COVID-19 y mascarillas: consejos para familias

Si no habías usado una mascarilla antes de la epidemia, es probable que aún sigas teniendo muchas preguntas. Para ayudar a las familias a tomar las mejores decisiones, reunimos la información más reciente de especialistas sobre cómo usar y cuidar las mascarillas correctamente.

COVID-19 y mascarillas: consejos para familias

28/08/2020

La práctica de usar una mascarilla para reducir la transmisión de gérmenes tiene una larga historia en algunos países. Pero para muchas familias, 2020 será recordado como la primera vez que se ponen una.

Las mascarillas ayudan a detener la propagación del coronavirus, pero eso no las hace más fáciles de presentar y explicar a los niños, como muchas familias han ido descubriendo. Compartimos algunas claves que esperamos os puedan usar útiles.

¿Por qué usar una mascarilla?

Una de las principales formas en las que se propaga la COVID-19 es a través de las gotículas respiratorias que las personas expulsamos cuando hablamos, cantamos, tosemos o estornudamos. Si bien la investigación sigue en curso, ahora sabemos que el virus puede ser transmitido por personas que no muestran síntomas, lo que significa que algunas personas pueden ser contagiosas y ni siquiera darse cuenta.

Esa es una de las razones por las que el distanciamiento físico es tan importante en lugares donde la COVID-19 está muy extendida. Pero no siempre es posible mantener la distancia de los demás en lugares públicos concurridos, por lo que se recomienda el uso de una mascarilla en tales entornos para protegernos mutuamente.

Pero recuerda, una mascarilla por sí sola no evitará la propagación de la COVID-19; todos debemos seguir practicando el distanciamiento físico y lavarnos las manos con frecuencia. Al tomar estos pasos juntos, podremos vencer al coronavirus.

¿Qué tipo de mascarilla debo comprar para mi familia?

  • Mascarillas de tela: si ni tú ni tu familia tenéis ningún síntoma de COVID-19 pueden ser una buena opción.  
  • Mascarillas quirúrgicas y médicas: son las más recomendables si tú o un miembro de tu familia tienen un mayor riesgo de enfermedad grave debido a la COVID-19 (personas mayores de 60 años o con problemas de salud subyacentes). Además, siempre se debe usar una mascarilla médica para proteger a los demás, si tienes síntomas de coronavirus.

¿Qué tipo de mascarilla de tela es mejor?

Las mascarillas de tela vienen en una amplia variedad de materiales. Si bien la investigación sobre su uso sigue en curso, su eficacia parece depender de los tipos de tejido utilizados y la cantidad de capas. La Organización Mundial de la Salud recomienda tres capas compuestas por:

  • una capa interior de material absorbente como algodón.
  • una capa intermedia de material no tejido como polipropileno.
  • una capa exterior de material no absorbente, como poliéster o mezcla de poliéster.

Cualquiera que sea el tipo de mascarilla que elijas, debe cubrir siempre la nariz, la boca y la barbilla y estar asegurada con lazos o elásticos.

¿Cuándo debería mi familia usar una mascarilla?

Tienes que verificar las indicaciones de las autoridades sanitarias en tu zona y conocer las recomendaciones específicas para cada edad.

Por norma general, se debe usar una mascarilla en todos los entornos públicos donde es difícil mantener una distancia física de los demás, y siempre en espacios públicos interiores. También se debe evitar todo lo posible ir a lugares concurridos y espacios cerrados con poca ventilación.

Existe una gran cantidad de información inexacta sobre el uso de mascarillas y sobre la COVID-19 en general, así que antes de tomar decisiones que afecten a la salud de tu familia. Asegúrate de utilizar fuentes rigurosas y de confianza como todos los contenidos que hemos elaborado desde UNICEF, la OMS y las autoridades de salud nacionales y locales.

¿Cuándo no deberías ponerte una mascarilla?

Las mascarillas no deben ser usadas por nadie que no puedan quitárselas sin ayuda, incluidos bebés y niños pequeños.

Desde UNICEF y la OMS recomendamos que a los niños menores de 5 años no se les exija el uso de mascarillas. Esto se basa en las recomendaciones de seguridad infantil que reconocen que los niños pueden alcanzar hitos del desarrollo a diferentes edades.

