Infancia con discapacidad: iniciativas para la inclusión

UNICEF Comité Canarias presentó en junio el Estado Mundial de la Infancia (EMI) 2013: niñas y niños con discapacidad. En el transcurso de la presentación se dio a conocer un vídeo realizado por Azzuahjunto con la musicoterapeuta Guacimara Molina, en el que participaron los niños, padres y profesores de la Escuela de Música de Santa Lucía de Tirajana.

Las sesiones de musicoterapia son  un ejemplo de trabajo de inclusión en Canarias, centradas en el desarrollo de las habilidades de los niños.

El vídeo pone de manifiesto lo interesante y necesario que resulta poner en marcha iniciativas que traten de ofrecer oportunidades para que los niños con discapacidad prosperen en igualdad de condiciones.

El 3 de noviembre, Día Internacional de las Personas con Discapacidad, UNICEF Comité Español ha publicado un Estudio sobre la situación de los niños y las niñas con discapacidad en España en el que se pone de manifiesto cómo, a pesar de los importantes avances en el cumplimiento de los derechos de las personas con discapacidad y en la construcción de una sociedad inclusiva, todavía queda camino por recorrer en este sentido.

93 MILLONES DE NIÑOS CON ALGUNA DISCAPACIDAD

Según las estimaciones más recientes, en el mundo viven alrededor de 93 millones de niños y niñas con algún tipo de discapacidad. Ellos son, ante todo, niños y tienen los mismos derechos, sueños y necesidades que el resto de niños.
 
Además, si se les brinda la oportunidad, los niños con discapacidad son perfectamente capaces de superar los obstáculos y llevar vidas plenas, contribuir a la vitalidad social, cultural y económica de sus comunidades y convertirse en agentes de cambio. Cuando esto ocurre, no solo estamos garantizando derechos, sino que además la sociedad entera se beneficia y se enriquece.
 
Sin embargo, cómo nos recordaba hace pocos meses el Estado Mundial de la Infancia 2013 (EMI): niñas y niños con discapacidad, en todo el mundo los niños con discapacidad y sus familias tienen que seguir haciendo frente a obstáculos y barreras de distinta naturaleza que impiden su participación en los asuntos cívicos, sociales y culturales de sus comunidades.
 
A menudo los niños con discpacidad son invisibles en las políticas, en las estadísticas, y en la vida social. Con frecuencia tienen menor acceso a servicios como la salud y la educación, y tienen más probabilidades de sufrir la pobreza, de ser víctimas de abandono y abuso, o de ser alejados de sus familias.