“La pobreza infantil es uno de los temas más preocupantes en los países desarrollados”

Redacción UNICEF

Redacción UNICEF


“Para UNICEF, la pobreza infantil es uno de los temas (si no el tema) más preocupantes en la actualidad en los países desarrollados”.

Con estas palabras, la Presidenta de UNICEF España, Consuelo Crespo, ha presentado en el Senado el informe La Infancia en España. El impacto de la crisis en los niños.

En una comparecencia en el Senado ante la Comisión Especial de estudio sobre las nuevas formas de exclusión social como consecuencia del fuerte incremento del desempleo, Consuelo Crespo hizo un repaso de los principales datos y recomendaciones del informe que UNICEF España presentó en mayo. Los miembros de esta Comisión Especial han señalado que incorporarán el documento a sus Conclusiones Finales en enero.

“Ahora, en España  la pobreza infantil tiene rostro de niño”, recordó. La pobreza infantil en nuestro país afecta a casi 2,3 millones de menores de edad, con un porcentaje en 2011 del 27,2% (frente al 21,8% de la población general). Ha crecido en casi 300.000 niños desde 2008, año de comienzo de la crisis, y desde 2010 los niñosson el grupo de edad más pobre, superando con mucho a los mayores de 65 años.
 
“Algunas de las consecuencias [de la pobreza infantil] las estamos viendo ya a corto plazo: el crecimiento de la pobreza en las estadísticas, losdesahucios que implican a familias con niños, la creciente presencia de niños en los comedores sociales, las dificultades con el material escolar en centros educativos…”, subrayó Consuelo Crespo.
 
“Una educación deficiente, una mala nutrición o vigilancia de la salud en la infanciapueden condicionar el bienestar presente y futurode la persona, pero también el bienestar social y material de todos nosotros, como región y como país”, agregó.
 

LA LUCHA CONTRA LA POBREZA INFANTIL NECESITA VOLUNTAD POLITICA

Para UNICEF España, la lucha contra la pobreza infantil “se puede abordar, con voluntad política, con información, con coordinación y con la participación de las familias y de los propios niños”.
 
En este sentido, enumeró las propuestas del informe, entre las que destacan: proteger las inversiones destinadas a la infancia, poner a los niños y sus familias en el núcleo de las decisiones políticas; mejorar la coordinación, la eficacia y la coherencia en la gestión de la  salud, la educación, la protección de la infanciay la lucha contra la pobreza; y elaborar un Plan Nacional contra la Pobreza Infantil.