Algunos países tienen diferentes recomendaciones sobre el uso de mascarillas por parte de los niños, por lo que es importante consultar con las autoridades locales sobre los requisitos específicos en cada zona. Si en tu lugar de residencia se requiere que los niños de 5 años o menos usen mascarillas, entonces tú u otro cuidador debéis tenerlo siempre dentro de vuestra línea de visión directa para mantenerlo a salvo.

Si tú o un miembro de tu familia tenéis una condición de salud o una discapacidad que os dificulta el uso de una mascarilla, tenéis que consultar con vuestro médico qué os recomienda hacer en cada caso. 

Cuando hagas ejercicio, elige un lugar donde no sea necesario usar una mascarilla, como en casa o en un espacio (como al aire libre) donde pueda mantener una distancia física segura respecto a las demás personas.

Los niños y adultos, por norma general, no deben usar mascarillas cuando practiquen deportes o realicen actividades físicas, para que no comprometa su respiración. El sudor también puede hacer que la mascarilla se moje, dificultando la respiración y facilitando el crecimiento de gérmenes.

¿Qué debo buscar al comprar una mascarilla para mis hijos?

Muchas mascarillas están diseñadas para adultos y no les quedan bien a los niños. Si vas a comprar mascarillas, asegúrate que son del tamaño adecuado. Verifica que cubren la boca, la nariz y la barbilla, y que no tienen huecos a los lados ni bloquean la visión. Asegúrate de que puedan respirar cómodamente con la mascarilla mientras caminan rápidamente y hablan.

¿Cómo lavar una mascarilla de tela?

Lava las mascarillas de tela con jabón o detergente, preferiblemente en agua caliente (al menos 60 grados) al menos una vez al día. Si las lavas a máquina, usa el ajuste apropiado más cálido para el tipo de tela. Si las lavas a mano, usa agua caliente con jabón. Después del lavado, la mascarilla debe secarse completamente antes de volver a usarla. Recuerda guardar las mascarillas en una bolsa limpia.

¿Cómo usar una mascarilla correctamente?

Usar, quitarse y cuidar correctamente una mascarilla es importante para proteger tu salud y la de quienes te rodean. Sigue esta lista de verificación con tu familia para convertirla en una rutina.

1. Al ponerte una mascarilla:

  • Empieza siempre por lavarte las manos con agua y jabón antes de ponerte una mascarilla.
  • Asegúrate de que la mascarilla esté limpia. Verifica si tiene rasgaduras o agujeros. No la uses si está sucia o dañada.
  • Ajusta la mascarilla para cubrir de forma segura la boca, la nariz y la barbilla, sin dejar espacios en los lados.
  • Asegúrate de que puedes respirar cómodamente.

2. Mientras usas una mascarilla:

  • Cambia la mascarilla si se ensucia o se moja.
  • No te bajes la mascarilla debajo de la nariz o el mentón, ni te la pongas en el cuello u otra parte de la cabeza; la mascarilla siempre debe cubrir completamente la boca y la nariz para que sea eficaz.
  • No toques la mascarilla mientras la usas.
  • Consejo: si tú y tu familia planeáis quitaros las mascarillas y reutilizarlas durante el día, lleva bolsas reutilizables limpias para guardarlas. Eso sí, usa una bolsa separada para la mascarilla de cada miembro de la familia. Al colocar la mascarilla dentro o sacarla de la bolsa, manipúlala por los elásticos o lazos (sin tocar la superficie de la mascarilla) para evitar una posible contaminación. ¡Recuerda lavarte las manos antes de ponértela!

3. Al quitarte una mascarilla:

  • Lávate las manos antes de quitarte la mascarilla.
  • Quítate la mascarilla retirándola con los lazos o elásticos. Evita tocar la parte delantera de la mascarilla.
  • Lávate las manos después de quitarte la mascarilla.
  • Las mascarillas de tela deben lavarse después de cada uso y guardarse en una bolsa limpia.
  • Las mascarillas quirúrgicas y médicas son de un solo uso y deben desecharse en un contenedor cerrado.

6 errores comunes a evitar

Errores con la mascarilla

De izquierda a derecha:

  1. No la coloques por debajo de la nariz.
  2. No dejes la barbilla expuesta.
  3. No la coloques por debajo de la barbilla.
  4. No toques la mascarilla mientras la usas.
  5. No uses una mascarilla que te quede grande y deje huecos.
  6. No uses una mascarilla sucia, dañada o mojada.

