UNICEF: las inundaciones de Pakistán han destapado una grave crisis nutricional

Seis meses después de las inundaciones monzónicas que sacudieron Pakistán en 2010, UNICEF y sus aliados están haciendo frente a un enorme reto tras los nuevos resultados que se han obtenido de un análisis y que muestran que en la provincia de Sindh hay niveles críticos de malnutrición entre los niños afectados por las inundaciones.

Seis meses después de las inundaciones monzónicas que sacudieron Pakistán en 2010, UNICEF y sus aliados están haciendo frente a un enorme reto tras los nuevos resultados que se han obtenido de un análisis y que muestran que en la provincia de Sindh hay niveles críticos de malnutrición entre los niños afectados por las inundaciones.

Los datos dados a conocer hoy por el Departamento de Salud de Sindh ponen de manifiesto una crisis nutricional, ya que se ha detectado una tasa de Malnutrición Global Aguda (GAM en sus siglas en inglés) del 23,1% en niños de entre 6 y 59 meses de las zonas afectadas por las inundaciones en el norte de Sindh, y un 21,2% en el sur. Esta tasa está muy por encima del 15% establecido por la Organización Mundial de la Salud para poner en marcha una respuesta humanitaria. Además, los datos del Norte de Sindh indican que la tasa de malnutrición aguda es del 6,1%. El gobierno de dicha provincia estima que cerca de 90.000 niños de entre 6 y 59 meses están desnutridos.

La Malnutrición Global Aguda (GAM) indica cuántos niños están moderada o severamente malnutridos en una determinada población, y que no han conseguido los kilos necesarios para su estatura. La Malnutrición Severa Grave (SAM por sus siglas en inglés) representa un avanzado estado de malnutrición aguda. Los niños que padecen SAM necesitan ser tratados inmediatamente y tienen diez veces más probabilidades de morir antes de cumplir los cinco años, que un niño saludable. Si sobreviven, su desarrollo y capacidad de aprendizaje serán bajos, al igual que sus ingresos cuando sean adultos.

“UNICEF ha mostrado su preocupación por estos resultados y está trabajando en colaboración con las autoridades provinciales para atender a esos niños. Las inundaciones han destapado la cara oculta de la malnutrición infantil en Pakistán, aunque lo vemos como una oportunidad para poder responder de manera sostenida beneficiando a los niños a corto y largo plazo. UNICEF se ha comprometido a trabajar con sus aliados para asegurar que sus necesidades sean cubiertas” asegura Pascal Villeneuve, Representante de UNICEF en Pakistán.

La Encuesta sobre Nutrición de las Zonas Inundadas (FANS por sus siglas en inglés) se llevó a cabo en las cuatro provincias afectadas por las inundaciones: Sindh, Punjab, Khyber Pakhtunkhwa y Baluchistan. Tiene como objetivo suministrar información actualizada sobre la situación nutricional de los niños de entre 6 y 59 meses que viven en las comunidades afectadas por las inundaciones. Los resultados los dará a conocer próximamente el gobierno de Punjab.

Para responder a estos resultados, UNICEF y otros aliados en nutrición están trabajando con el gobierno de Sindh para llevar a cabo un importante plan de respuesta. Se centrará en la gestión de la malnutrición aguda y en la prevención durante un periodo de 18 meses. UNICEF lidera el grupo sectorial sobre nutrición y suministra materiales, ayuda técnica y formación. También apoya programas sobre nutrición para que las mujeres y los niños desnutridos se recuperen. Seis meses después de que las inundaciones monzónicas de 2010 azotaran al país, UNICEF continúa atendiendo las necesidades urgentes de las personas afectadas, la mayoría de las cuales han regresado para buscar sus casas y comunidades, que fueron destruidas. El descenso de las temperaturas durante el invierno complica la situación de las familias en los campamentos y casas dañadas, y obstaculiza el retorno a las regiones del norte. La respuesta de UNICEF continúa adaptándose a las necesidades cambiantes de los afectados por las inundaciones.

En los seis últimos meses, desde el inicio de las inundaciones, UNICEF ha estado suministrando agua potable a 3,5 millones de personas al día, una cifra sin precendentes, y también instalaciones sanitarias para más de 1,9 millones de personas. UNICEF ha trabajado con sus aliados para vacunar a más de 9 millones de niños contra el sarampión y la polio, y suministrar cerca de 8,5 millones de suplementos de vitamina A. Alrededor de 120.000 mujeres y niños malnutridos han participado en los programas de alimentación. Los Centros Temporales de Aprendizaje benefician a cerca de 180.000 niños. UNICEF ha establecido 700 Espacios Amigos de la Infancia para 200.000 niños, protegiéndoles de abusos, abandono y explotación. UNICEF también lidera los grupos sectoriales de nutrición, agua, educación y protección infantil, para asegurar una buena coordinación de todas las acciones que resulten vitales para la supervivencia, hacer frente a los problemas, maximizar los recursos y compartir información estratégica.

“Como continúa la crisis por las inundaciones en Pakistán y se desvanece la atención por la emergencia, existe el peligro de que la población mundial se olvide de los niños pakistaníes que siguen necesitando mucha ayuda. Los niños ahora se están enfrentando al reto de rehacer sus vidas y casas con sus familias, lo que significa que muchos tendrán que trabajar en vez de ir a la escuela. Estos largos meses con poca comida, hacen casi imposible que estén saludables y sin enfermedades”, afirma Villeneuve.

Hasta el momento, UNICEF ha recibido 198 millones de dólares en donaciones y ayuda, de los 251 millones que solicitó. Mientras el trabajo de UNICEF en atención, retorno y recuperación temprana continúa, aún faltan por cubrir el 21% de los fondos solicitados, es decir, 52 millones de dólares, para asegurar que la organización pueda seguir respondiendo a las necesidades presentes y futuras.

Acerca de UNICEF
UNICEF trabaja en el terreno en más de 150 países y territorios para tratar de garantizar a los niños y las niñas el derecho a sobrevivir y a desarrollarse desde la primera infancia hasta la adolescencia. UNICEF, que es el mayor proveedor de vacunas para los países en desarrollo, trabaja para mejorar la salud y la nutrición de la infancia; el abastecimiento de agua y saneamiento de calidad; la educación básica de calidad para todos los niños y niñas y la protección de los niños y las niñas contra la violencia, la explotación y el VIH/SIDA. UNICEF está financiado en su totalidad por las contribuciones voluntarias de individuos, empresas, fundaciones y gobiernos.

Más información:

Dailo Allí 
Jefe de Prensa de UNICEF España, 
Tel: 609 160 051 / 91 378 95 55 
E‐mail: dailo.alli@unicef.es
www.unicef.es