Niños rohingya en Bangladesh: ¿por qué necesitan ayuda?

Miles de niños rohingya están llegando a Bangladesh huyendo de la violencia. Están cansados, hambrientos y traumatizados.

Niños Rohingya: ¿por qué necesitan ayuda?

Más de 330.000 niños rohingya han cruzado la frontera hacia a Bangladesh desde finales del mes de agosto. Huyen de la violencia contra ellos y sus familias en Myanmar, que el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos ya ha definido como "un ejemplo de libro de limpieza étnica".

Estos ataques contra la población roghingya llegan después de que grupos insurgentes de esta minoría étnica atacaran más de 30 puestos de policías en la región de Rakhine. Sin embargo, para el Alto Comisionado, la respuesta de las fuerzas de seguridad ha sido "claramente desproporcionada" y no han tenido en cuenta "los principios básicos del derecho internacional".

Los testimonios de los refugiados rohingya que están llegando a Bangladesh son desgarradores. "He hablado con niños que están muy traumatizados. Hoy he conocido a 3 hermanos de entre 10 y 15 años cuyos padres habían sido asesinados y han llegado completamente solos", contaba en una entrevista nuestra compañera, Sara Bordas, jefa de operaciones de UNICEF en Bangladesh.

Niños rohingya: trabajamos para protegerlos

No son los únicos niños que han llegado solos. Muchas familias han enviado a sus hijos a Bangladesh con la intención de unirse a ellos después. En otras ocasiones, los niños están con familiares porque los padres están en paradero desconocido. 

Ante esta situación, en UNICEF hemos establecido espacios amigos de la infancia donde 27.000 niños están recibiendo apoyo psicosocial mientras juegan con otros niños y estamos trabajando para que un total de 320.000 niños puedan recibir este servicio. También estamos coordinándonos con otras organizaciones para tratar de localizar a padres y familiares.

El flujo de refugiados rohingya se ha incrementado tanto en los últimos días que la gestión de la crisis está siendo compleja. Los niños y sus familias se encuentran dispersados por distintos campamentos. Algunos están muy alejados y es difícil llegar hasta ellos.

Niños rohingya: ayúdanos a hacer frente a esta crisis

Sin embargo, en UNICEF tenemos un equipo de 40 personas en la zona que están constantemente buscando nuevas formas de hacer llegar la ayuda a los rohingya a todas horas. 

Una de las principales preocupaciones en estos momentos son las enfermedades que se transmiten por el agua, debido a las condiciones del terreno. Para luchar contra ellas hemos dado acceso a agua potable a más de 100.000 niños y sus familias y queremos llegar a un total de 450.000. 

Además, hemos apoyado la vacunación de más de 135.000 niños rohingya contra enfermedades peligrosas como el sarampión y la rubeola en los campamentos de refugiados cercanos a la frontera de Bangladesh con Myanmar. 

Queda mucho trabajo por delante. Con tu ayuda podemos estar preparados para hacer frente a emergencias como la que viven los niños rohingya estos días. ¡Gracias!

Ayúdanos a salvar la vida de miles de niños en emergencias

Dona ahora

Con 50€ podemos tratar a 41 niños con desnutrición aguda grave durante un día.

Con 80€ podemos suministrar agua potable a 611 niños durante 1 semana, evitando enfermedades contagiosas.

Con 100€ podemos proveer de 3 kits de primeros auxilios con medicamentos esenciales y equipo de primeros auxilios para el tratamiento de lesiones menores.

El importe mínimo para donar es de 1€, por favor introduzca otra cantidad

Si prefieres donar por teléfono contacta con nosotros en el 900 907 500 de lunes a viernes de 9:00h a 21:00h y sábados de 11:00h a 17:00h | socios@unicef.es

Donar por transferencia bancaria:

BBVA ES14 0182 2370 40 0208517159
ING Direct ES98 1465 0100 95 6000000000