El futuro de más de 500.000 niños rohingya refugiados en Bangladesh pende de un hilo, tras un año de éxodo masivo

Para evitar una ‘generación perdida’ de niños rohingya, se necesita una inversión urgente en educación

El futuro de más de 500.000 niños rohingya refugiados en Bangladesh pende de un hilo, tras un año de éxodo masivo

Materiales audiovisuales disponibles AQUÍ

NUEVA YORK/COX’S BAZAR, Bangladesh, 23 de agosto 2018 - Más de medio millón de niños refugiados rohingya en el sur de Bangladesh no tiene acceso a una educación adecuada. Es necesaria la acción conjunta de la comunidad internacional para evitar que caigan en un estado de desesperación y frustración.

En el informe Futuros en Juego: devolviendo la esperanza a una generación de niños rohingya sobre el primer aniversario desde que miles de rohingyas se vieran obligados a huir de la violencia extrema en Myanmar y cruzar la frontera hacia Bangladesh, UNICEF alerta de que los niños, que viven hacinados en campos de refugiados rudimentarios en el distrito de Cox’s Bazar, se enfrentan a un futuro desolador, con pocas oportunidades para aprender y sin saber si podrán volver a sus hogares.

"Si no invertimos en educación ahora, nos enfrentaremos al grave riesgo de ver una ‘generación perdida’ de niños rohingya. Serán niños que no tendrán los conocimientos necesarios para superar la situación en la que viven, y que no tendrán la capacidad para contribuir a la sociedad, una vez que puedan volver a Myanmar”, señala Edouard Beigbeder, representante de UNICEF en Bangladesh.

El informe indica que se ha hecho un enorme esfuerzo internacional, liderado por el gobierno de Bangladesh, para poner en marcha servicios básicos para las personas refugiadas que ha contribuido a que se hayan podido evitar brotes importantes de enfermedades, por lo menos hasta el momento.

Ha sido un reto enorme para UNICEF y sus aliados poder ofrecer una educación a los niños recién llegados el último año. En julio de 2018 habíamos puesto en marcha unos 1.200 centros de aprendizaje, para dar servicio a cerca de 140.000 niños. No obstante, aún no hay un programa de estudios consensuado, las aulas muchas veces están saturadas y sin servicios básicos de agua y otras instalaciones.

Ahora UNICEF trabaja en un nuevo marco de aprendizaje, diseñado para ofrecer a los niños una educación de mayor calidad, incluyendo las competencias de lectura, escritura y aritmética, así como otros conocimientos básicos para la vida.

El informe hace hincapié en la necesidad de inversión por parte de la comunidad internacional, para que los niños rohingya puedan recibir una educación de calidad, especialmente las niñas y los adolescentes, quienes, según el informe, son los que están en mayor riesgo de exclusión. También hace un llamamiento al gobierno de Myanmar para que garantice que en el estado de Rakhine, donde viven medio millón de personas rohingya, los niños de todas las comunidades tengan igualdad de acceso a una educación de calidad en los niveles de preescolar, primaria y secundaria.

El informe también señala que una solución duradera a la crisis rohingya requiere que se aborde la situación en el norte del estado de Rakhine. Insta a la implementación de las recomendaciones de la Comisión Consultiva sobre el estado de Rakhine, incluyendo el reconocimiento de los derechos básicos de la población musulmana en la región: libertad de movimiento, el derecho al acceso a servicios básicos tales como educación y salud, y medios de vida dignos.

Así mismo, pide al gobierno de Myanmar que proporcione protección a los niños rohingya y a todos aquellos que pertenecen a otros grupos étnicos, y que genere las condiciones adecuadas que permitan a los refugiados rohingya volver a sus antiguas comunidades en un entorno seguro y digno.

UNICEF ha estado en el terreno en el sur de Bangladesh desde el comienzo de la crisis como parte de una coalición de organizaciones nacionales e internacionales. En 2018, la organización ha hecho un llamamiento de fondos de 28,2 millones de dólares (unos 24,3 millones de euros) para llevar a cabo los programas de educación para los niños rohingya. Hasta ahora, UNICEF ha recibido poco más del 50% de la ayuda solicitada.

Acerca de UNICEF

UNICEF promueve los derechos y el bienestar de todos los niños y niñas en todo lo que hacemos. Junto a nuestros aliados, trabajamos en 190 países y territorios para transformar este compromiso en acciones prácticas, centrando especialmente nuestros esfuerzos en llegar a los niños más vulnerables y excluidos para el beneficio de todos los niños, en todas partes.

Para más información:

Belén Barbero

UNICEF Comité Español, Tel: 609 160 051 / 91 378 95 55

E-mail: comunicacion@unicef.es