Sequía en Etiopía: El Niño y el cambio climático atacan de nuevo

Sequía en Etiopía: El Niño y el cambio climático atacan de nuevo

Etiopía sufre su peor sequía en 30 años. La cosecha se ha echado a perder y parte del ganado se está muriendo. Las consecuencias alimentarias para la población están siendo devastadoras.

Más de 10 millones de personas necesitan ayuda humanitaria urgente debido a la actual inseguridad alimentaria. Entre ellas, 6 millones de niños están en peligro a causa de la grave sequía. Además, se calcula que, durante 2016, 450.000 niños necesitarán tratamiento nutricional contra la desnutrición aguda grave.

La sequía que vive Etiopía actualmente tiene 2 causas principales: El Niño y el cambio climático. El Niño es un fenómeno meteorológico que se produce periódicamente cada 2-7 años y que revoluciona la situación del clima de todo el mundo. Este proceso, que se origina debido al calentamiento del Océano Pacífico, provoca una sucesión de tifones, sequías e inundaciones en diferentes zonas del planeta.

Sequía en Etiopía: el cambio climático agrava los efectos de el niño

Los científicos calculan que El Niño se viene produciendo de forma natural desde hace al menos un milenio. Entonces, ¿qué tiene que ver el cambio climático con todo esto? El calentamiento global producido, en gran parte, por la actividad humana, es el responsable de la intensificación de los efectos de El Niño. Es decir, que los desastres naturales que este fenómeno pueda producir, serán mucho más graves.

Esto, unido a que el 85% de la población en Etiopía depende de la agricultura, explica por qué este país se enfrenta a graves amenazas como la inseguridad alimentaria, la desnutrición y los cortes en el suministro de agua.

En los últimos años, Etiopía había alcanzado grandes logros que ahora podrían perderse. Si no se mitigan los efectos de El Niño, la vida de millones de niños empeorará significativamente. Su salud, su educación, su bienestar y su futuro se verán comprometidos.

Sequía en Etiopía: Satélites para luchas contra la falta de agua

En UNICEF ya estamos trabajando junto a otras organizaciones sobre el terreno para frenar los efectos de esta terrible sequía. Y lo estamos haciendo de una forma poco habitual pero que está resultando ser muy efectiva.

En la región de Afar, una de las más afectadas, utilizamos tecnología satélite para identificar cuáles son los mejores lugares para abrir pozos a 300 metros de profundidad de los que se puede obtener la tan preciada agua.

Este es solo un ejemplo de nuestra respuesta en el país, que también incluye acciones como:

  • Distribución de más de 540.000 cajas de alimento terapéutico para tratar la desnutrición aguda grave. Se trata de uno de los mayores repartos que hemos hecho en un solo país en nuestra historia.
  • Apoyo a equipos sanitarios móviles para que puedan llegar a las comunidades más remotas de las zonas más afectadas por la sequía.
  • Suministro de agua en las escuelas para evitar que los niños dejen de ir a clase por ir a buscar agua a varios kilómetros de distancia.

Sequía en Etiopía: Necesitamos tu ayuda

Los expertos pronostican que, este año, El Niño podría ser uno de los peores de la historia. Sus efectos podrían sobrepasar los de El Niño de 1997-1998, que provocó 23.000 muertes y daños materiales valorados en 42.000 millones de euros.

Por ese motivo, en UNICEF queremos centrar nuestros esfuerzos en prevenir las consecuencias y el impacto que El Niño podría tener en la población de Etiopía y de otros muchos países.

Para hacer frente a la crisis provocada por la sequía en Etiopía, necesitaremos 85,6 millones de euros. Si puedes, colabora con nosotros y ayúdanos a salvar vidas en Etiopía y otros países en situación de emergencia por El Niño.