EMI 2012: la supervivencia infantil en las ciudades

Redacción UNICEF

Redacción UNICEF


El Estado Mundial de la Infancia 2012 analiza la situación de los niños en los entornos urbanos donde viven mil millones de niños, muchos de ellos en condiciones de pobreza y exclusión.

Cuando se evalúa el bienestar de la infancia, generalmente se comparan los indicadores de las zonas rurales con los de las zonas urbanas y, cómo es de esperar, al comparar  las cifras globales, los resultados de las ciudades son siempre mejores.  

Sin embargo, cuando se analizan los datos en las ciudades de manera pormenorizada se observan grandes disparidades en supervivencia, nutrición o educación entre los niños que viven en comunidades de altos ingresos  y los que viven en asentamientos improvisados y vecindarios pobres que, con frecuencia, están excluidos de los servicios esenciales.

En los barrios pobres las tasas de mortalidad infantil son altas

En 2010 murieron casi 8 millones de niños antes de cumplir los cinco años, a causa de la neumonía, la diarrea y las complicaciones durante el parto.

En los lugares donde la concentración de la pobreza extrema se combina con servicios inadecuados, como ocurre en los barrios pobres de las ciudades, las tasas de mortalidad infantil tienden a ser altas.

Según datos de encuestas a hogares realizadas enBangladesh, en 2009, la mortalidad de niños menores de cinco años en los barrios pobres era un 79% más alta que la tasa urbana global, y un 44% más alta que la tasa rural.

En Nairobi (Kenia) aproximadamente 2/3 de los habitantes viven hacinados en asentamientos urbanos, y la tasa de mortalidad infantil es alarmante: de cada 1.000 niños que nacen,  151 mueren antes de cumplir los cinco años. En España, en 2010, la proporción fue 4 de cada 1.000.

La neumonía y las enfermedades diarreicas están entre las principales causas de muerte. Los servicios deficientes de agua y saneamiento en estos barrios, cocinar con combustibles peligrosos en espacios mal ventilados o  vivir en condiciones de hacinamiento son algunas de las causas de las muertes de niños menores de cinco años.

  La falta de una vivienda segura y de abastecimiento de agua 

Muchos niños y familias que viven en barrios marginales en las ciudades están lejos de ver cumplidos sus derechos a “una vivienda adecuada para todos”.

Carecer de una vivienda decente y segura, así como de sistemas de abastecimiento de agua y saneamiento  deteriora la salud de los niños y se cobra numerosas vidas todos los años. Se calcula que 1,2 millones de niños mueren antes de cumplir los 5 años a causa de la diarrea.