Declaración de Anthony Lake, director ejecutivo de UNICEF; David Beasley, director ejecutivo del PMA; y del Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, tras su visita conjunta a Yemen

Para descargar material audiovisual, pincha AQUÍ.

UNICEF visita Yemen

ADEN/SANÁ, 26 julio 2017- Como directores de tres organismos de las Naciones Unidas –el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) - hemos viajado juntos a Yemen para conocer de primera mano la magnitud de esta crisis humanitaria y para intensificar nuestros esfuerzos conjuntos para ayudar al pueblo de Yemen.

Este es el peor brote de cólera en el mundo y ocurre en medio de la mayor crisis humanitaria del planeta. Sólo en los últimos tres meses se han registrado 400.000 casos sospechosos de cólera y cerca de 1.900 muertes asociadas. Las instalaciones esenciales de salud, agua y saneamiento se han visto interrumpidas por más de dos años de hostilidades y han propiciado las condiciones ideales para que las enfermedades se propaguen.

El país está al borde de la hambruna, con más del 60% de la población sin saber de dónde vendrá su próxima comida. Casi 2 millones de niños yemeníes sufren desnutrición aguda. La desnutrición los hace más susceptibles al cólera y las enfermedades generan más desnutrición. Es un círculo vicioso.

En un hospital, visitamos a niños que apenas pueden reunir fuerzas para respirar. Hablamos con familias, superadas por el dolor por sus seres queridos enfermos y luchando por alimentar a sus familias. Mientras recorrimos la ciudad, vimos cómo infraestructuras vitales como las de salud y las instalaciones de agua han sido dañadas o destruidas.

En medio de este caos, unos 16.000 voluntarios de las comunidades van de casa en casa, proporcionando a las familias información sobre cómo protegerse de la diarrea y el cólera. Los medios, el personal de enfermería y otros trabajadores sanitarios esenciales están trabajando sin descanso para salvar vidas.

Más de 30.000 trabajadores de la salud no han cobrado sus salarios en más de 10 meses, pero muchos siguen trabajando. Hemos pedido a las autoridades yemeníes que paguen urgentemente a estos trabajadores de la salud porque tememos que, sin ellos, las personas que han sobrevivido podrían morir. Desde nuestras agencias haremos todo lo posible para apoyar a estos trabajadores, extremadamente dedicados, con incentivos y estipendios.

También vimos el trabajo vital que están haciendo las autoridades locales y las ONG, con el apoyo de agencias humanitarias internacionales, incluyendo las nuestras. Hemos establecido más de 1.000 centros de tratamiento de diarrea y puntos de rehidratación oral. La entrega de suplementos alimenticios, líquidos intravenosos y otros suministros médicos, incluidas las ambulancias, está en curso, al igual que la reconstrucción de infraestructuras críticas - la rehabilitación de hospitales, centros de salud de distrito y la red de agua y saneamiento-. Estamos trabajando con el Banco Mundial en una asociación innovadora que responde a las necesidades sobre el terreno y apoya el mantenimiento de las instituciones locales de salud.

Pero hay esperanza. Más del 99% de las personas que están enfermas con casos sospechosos de cólera y que pueden acceder a los servicios de salud están sobreviviendo. El número total de niños que sufrirán desnutrición aguda grave este año se estima en 385.000.

Sin embargo, la situación continua siendo grave. Miles de personas enferman cada día. Se requieren esfuerzos constantes para detener la propagación de la enfermedad. Casi el 80% de los niños de Yemen necesita ayuda humanitaria inmediata.

Cuando nos reunimos con líderes yemeníes -en Adén y en Saná- les pedimos que permitieran a los trabajadores humanitarios acceder a las zonas afectadas por los combates. Y les instamos, por encima de todo, a encontrar una solución política pacífica al conflicto.

La crisis yemení requiere una respuesta sin precedentes. Nuestras tres agencias trabajan en equipo con las autoridades yemeníes y otros aliados para coordinar nuestras acciones a través de nuevas formas de trabajar para salvar vidas y prepararse para futuras emergencias.

Pedimos ahora a la comunidad internacional que redoble su apoyo al pueblo de Yemen. Si no lo hacemos, la catástrofe que estamos viendo ante nuestros ojos no sólo seguirá cobrándose vidas, sino que dejará cicatrices en las generaciones futuras y el país en los próximos años.

Acerca de UNICEF

UNICEF promueve los derechos y el bienestar de todos los niños y niñas en todo lo que hacemos. Junto a nuestros aliados, trabajamos en 190 países y territorios para transformar este compromiso en acciones prácticas, centrando especialmente nuestros esfuerzos en llegar a los niños más vulnerables y excluidos para el beneficio de todos los niños, en todas partes.

Más información sobre el trabajo de UNICEF en Yemen, AQUÍ.

Acerca del PMA

PMA es la mayor agencia humanitaria que lucha contra el hambre en el mundo, proporcionando asistencia alimentaria en emergencias y trabajando con las comunidades para mejorar la nutrición y aumentar la resiliencia. Cada año, WFP brinda asistencia a unos 80 millones de personas en 80 países.

Acerca de la OMS

La OMS ayuda a los países a prepararse, prevenir, responder y recuperarse rápidamente de las emergencias, ya sean causadas por brotes de enfermedades, desastres o conflictos. El Programa de Emergencias Sanitarias de la OMS es integral, abordando todos los peligros, con flexibilidad, rapidez y respuesta, con un principio de 'no arrepentimiento'. Funciona de forma sinérgica con otros programas y asociados de la OMS para abordar el ciclo completo de preparación, respuesta y recuperación de las emergencias sanitarias.

Más información:

Belén de Vicente

UNICEF Comité Español
609 16 00 51/ 91 378 95 55
E-mail: comunicacion@unicef.es

Lourdes Melendo, PMA/Madrid, +34 672 068 169

Lauren O’Connor, WHO Yemen,+967 739 888 991, oconnorl@who.int

Christian Lindmeier, WHO Headquarters,+41 79 500 6552, lindmeierch@who.int