Día Mundial del Agua 2010: agua potable para toda la infancia

El agua y el medioambiente son cosa de niños. La falta de agua potable tiene un terrible impacto en las cifras de salud y supervivencia infantil en países en desarrollo y también en el acceso a derechos tan básicos como la educación. El Día del Agua 2010 es un momento para reflexionar sobre el impacto que la baja calidad del agua tiene sobre la poblaciones y , en especial, sobre la infancia

El consumo de agua crece cada año, tanto para usos particulares como para la industria y el turismo, pero al mismo tiempo su disponibilidad es cada vez más incierta. Millones de personas ven peligrar sus opciones de futuro por la falta de acceso al agua potable, a sistemas de saneamiento y a la higiene. Estos tres elementos (agua, saneamiento e higiene) son fundamentales para que niños y niñas tengan el mejor comienzo posible en la vida.

Día del Agua: ¿Por qué el agua es un asunto de niños?

El acceso al agua tiene una repercusión directa sobre los más pequeños:

  • Educación
    El suministro de agua, las instalaciones sanitarias y la higiene en los establecimientos de enseñanza influyen profundamente en las tasas de asistencia y permanencia de los alumnos en las escuelas. Cuando las niñas disponen de fuentes de agua potable cerca de su hogar, invierten menos tiempo y esfuerzos en la obtención de agua, lo que les permite ocupar el lugar que les corresponde en las aulas.
  • Salud Unos 4.500 niños y niñas menores de cinco años mueren diariamente debido al consumo del agua contaminada y al saneamiento y la higiene deficientes. Mediante intervenciones simples, económicas y eficaces como el lavado de las manos con agua y jabón se pueden reducir hasta en el 47% los casos de diarrea, que es la segunda causa de mortalidad de menores de cinco años en orden de importancia.
  • Desarrollo Las limitaciones impuestas en la vida diaria por la falta de agua, saneamiento e higiene frenan dramáticamente las posibilidades de desarrollo de niños y niñas, condenándoles a una vida muy por debajo de sus posibilidades reales.

Aunque es alentador que 5.700 millones de personas (que representan el 87% de la población mundial) disponen de acceso al agua potable, queda mucho por hacer. En los últimos años, la inestabilidad económica mundial y el aumento de las situaciones de emergencia han privado a millones de personas de diversos servicios básicos, entre ellos el acceso al agua potable, el saneamiento ambiental y las condiciones higiénicas adecuadas. Esta situación afecta especialmente a especialmente a niños, niñas y mujeres, Además, la situación empeorará aún más debido al cambio climático.

Día del Agua: la labor de UNICEF

En muchos países, UNICEF es el único organismo dedicado a estas cuestiones, lo que posibilita que UNICEF ponga en práctica intervenciones y logre cambios que tienen carácter sostenible y se adecuan a las necesidades particulares de cada caso. UNICEF hace un hincapié cada vez mayor en el acceso al agua y a la calidad de los programas de saneamiento e higiene, y brinda respuestas inmediatas durante las situaciones de emergencia.

UNICEF trabaja con los gobiernos de los países en desarrollo para impulsar políticas que integren la provisión de servicios universales de agua, saneamiento e higiene. Los gobiernos deben incorporar las cuestiones relacionadas con el agua en sus agendas del desarrollo y comprender que las políticas públicas deben tener en cuenta las diferencias entre los sectores ricos y pobres y rurales y urbanos de la población. Sólo se pueden alcanzar los máximos beneficios en materia de supervivencia y desarrollo de los niños y niñas cuando los programas de suministro de agua y saneamiento e higiene se integran adecuadamente en la formulación de las políticas nacionales.

Las Naciones Unidas instituyeron el Decenio Internacional para la Acción, ‘El agua, fuente de vida’ (2005-2010) con la convicción de que el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio relacionados con el agua y el saneamiento impulsará el cumplimiento de otros objetivos, al influir sobre:

  • La salud de la población
  • El incremento de la capacidad productiva de la fuerza laboral
  • El aumento de los niveles de educación de los niños y niñas.