Los nuevos riesgos a los que se enfrenta la infancia en el siglo XXI

Los nuevos riesgos a los que se enfrenta la infancia en el siglo XXI

Después de tres días de formación junto a 35 jueces y fiscales de toda España, la conclusión que uno saca es que es necesaria la acción coordinada de todos y cada uno de nosotros para que los derechos de los niños sean una realidad.

El objetivo del curso de este año –el noveno que organizamos UNICEF, el IUNDIA y el Consejo General del Poder Judicial- era reflexionar sobre los nuevos riesgos que enfrentan los niños en la sociedad del siglo XXI.

Logros y retos para la infancia del siglo XXI

Es verdad que allí se habló sobre todo de los  riesgos y problemas que impiden a muchos niños acceder a sus derechos, pero también repasamos algunos logros a nivel mundial, como el descenso de la mortalidad infantil de los casi 12 millones de muertes en 1990 a un estimado de 6,9 millones en 2011, o que ya está escolarizada el 84% de la población mundial en edad de acudir a la escuela primaria.

Sin embargo, cuando hablamos de nuestro país, el último informe de UNICEF sobre la infancia en España muestra que el 26,2% de los niños están en riesgo de pobreza, y por primera vez son el grupo de población más pobre.

Como recordaba Marta Arias, Directora de Sensibilización y Políticas de Infancia de UNICEF España, “ser un niño pobre en España no significa necesariamente pasar hambre, pero sí tener muchas más posibilidades de estar malnutrido; no significa no acceder a la educación pero sí tener dificultades para afrontar los gastos derivados de ella. No significa no poder ir al médico pero sí pagar algunos tratamientos…”.

La violencia contra los niños

También se habló de violencia. Frente a la imagen que se proyecta en los medios de que los menores son un colectivo violento, la representante de UNICEF República Dominicana, Mª Jesús Conde, recordó que son ellos sus principales víctimas, y en todos los ámbitos de su vida: hogar, escuela, instituciones y calles.

Por su parte, los jueces y fiscales manifestaron su preocupación por las medidas que la ley les obliga a tomar frente a un comportamiento violento de los progenitores. Las medidas de alejamiento e internar al niño en un centro no parecen ser las mejores soluciones para resolver ese tipo de conflictos ni tampoco para la vida de este niño a largo plazo.

Contenidos peligrosos en la red

El silencio en la sala fue completo el último día del curso cuando Guillermo Cánovas,  Presidente de la ONG Protégeles, analizó los contenidos nocivos y peligrosos que circulan por la red: páginas pro-anorexia y bulimia, pornografía infantil, violencia extrema, etc.

Mientras nuestros hijos están en casa, un lugar que todos consideramos seguro, también pueden estar expuestos a acoso sexual, a intimidaciones, o incluso ser ellos mismos autores de ciertos delitos, “con el pijama puesto”; todo ello a través de un simple acceso a Internet.

Escuchar a los jóvenes y hablar de sus preocupaciones

El consejo final nos lo dio Mila Rueda, psicóloga especializada en menores: debemos permitir a los adolescentes ser ellos mismos, escucharles; y, sobre todo, hablar en casa con franqueza de temas como la salud, las drogas, y de las preocupaciones y frustraciones propias de esa edad.

La adolescencia no es una epidemia; es una etapa muy importante a tener en cuenta. De grandes riesgos, es verdad, pero también de grandes oportunidades.

Post de Almudena Olaguibel, Área de Sensiblización de UNICEF España