Día Mundial del Turismo: las empresas y los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Esta semana hemos celebrado el Día Mundial del Turismo, cuyo objetivo es sensibilizar a la comunidad internacional sobre la importancia del turismo y su valor social, cultural, político y económico. Desde UNICEF queremos resaltar la importancia del sector privado para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en todo lo que concierne a la infancia.

Día Mundial del Turismo

En 1999 nace la iniciativa Global Compact de Naciones Unidas para favorecer la sostenibilidad empresarial mediante la implementación de 10 principios universales de conducta y acción en materia de Derechos Humanos y Empresa, normas laborales, sobre medio ambiente y lucha contra la corrupción. Es la primera iniciativa que identifica a las empresas como actores fundamentales de impacto. El sector empresarial empezó a trabajar de este modo en paralelo y conjuntamente con la ONU.

En 2010 Pacto Mundial, Save the Children y UNICEF lanzaron la primera propuesta de los Derechos del Niño y Principios Empresariales. Basados en los Principios Rectores sobre las empresas y los derechos humanos, UNICEF hace así un llamamiento a la empresas a promover y respetar la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN) en su actividad empresarial.

La rápida expansión del turismo internacional durante las últimas décadas ha traído consigo cambios positivos importantes, que han contribuido considerablemente al avance socioeconómicos de numerosos países. Lamentablemente, el turismo también puede suponer una amenaza para los sectores de la población más vulnerable frente a los abusos y la explotación: mujeres, niños, indígenas, migrantes y discapacitados.

La amenaza de la doble explotación infantil

El sector del turismo se enfrenta a dos grandes amenazas para la infancia: explotación sexual comercial y explotación laboral. Estos desafíos son precisamente uno de los mayores retos de UNICEF en un mundo cada vez más interconectado, y un reto para las siempre crecientes industrias promotoras de viajes y del turismo.

Igualmente, los desafíos del turismo no sólo afectan a sus consumidores; también atañen al comportamiento de los empleados y subcontratados con los niños, el medioambiente y las comunidades.

1,1 billones de turistas al año, genera trabajo y mueve a millones de familias en todo el mundo. Para UNICEF esto representa una oportunidad perfecta para concienciar y formar tanto a todos los profesionales del turismo como a los propios turistas, en la prevención y respuesta frente a indicios de explotación.

 

Dese UNICEF invitamos a las empresas del sector turístico a analizar sus instalaciones, actividades y comunidades donde operan para identificar sus impactos en la infancia, ya sea en los hijos de sus empleados, en los jóvenes trabajadores, en los usuarios de sus servicios o en los miembros de las comunidades.

¿Qué pueden hacer las empresas?

¿Qué pueden hacer las empresas dentro de estos ámbitos para mitigar las amenazas? Crear políticas de empresa, marcos de supervisión e implementación que garanticen que los niños no son parte del capital humano. ¿Cómo?

  • Poniendo énfasis en la identificación de sus trabajadores. El certificado de nacimiento es uno de los instrumentos imprescindibles para poder acceder a los servicios. Conocer la edad de un niño es fundamental a la hora de protegerle de la explotación laboral, matrimonio forzoso, trata y explotación sexual. De hecho, para UNICEF, el registro de la infancia es su “pasaporte a la protección”.
  • Creando marcos de externalización sostenibles de estos protocolos para asegurarse de que se externalizan las mismas buenas prácticas a terceros y proveedores.
  • Formando a sus empleados sobre cómo identificar y establecer mecanismos de respuesta frente a la explotación sexual y la trata.
  • Instruyendo a sus trabajadores sobre los protocolos de la empresa que tengan relación con los derechos de la infancia y su cumplimiento.
  • Proporcionando a las madres bajas maternales pagadas para favorecer la lactancia materna. 
  • Garantizando que las nuevas madres tienen el apoyo de sus superiores para favorecer la lactancia materna en un lugar de trabajo seguro, limpio y privado durante los dos primeros años de vida del niño.

Con respecto a los impactos que pueden tener sobre la comunidad y el medioambiente:

  • Consultando a expertos en protección infantil para averiguar las vulnerabilidades de la infancia en el seno de la comunidad y desarrollando materiales de concienciación entre clientes y empleados.
  • Creando políticas que aseguren la eliminación de los residuos de una manera sostenible y generando mecanismos que aseguren que la política se cumple eficazmente.
  • Monitorizando y supervisando el uso del agua en todas las operaciones de la empresa, y estableciendo objetivos y plataformas específicas y realistas para reducir el consumo del agua.
  • Invirtiendo en tecnologías innovadoras.

Además, los ODS tratan específicamente el sector del turismo dentro de las metas de los objetivos 8, 12 y 14, y es responsabilidad de todos contribuir a que se cumplan.