Más de 76.000 personas desplazadas por la crisis desde República Centroafricana hacia Chad

A medida que la crisis humanitaria en República Centroafricana (RCA) continúa extendiéndose a los países vecinos, UNICEF alerta de que más de 76.000 personas, la mayoría mujeres y niños, que huyen de la violencia en RCA hacia Chad necesitan con urgencia más ayuda.

"En los puntos a los que llegan los desplazados, ubicados a lo largo de la frontera, he visto sobre todo madres y niños que lo dejaron todo en República Centroafricana al huir por salvar sus vidas", ha dicho Manuel Fontaine, Director Regional de UNICEF para África Occidental y Central, de visita en Chad.

"Cada semana, nuestros equipos en el terreno continúan viendo personas que cruzan la frontera hacia Chad. Muchos de ellos, especialmente los niños, se han visto expuestos a formas horribles de violencia" añadió Fontaine.

Durante los últimos dos meses, UNICEF ha desplegado más personal médico y ha ampliado la distribución de suministros vitales y refugios en los "centros de tránsito", donde llegan las personas desplazadas, en colaboración con el Gobierno y otros aliados, entre ellos la agencia de refugiados de la ONU (ACNUR), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), el Programa Mundial de Alimentos, y varias organizaciones no gubernamentales.

Un total de 30.000 personas desplazadas recibieron kits básicos de agua e higiene de tamaño familiar así como suministros médicos, y ahora tienen acceso a docenas de pozos de agua y 300 letrinas de emergencia construidas por UNICEF. En el sur de Chad, más de 12.500 niños fueron vacunados en campañas de vacunación masivas con el apoyo de UNICEF.

Hasta el momento, 1.062 niños han sido registrados como no acompañados o separados de sus familias. Casi la mitad de ellos ya se ha reunido con sus familiares. UNICEF está trabajando con las autoridades y la OIM para garantizar atención inmediata, apoyo psicosocial y protección para estos niños y niñas desplazados que, a menudo, han pasado por una experiencia muy traumática en República Centroafricana.

"Poner fin a la crisis en República Centroafricana es la prioridad para mantener a todos a salvo", destacó Fontaine. "Las enormes necesidades humanitarias en Chad se incrementarán en las próximas semanas. La temporada de lluvias se acerca rápidamente, y muchos campos de desplazados se encuentran en zonas expuestas a enfermedades transmitidas por el agua y las recurrentes inundaciones. Se debe prevenir el deterioro de la situación humanitaria que puede acarrear el inicio de la temporada de lluvias. Tenemos que estar listos no sólo para las nuevas llegadas, sino también para hacer frente al cólera, el sarampión, la malaria, la poliomielitis, las epidemias de meningitis y las inundaciones."

En un mes, el número de personas que cruza la frontera desde República Centroafricana a Chad ha crecido más del doble.

Sin embargo, la falta de financiación está agotando la capacidad de UNICEF y otras organizaciones de proporcionar asistencia para salvar vidas y apoyar los esfuerzos de emergencia puestos en marcha por las autoridades gubernamentales y los organismos humanitarios. UNICEF ha recaudado sólo 2.000.000 de los 14 millones de dólares necesarios para satisfacer las necesidades inmediatas.

Las organizaciones humanitarias en Chad estiman que se necesitan 33.000.000 de dólares para proporcionar ayuda de emergencia a unas 150.000 personas desplazadas en los próximos seis meses.

Además de Chad, otros países vecinos como Camerún, República Democrática del Congo, y en menor medida, República del Congo, también están cada vez más afectados por el impacto de la crisis humanitaria en República Centroafricana.

Nota para la redacción:

·        También se estima que en 2014, más de 500.000 niños menores de cinco años sufrirán desnutrición aguda en la franja del Sahel, que cruza Chad, incluyendo unos 126.000 niños menores de cinco años afectados por desnutrición aguda grave en el Sahel.

·        Las escasas lluvias de 2013 afectaron significativamente la producción agrícola, sobre todo en la franja del Sahel. Esto significa que la temporada del hambre – de abril a septiembre - comenzará antes, afectando, aproximadamente, a unos 2,3 millones de personas que se encuentran en situación de inseguridad alimentaria.

Más información:

Dailo Allí

Jefe de Prensa de UNICEF Comité Español

Tel: 609 160 051 / 91 378 95 55

E-mail: dailo.alli@unicef.es