de batalla que se arriesgan todos los días en pro de los niños”, explica Manuel Fontaine. “Sin apoyo, su trabajo para salvar vidas está amenazado, y es muy posible se echen a perder la mayor parte de los progresos alcanzados este año."

Junto con las autoridades y los aliados locales, desde UNICEF hemos podido prestar servicios esenciales a miles de familias necesitadas. Cerca de 1,4 millones de personas recibieron medicamentos; más de 1 millón de niños fueron vacunados contra la poliomielitis; aproximadamente 550.000 mosquiteras fueron distribuidas para proteger a las familias contra el paludismo; y más de 22.300 niños con desnutrición grave recibieron tratamiento terapéutico.

República Centroafricana: la crisis se amplía a los países vecinos

Al mismo tiempo, la crisis se está ampliando a lo largo de las fronteras. En los últimos 12 meses, la violencia ha generado 188.000 nuevos refugiados que han huido a los países vecinos, como el Camerún, el Chad, el Congo y la República Democrática del Congo. Más del 80% de las personas que huyen de la violencia a través de las fronteras son niños y mujeres. Además, cerca de 430.000 personas que han huido de sus hogares siguen desplazadas dentro de la propia República Centroafricana. Más de 16.000 personas de las poblaciones minoritarias se mantienen sitiados en enclaves rodeados por grupos armados.

Desde UNICEF hacemos un llamamiento por 58 millones de euros para llevar a cabo en 2015 sus programas de emergencia en la República Centroafricana; el objetivo es reconstruir los servicios sociales, proteger a los civiles, involucrar a las comunidades para fomentar la reconciliación y promover la paz

Ayuda a los niños de República Centroafricana