Sudán del Sur: al borde de la catástrofe nutricional si no se pone fin a la violencia

Desde UNICEF instamos a los grupos en conflicto en Sudán del Sur a que cumplan inmediatamente con el alto al fuego alcanzado el lunes o el país se enfrentará a una escasez de alimentos catastrófica. 
 
Según el último informe del grupo de expertos de la fase de clasificación de seguridad alimentaria integrada (IPC por sus siglas en inglés), presentado esta semana, el continuo conflicto está reduciendo las existencias de alimentos de forma pronunciada y ralentizando el acceso humanitario a aquellos que más lo necesitan.
 
Desde UNICEF ya hemos podido comprobar que un gran número de personas se desplazan en medio del conflicto debido a la escasez de alimentos.
 

Sudán del Sur: La asistencia humanitaria frena el deterioro de la situación

Nuestros últimos informes apoyan las conclusiones del IPC y dicen que solo un rápido aumento de la asistencia humanitaria ha prevenido un mayor deterioro de la situación de nutrición, especialmente en los estados más afectados.
 
“Los equipos de UNICEF necesitan acceder a zonas remotas que no son accesibles debido al conflicto”, explica el representante de UNICEF en Sudán del Sur, Jonathan Veitch. “Aquí es donde se está gestando la crisis. Ambas partes, que han llegado a un alto al fuego, tienen que llegar a un acuerdo a largo plazo o enfrentarse a una creciente crisis alimentaria al final de la escasa estación seca”.
 
“Seguimos estando al límite y cualquier incremento de la violencia provocará cortes en las carreteras, afectará a los mercados e impedirá el acceso humanitario. Esto sería una catástrofe para los niños que sufren desnutrición aguda y podría desembocar en altos niveles de mortalidad”.
 

Sudán del Sur229.000 niños sufren desnutrición aguda grave

Se estima que al menos 229.000 niños sufren desnutrición aguda grave en Sudán del Sur – un número que se ha duplicado desde el comienzo del conflicto hace poco más de un año.
 
Ayúdanos a frenar la hambruna en Sudán del Sur
Junto al Programa Mundial de Alimentos (PMA), desde UNICEF continuamos reforzando la asistencia a los niños con desnutrición en todo Sudán del Sur. En 2014, proporcionamos tratamiento de alimentación terapéutica para casi 100.000 niños con desnutrición grave en 2014. En 2015, pretendemos llegar a 137.000 niños menores de cinco años que sufren desnutrición aguda grave.
 
UNICEF y el PMA también estamos enviando equipos de especialistas a zonas remotas a las que no llega la ayuda humanitaria, en las llamadas Misiones de Respuesta Rápida. Durante estas misiones, UNICEF analiza los niveles de desnutrición de los niños y deriva y trata a aquellos que sufren desnutrición moderada y grave.          
 
Los trabajadores de UNICEF en terreno también registran a los niños no acompañados con el fin de reunirlos con sus familias, les proporcionan servicios básicos de salud y educación, y distribuyen suministros para potabilizar agua. Hasta la fecha, estas misiones han llegado a más de 600.000 personas, incluyendo a 142.000 niños menores de cinco años.
 
Desde UNICEF hacemos un llamamiento urgente para conseguir fondos adicionales por valor de 29 millones de euros para ampliar nuestra respuesta nutricional en Sudán del Sur.