 

Hablar con tus hijos sobre las mascarillas

La pandemia por COVID-19 ha alterado las vidas familiares en todo el mundo provocando estrés, ansiedad y tristeza. Es comprensible que las mascarillas se sumen a esos sentimientos para muchos niños, especialmente en lugares donde no están acostumbrados a usarlas. Para los niños más pequeños, en particular, el uso de mascarillas puede resultar confuso y molesto.

Si tu familia no ha usado mascarillas antes, es importante abordar el tema de manera abierta y solidaria con tus hijos. El uso de mascarillas está desarrollando un nuevo hábito, por lo que los recordatorios continuos y el comportamiento constante serán la clave. También es importante recordar a los niños que una mascarilla siempre debe combinarse con otras precauciones clave (como el distanciamiento físico y el lavado de manos frecuente) para protegerse a sí mismos y a todos los demás.

Aquí hay algunas ideas para ayudarte a presentar las mascarillas a tu familia:

Sé honesto.

Utiliza un lenguaje apropiado para su edad y sé sensible al nivel de ansiedad de tus hijos. Reconoce que las mascarillas no son muy divertidas para nadie. Pero explícales cómo, al usarlas, podemos ayudar a mantener seguras a las personas que nos rodean, incluidos los miembros mayores y más vulnerables de la sociedad. Usar mascarilla demuestra que nos preocupamos por los demás.

Recuérdales que hay muchos especialistas trabajando arduamente para detener la COVID-19, pero necesitan nuestra ayuda y eso significa tomar todas las precauciones.

Y es importante que todos recordemos que usar una mascarilla por sí solo no nos protege, debemos seguir lavándonos las manos con frecuencia y mantenernos alejados de las personas que están fuera de nuestros hogares.

Escucha y muestra empatía

Pregúntales a tus hijos qué piensan y busca signos de ansiedad, como cambios de comportamiento, cambios en su lenguaje corporal o en su tono de voz. Responde a sus preguntas lo mejor que puedas. Y no pasa nada por no saber todas las respuestas; esta es una situación nueva para todos nosotros.

Recuérdales que siempre pueden acudir a ti con cualquier pregunta o inquietud en cualquier momento. Comprueba con regularidad cómo se sienten. Dependiendo de su edad, puedes preguntarles qué están escuchando de sus amigos para iniciar la conversación y asegurarte de que tengan información confiable.

Empieza en casa

Intenta usar las mascarillas en casa por un tiempo juntos, eso ayudará a tus hijos a acostumbrarse a usarlas. Utilizando la lista de verificación anterior, practicad a ponerlas, usarlas y quitarlas juntos.

Recuerda que los niños más pequeños dependen más de las señales de comunicación visual como las sonrisas, así que practica a sonreír con mascarilla y prueba cómo usar un tono de voz u otro puede ayudarlos. También puedes ponerle una mascarilla a su muñeco o peluche favorito para que les empiecen a parecer más familiares.

Involucra a tus hijos

Las mascarillas vienen en muchos colores y diseños y los niños las verán como una oportunidad para expresarse. Trata de convertir la elección de una mascarilla en una actividad divertida e involúcralos tanto como sea posible. Recuerda, cuanto más les guste a tus hijos el aspecto de sus mascarillas, es más probable que las usen incluso cuando tú no estés cerca.

Sé consistente

El uso exitoso de una mascarilla pasa por desarrollar un nuevo hábito, por lo que modelar el comportamiento correcto y la repetición son clave.

Encuentra formas de repetir la importancia de usar una mascarilla correctamente y anima a tu familia a recordaros las claves mutuamente si ven algo que no está bien. Los niños detectan rápidamente las inconsistencias, así que ten en cuenta el ejemplo que das y anima a los parientes y amigos de vuestra familia a seguir las recomendaciones sobre el uso de mascarillas.

Dona y ayúdanos a suministrar material sanitario para luchar contra el coronavirus.

Elige ahora tu aportación 

Si prefieres, contacta con nosotros en el 900 907 500 de lunes a viernes de 9:00h a 21:00h y sábados de 11:00h a 17:00h | socios@unicef.es

Donar por transferencia bancaria:
CaixaBank ES88 2100 5731 76 0200257674