UNICEF advierte de que las vidas de muchos niños están en riesgo si continúa la sequía en la República Democrática Popular de Corea

Los niños están sufriendo como resultado de la sequía en algunas partes de la República Democrática Popular de Corea, y muchos más podrían estar en serio riesgo de desnutrición y enfermedad si la situación continúa, advirtió hoy UNICEF.

El personal de UNICEF se ha reunido recientemente en las provincias afectadas con oficiales locales de salud, quienes confirman informes de aumentos significativos de diarrea entre los niños, ya que la falta de lluvia amenaza el acceso a agua potable y saneamiento.

Los datos sobre las precipitaciones y la información de las agencias humanitarias y del gobierno indican que algunas zonas de la RDP de Corea ya se están enfrentando a una seria sequía.

“La falta de lluvia restringe el acceso a agua limpia y socava una higiene eficaz, lo cual pone las vidas de los niños en riesgo”, dijo el director regional de UNICEF, Daniel Toole. “UNICEF ya ha recibido informes de que la incidencia de la diarrea, la causa principal de  mortalidad entre niños pequeños a nivel mundial, ha aumentado seriamente en los primeros meses de 2015 en las provincias afectadas por la sequía”. 

Los datos que ha recibido UNICEF muestran que tres provincias (Hwanghae del Norte, Hamgyong del Sur y Hwanghae del Sur) son las más afectadas por la disminución de las lluvias.

La información actual sobre la incidencia de la diarrea infantil en estas provincias durante los seis primeros meses de 2015 muestra:

·         Un aumento del 71% en la provincia de Hwanghae del Norte

·         Un aumento del 34% en la provincia de Hamgyong del Sur

·         Un aumento del 140% en la provincia de Hwanghae del Sur

La preocupación de UNICEF por el impacto de la sequía se agrava por el ya pobre estado nutricional de muchos niños en la RPD de Corea. Según un estudio de 2012, la cuarta parte de los niños en RPD Corea tenían síntomas de desnutrición crónica, una condición causada habitualmente por una combinación de agua contaminada y saneamiento deficiente, una ingesta de alimentos insuficiente y un acceso inadecuado a los servicios de salud. Estos niños son especialmente vulnerables, porque los niños con desnutrición tienen menos resistencia a las enfermedades transmitidas por el agua.

UNICEF ha entregado suministros de emergencias que ya estaban preparados para ayudar a quienes están en las provincias más afectadas, como pastillas potabilizadoras de agua, depósitos para almacenar agua y suministros médicos para niños con desnutrición aguda grave. Además se ha intensificado la formación sobre cómo tratar a los niños con desnutrición aguda grave.

Llevará tiempo garantizar que el agua, higiene, suministros médicos, y la experiencia y conocimientos necesarios para utilizarlos, estén disponibles en los niveles necesarios si continúa la sequía. El aislamiento del país y la falta de financiación de programas para la infancia en la RDP de Corea se unen a la necesidad de una acción rápida.

Varias de las provincias afectadas por la sequía son una fuente clave de cultivos de alimentos básicos en la RDP de Corea. Si la cosecha principal falla en estas provincias, los alimentos podrían escasear en el país. Esto podría aumentar de manera dramática el número de niños en riesgo.

“La situación es urgente. Pero si actuamos ahora, almacenando suministros y proporcionando la experiencia y conocimientos que se necesitan, podemos salvar vidas”, explicó Toole. “Si nos retrasamos hasta tener la certeza de las malas cosechas, podría ser demasiado tarde para salvar las vidas de los niños más vulnerables”.

Más información:

Christopher de Bono, UNICEF Asia Oriental y el Pacífico, Bangkok, cdebono@unicef.org   

Andrew Brown, UNICEF Asia Oriental y el Pacífico, Bangkok, ambrown@unicef.org

Belén de Vicente, UNICEF Comité Español, 609 160 051 / 91 378 95 55, bvicente@unicef.es