Tifón Melor: la preparación ante desastres ha sido fundamental para minimizar su impacto en los niños

UNICEF elogia las acciones que el gobierno de Filipinas ha puesto en marcha para minimizar los daños humanos y materiales causados por el tofón Melor. Una mejor coordinación del gobierno, las evacuaciones preventivas y la planificación de la respuesta, han demostrado que un país propenso a sufrir desastres puede unirse para proteger la vida de sus ciudadanos, especialmente los niños.

El pasado domingo 13 de diciembre Melor/Nona pasó de tormenta tropical a tifón, y el gobierno comenzó a preparar la respuesta a todos los niveles, desde el presidente Benigno Aquino III, a los trabajadores de emergencias locales. Filipinas ha mostrado que la inversión en recuperación a largo plazo puede salvar vidas y disminuir el impacto de los desastres.

“Estamos impresionados porque el gobierno se ha tomado las medidas de preparación muy en serio. Las evacuaciones preventivas y el gran compromiso que han mostrado para salvar vidas han beneficiado a cada persona que vive en las zonas por las que pasó el tifón Melor, especialmente a los niños, que necesitan atención y cuidado especial en las emergencias”, dijo la representante de UNICEF en Filipinas, Lotta Sylwander.

Desde el comienzo de la respuesta al tifón Haiyan, el trabajo de UNICEF en Filipinas en preparación ante desastres y emergencias complementa los esfuerzos del gobierno para que comunidades y servicios sociales básicos sean más resistentes y estén orientados a los niños. La inversión de los dos últimos años en reducción de riesgo de desastres, salud y nutrición, agua, saneamiento e higiene, educación, protección infantil y política ha traído grandes beneficios y ha promovido una cultura de preparación ante desastres entre los trabajadores sanitarios, profesores y trabajadores de emergencias, entre otros. Esto se ha demostrado en los tifones posteriores y, más recientemente, en el tifón Melor.

UNICEF ha trabajado estrechamente con el gobierno, la sociedad civil, el mundo académico y los niños mediante diversas acciones para aumentar la capacidad de recuperación y proteger y promover los derechos de los niños a largo plazo. Algunos ejemplos de UNICEF en esta área son:

  • Restablecimiento del sistema de almacenamiento, transporte, distribución y administración de vacunas.
  • Inversión en energía solar para afrontar los cortes de electricidad.
  • Promover la colaboración entre los gobiernos locales, el mundo académico y la sociedad civil para hacer planes de respuesta de salud en emergencias para los trabajadores sanitarios locales de las Oficinas de creación de capacidades en Reducción de Riesgo de Desastres y Gestión.
  • Ofrecer oportunidades a los niños y jóvenes para que se involucren en las actividades comunitarias de preparación ante desastres.
  • Trabajar con oficiales de educación para adoptar Planes de Mejora de las Escuelas que incorporen elementos de promoción de la educación, salud y seguridad de los niños.

Mientras el tifón abandona el país, UNICEF y el resto de organizaciones de Naciones Unidas continúan preparados para actuar. UNICEF cuenta con suministros para 12.000 familias y está listo para ayudar a las agencias del gobierno responsables de garantizar los derechos de la infancia. 

Más información:

Zafrin Chowdhury, jefe de comunicación, UNICEF Filipinas, Tel: +632 901 01 77, móvil: +63 917 867 8366, zchowdhury@unicef.org

Marge Francia, oficial de comunicación, UNICEF Filipinas, Tel: +632 901 01 73, móvil: +63 917 858 9447, mfrancia@unicef.org

Belén de Vicente, UNICEF Comité Español, 609 160 051 / 91 378 95 55, bvicente@unicef.es