Lactancia y desnutrición

La lactancia materna puede prevenir la desnutrición
Redacción UNICEF

Redacción UNICEF


Por Isabel Benlloch, Responsable de Cooperación de UNICEF España

A la pequeña Amira, con tan sólo 17 meses, le diagnosticaron desnutrición aguda grave. Gracias al tratamiento, con alimento terapéutico, consiguió mejorar y seguir adelante. Además, lo que aprendió su madre con los especialistas de nutrición sobre cómo alimentar a su bebé, ha contribuido a salvar la vida de otro de sus hijos,  Ayan.  

Amira  no recibió leche materna durante su primera hora de vida (calostro) y su periodo de lactancia se redujo a dos, de los seis meses en los que esta práctica debería ser exclusiva.

Una acción tan sencilla y gratuita puede reducir considerablemente la desnutrición en un país como Somalia, en el que tan sólo un 9% de los niños recibe lactancia materna exclusiva antes de los seis meses.

Durante esos primeros seis meses, el niño no necesita nada más, porque la leche materna le aporta todos los nutrientes para su desarrollo y los anticuerpos para combatir las enfermedades infantiles más comunes. 

Sin embargo, para que algo tan sencillo tenga éxito y consiga salvar vidas, como la de Ayan en Somalia, las madres tienen que recibir información completa por parte del personal de salud y conocer todos los beneficios de la lactancia. Muchas veces, las madres piensan que es mejor combinar la lactancia con otra leche, té o incluso agua, lo cual además de no ser necesario, puede ser contraproducente.

A través de nuestra campaña Dona un día, te invitamos a conocer todas las intervenciones de prevención y tratamiento que UNICEF realiza para combatir la desnutrición infantil. Una de ellas es la promoción de la lactancia materna, ¡únete a nosotros y ayúdanos a combatir la desnutrición de millones de niños!

Más información en la web de Dona 1 día