República Centroafricana: UNICEF pide la protección urgente de los niños ante el aumento de la violencia

1,3 millones de niños necesitan ayuda humanitaria urgente en República Centroafricana

RCA: 1,3 millones niños necesitan ayuda urgente

BANGUI, REPÚBLICA CENTROAFRICANA, 12 de mayo 2018- Al menos 55.000 personas, de las que unas 28.600 son niños, han huido de sus casas en República Centroafricana debido a un dramático aumento de la violencia y la brutalidad en sus comunidades durante lo que llevamos de 2018.

La ya de por sí precaria situación humanitaria y de seguridad en el país se deterioró el año pasado, empeorando aún más desde principios de 2018. Actualmente hay unos 687.400 desplazados internos, frente a 440.000 en 2017, incluyendo a más de 357.400 niños que dejaron de tener acceso a servicios de salud, educación y protección.

“"Los niños están pagando el precio más alto por esta nueva oleada de violencia. ¡Todos los actores [implicados] deberían detener la violencia contra los niños ahora!", ha valorado la directora regional de UNICEF para África occidental y central, Marie-Pierre Poirier, durante una visita de cinco días a República Centroafricana. "El mundo no debe olvidar a los niños de República Centroafricana. La protección de los niños debe ser lo primero", ha añadido.

Más allá de los riesgos inmediatos que supone un incremento de la violencia, la situación de la infancia en República Centroafricana sigue siendo crítica. Un tercio de los niños no asisten actualmente a la escuela, cerca de la mitad de todos los niños no han recibido todas las vacunas y el 41% de los niños menores de cinco años sufren desnutrición crónica.

Al menos 2,5 millones de personas, de las que 1,3 millones son niños, necesitan ayuda humanitaria urgente, pero los recursos son muy limitados. A fines de abril, solo se había cubierto el 15% del llamamiento de fondos lanzado por UNICEF para 2018. La organización necesita 48 millones de dólares (más de 40 millones de euros) adicionales para suministrar una ayuda que salva vidas de niños y sus familias en este país.

UNICEF proporciona a los niños atención sanitaria básica, apoyo específico a las víctimas de violencia y abuso sexual, y acceso a escuelas temporales en los campamentos de desplazados internos.

En 2017, en el marco de la respuesta al brote de poliomielitis en la cuenca del lago Chad, más de 800.000 niños menores de cinco años fueron vacunados contra la polio, lo que representa un 98% de cobertura. Además, se trató a más de 26.000 niños con desnutrición aguda grave, con una tasa de recuperación del 90%.

También en 2017, UNICEF apoyó la liberación de 2.969 niños reclutados por fuerzas y grupos armados, y contribuyó a establecer 315 escuelas temporales y amigas de la infancia en los campamentos de desplazados, llegando a más de 56.600 niños.

"Con una inversión significativa en intervenciones específicas, podemos marcar una diferencia real para los niños, tanto en los campamentos de desplazados internos como en las comunidades de acogida. UNICEF y nuestros aliados estamos logrando resultados alentadores enfocados a cuatro prioridades clave: ampliar la inmunización, acabar con la desnutrición, y proporcionar educación y protección, incluso en situaciones de emergencia", señaló Poirier. "Necesitamos apoyo para llevar esto a escala con nuestros aliados".

Acerca de UNICEF

UNICEF promueve los derechos y el bienestar de todos los niños y niñas en todo lo que hacemos. Junto a nuestros aliados, trabajamos en 190 países y territorios para transformar este compromiso en acciones prácticas, centrando especialmente nuestros esfuerzos en llegar a los niños más vulnerables y excluidos para el beneficio de todos los niños, en todas partes.

Para más información:
Belén de Vicente
UNICEF Comité Español, Tel: 609 160 051 / 91 378 95 55
E-mail: comunicacion@unicef.es