UNICEF y la OMS vacunan a 1,7 millones de niños en medio de la crisis en Costa de Marfil

UNICEF y la Organización Mundial de la Salud (OMS) han puesto en marcha esta semana una campaña para vacunar contra el sarampión y otras enfermedades a más de 1,7 millones de niños en Abiyán, la ciudad más grande de Costa de Marfil, que sufre una ola de violencia desde las elecciones presidenciales del pasado noviembre.

Todos los niños de entre seis meses y cinco años de edad serán vacunados contra el sarampión, y recibirán una dosis de vitamina A y tabletas antiparasitarias, entre el 7 y el 11 de marzo. Para los menores que viven en distritos amenazados por el cólera, también se distribuirá en las casas una pastilla de jabón y tres sobres de sales de rehidratación oral. Además, los bebés menores de un año recibirán todas las vacunas rutinarias.

"En una crisis hay que actuar con rapidez para vacunar a todos los niños. Si no, se corre el riesgo de que estalle una epidemia generalizada, especialmente en las zonas urbanas", ha señalado Agostino Paganini, Representante interino de UNICEF en Costa de Marfil.

Las polémicas elecciones presidenciales celebradas a finales de 2010 en Costa de Marfil condujeron a una ola de violencia generalizada, con terribles consecuencias humanitarias en este país del oeste de África, sobre todo en la población más vulnerable. Tan solo en Abiyán, más de 200.000 personas han abandonado hasta el momento sus casas.

Epidemias como el sarampión, la fiebre amarilla, el cólera y la meningitis han estallado en numerosas partes del país. Además, desde finales de febrero, los cortes de luz están interrumpiendo el suministro de agua potable en las ciudades, sobre todo en el norte. El riesgo de epidemias que alcancen a toda la población es muy alto si no se adoptan rápidamente medidas para restablecer el acceso al agua potable y una higiene adecuada.

Acción de UNICEF

UNICEF y sus aliados están trabajando para garantizar el acceso a los servicios esenciales a la población afectada.

  • En nutrición. UNICEF ha distribuido galletas con alto contenido en proteínas entre miles de refugiados internos. Asimismo, unos 400 niños han recibido suplementos de vitamina A y tabletas antiparasitarias.
  • En agua, saneamiento e higiene. UNICEF ha suministrado 7.600 tabletas con las que se han potabilizado 38.000 litros de agua para los desplazados del campamento de Man (oeste), donde se han instalado además cuatro fuentes.
  • En educación. Cerca de un millar de niños desplazados han vuelto a la escuela. También se han entregado 11 escuelas en una maleta y 11 kits de juegos para 880 alumnos de campamentos del oeste del país, así como 11 kits de desarrollo de la primera infancia para 550 niños de entre 3 y 5 años.
  • En protección infantil. UNICEF ha creado un centro de apoyo psicosocial y trabaja con otros organizaciones para proteger a los niños separados de sus familias, entre otras acciones.