UNICEF trabaja con las familias para mejorar la salud infantil en Níger

La tasa de mortalidad infantil en Níger es una de las más altas del mundo. Uno de cada cinco niños muere antes de cumplir 5 años debido a enfermedades prevenibles. Para evitar esta situación, UNICEF ha implementado el programa Buenas prácticas para las familias, a través del cual se informan a las familias sobre las medidas adecuadas para mejorar la salud de sus hijos.

La protagonista de esta historia de vida, Zuliah Baba, y sus hijos están beneficiándose de este programa, que tal y como cuenta Baba, ha cambiado sus hábitos diarios y sus labores cotidianas.

Antes de servir la cena, Baba verifica que todos los miembros de su familia se han lavado cuidadosamente las manos. Mientras tanto, ella amamanta a Haruna, su bebé de 11 meses. Cuando terminan de cenar, acuesta a sus hijos, que duermen bajo la protección de mosquiteras.

Baba cuenta que ha adoptado estas prácticas gracias a la información que recibe en reuniones semanales, donde se les instruye sobre cómo protegerse de las enfermedades.

"En esas reuniones he aprendido mucho sobre la salud de mis hijos". "Gracias a la información que he recibido les he podido cuidar mejor, y tengo que acudir menos al centro de salud".

Su marido, Isaaka, se muestra satisfecho con los cambios que se han producido en su hogar: "Cuando mi esposa comenzó a amamantar a nuestro hijo menor, comprendí de inmediato las ventajas de esa práctica y noté las diferencias con nuestros otros hijos. Antes, teníamos que llevarles a la clínica casi todas las semanas. Pero este niño no se ha enfermado y goza de muy buena salud".

Prácticas claves para la salud familiar

Los siete puntos fundamentales de la iniciativa son:

- Fomentar la lactancia materna exclusiva durante los seis primeros meses de vida de los niños. - Dormir bajo la protección de las mosquiteras. - Tratar con soluciones de rehidratación oral a los niños con diarrea. - Lavarse las manos con jabón. - Complementar a partir de los 6 meses la alimentación de los lactantes con otras comidas nutritivas. - Brindar a los niños atención preventiva de la salud. - Llevar a los niños a loscentros de salud ante el primer síntoma de enfermedad.

Las modificaciones en estos comportamientos son básicas para reducir la mortalidad infantil por causas que se pueden evitar.

Implicación de las comunidades

"Es muy importante que la población cuente con servicios de atención de la salud adecuados, y que podamos ampliarlos", afirma Guido Cornale, Representante de UNICEF en Níger. "Pero hay muchos aspectos de la salud que se pueden tratar en el propio hogar.Mediante estas prácticas, se puede mejorar en gran medida el desarrollo saludable de los niños y aumentar sus posibilidades de supervivencia", añade.

Un componente fundamental de este programa, que han puesto en marcha de manera conjunta UNICEF y el Gobierno de Níger, es quelo impulsan las propias comunidades.

Programa de gran recorrido

UNICEF tiene como objetivo ampliar el programa a centenares de aldeas en todo el país en los próximos tres años. De esta manera, se ayudará a los sectores más vulnerables de la población de Níger y se potenciará a las comunidades con el fin de que adopten nuevas prácticas para mejorar y salvar las vidas de muchos niños.