Siria: miles de niños son vacunados en Rukban, donde hay una grave falta de acceso a atención médica

UNICEF, Naciones Unidas y la Media Luna Roja Árabe Siria han llevado suministros vitales a más de 40.000 personas en el mayor convoy humanitario desde que empezó la crisis siria

Siria: miles de niños son vacunados en Rukban, donde hay una grave falta de acceso a atención médica

Material audiovisual disponible AQUÍ.

NUEVA YORK /DAMASCO, 15 de febrero 2019- Vacunadores apoyados por UNICEF han podido vacunar a miles de niños durante una misión de nueve días en el remoto asentamiento temporal de Rukban, en la frontera de Jordania; allí viven más de 40.000 personas, la mayoría mujeres y niños.

La misión conjunta en Rukban de UNICEF, Naciones Unidas y la Media Luna Roja Árabe Siria supone el mayor reparto de ayuda humanitaria desde que empezó la crisis en Siria hace casi ocho años. El convoy contaba con 118 camiones, de los cuales 30 llevaban artículos vitales de UNICEF para los niños: suministros sanitarios y nutricionales para unos 20.000 niños y madres, kits de higiene para más de 40.000 personas, kits recreativos, y suministros educativos como libros de texto, papelería y mochilas para más de 8.000 niños.

“Los niños en Rukban y otras zonas de Siria a las que es difícil llegar siguen luchando por su supervivencia y necesitan ayuda humanitaria urgente antes de que sea demasiado tarde”, asegura Henrietta Fore, directora ejecutiva de UNICEF, que visitó Siria el pasado mes de diciembre. “Este último convoy humanitario nos ha permitido distribuir la ayuda que necesitan desesperadamente algunos de los niños más vulnerables y sus familias. Aunque es un paso, seguimos pidiendo a todas las partes que nos garanticen un acceso regular, sostenible e incondicional a todos los niños en todo el país de Siria”.

El acceso a los servicios sanitarios en la zona es extremadamente limitado: no hay médicos titulados, y solo se cuenta con clínicas con suministros deficientes. Desde diciembre del año pasado, al menos ocho niños, la mayoría recién nacidos, murieron en el campo debido a las bajas temperaturas y a la falta de atención médica.

“Los meses de invierno han sido increíblemente duros para las madres y niños de Rukban. Su salud está debilitada por la mala nutrición y por sus condiciones de vida, extremadamente difíciles”, explica Fran Equiza, representante de UNICEF en Siria, que acompañó al convoy. “Sin acceso a instalaciones médicas adecuadas y sin personal médico cualificado, una simple complicación durante un parto puede ser fatal para las madres o sus bebés”.

Casi 3.000 niños en edad escolar en Rukban están fuera de la escuela debido a la masificación de las aulas, la falta de profesores cualificados y las dificultades económicas. Las 2.000 libras sirias mensuales (unos 3,10 euros) que cuesta la escuela son inalcanzables para la mayoría de las familias, cuyas posibilidades de obtener ingresos están muy limitadas.

“Incluso en aulas masificadas y embarradas, donde los niños se sientan en el suelo y la pizarra es un trozo de papel pinchado en la pared, he conocido a niños ansiosos por aprender y contentos al ver sus mochilas nuevas”, cuenta Equiza. “Para estos niños la escuela es mucho más que un lugar de aprendizaje. También es un lugar seguro frente la dura realidad que les espera fuera del colegio”.

Los padres y niños del campo improvisado mostraron muchas preocupaciones relacionadas con la protección, como el trabajo infantil, el matrimonio temprano, la violencia contra los niños y el miedo a la violencia contra niñas y mujeres.

“La situación humanitaria en el campo sigue siendo desesperada para los niños y familias que permanecen en esta zona remota”, asegura Fran Equiza. “Las necesidades, sobre todo de alimentos, agua, atención médica y refugio, son desesperadas. Las distribuciones de ayuda humanitaria son solo una solución temporal”.

Si bien este convoy humanitario es un buen paso, UNICEF sigue pidiendo a todas las partes en conflicto que proporcionen un acceso sostenido e incondicional a todos los niños en toda Siria. Todas las partes en conflicto tienen la obligación y la responsabilidad de facilitar acceso humanitario a todos los niños que lo necesitan, estén donde estén y sin importar quién controla la zona en la que viven.

UNICEF, con agencias de Naciones Unidas en Siria, también sigue haciendo un llamamiento para que se dé una solución segura, voluntaria y a largo plazo que ayude a las familias en Rukban, facilitando su vuelta voluntaria a sus hogares o a otro lugar de su elección, de manera segura y digna.

Más información sobre el trabajo de UNICEF en Siria, AQUÍ.

Acerca de UNICEF

UNICEF promueve los derechos y el bienestar de todos los niños y niñas en todo lo que hacemos. Junto a nuestros aliados, trabajamos en 190 países y territorios para transformar este compromiso en acciones prácticas, centrando especialmente nuestros esfuerzos en llegar a los niños más vulnerables y excluidos para el beneficio de todos los niños, en todas partes. 

Para más información:

Belén de Vicente

UNICEF Comité Español, Tel: 609 160 051 / 91 378 95 55

E-mail: comunicacion@unicef.es