Clínicas sobre ruedas en Alepo para curar a los niños sirios

Recorremos las calles de Alepo en nuestras clínicas móviles porque queremos llegar a todos los niños sirios que necesiten atención médica en el este de la ciudad.

Clínicas móviles para curar a los niños sirios

El conflicto en Siria ha dejado a Alepo sin centros de salud y a las familias sin dinero para pagar atención médica privada. Por ello, en UNICEF hemos sacado a las calles de la ciudad unas clínicas sobre ruedas que proporcionan atención primaria gratuita para los niños sirios y sus familias.

Cada día, a las 9 de la mañana, 25 trabajadores sanitarios inician su ruta por las calles del este de Alepo a bordo de 7 ambulancias. Con el objetivo de llegar a tantas personas como sea posible, los vehículos aparcan cerca de los puntos de distribución de pan.

Estas 7 clínicas sobre ruedas tratan a diario a más de 400 niños y mujeres por enfermedades comunes. También se distribuyen vacunas y suplementos nutricionales para tratar y prevenir la desnutrición.

La desnutrición azota a los niños en Siria

"Los casos más comunes que vemos están relacionados con la desnutrición, la diarrea y las enfermedades transmitidas por el agua", dice el doctor Kamal, que trabaja en una de las clínicas móviles apoyadas por UNICEF. "Los escombros y la falta de agua potable han agravado las condiciones higiénicas y cada vez más niños están enfermando", añade.

Ambulancia de UNICEF para los niños sirios de Alepo

Como las personas están regresando poco a poco a la zona, hay una creciente demanda de servicios de salud. "Aunque venimos aquí todos los días durante 6 horas, no paramos de trabajar ni un minuto. Vemos a un niño o a una madre cada 10 minutos, mientras docenas hacen fila fuera, bajo el calor abrasador", nos cuenta Siba, que trabaja como enfermera en una de las clínicas.

Para ayudar a prevenir la desnutrición, un equipo de voluntarios también acompaña a las clínicas, proporcionando información a las madres y respondiendo preguntas sobre cómo dar dietas más nutritivas a sus niños pequeños.

Niños sirios: huellas del conflicto

"Durante las sesiones individuales con las madres, escuchamos todo tipo de historias terribles. Muchas mujeres han perdido a sus maridos en el conflicto y se enfrentan solas a este mundo", cuenta Mais, voluntaria que promueve la lactancia materna exclusiva.

Bana, otra joven voluntaria del equipo, alerta sobre otro gran reto: el número cada vez mayor de niños pequeños que han perdido a ambos padres. "Estos niños quedan a cargo de sus abuelas, sin lactancia materna e incluso sin la alimentación complementaria que necesitan, pues no pueden permitírsela", dice Bana. Algunas de estas nuevas cuidadoras improvisan la alimentación de los niños a base de bebidas de agua azucarada.

En UNICEF estamos ayudando a prevenir y tratar las enfermedades más mortales para los niños de Siria, así como la desnutrición. Para ello apoyamos a los centros de salud, o en este caso, ante la inexistencia de ellos en el este de Alepo, apoyamos iniciativas como las clínicas móviles, que llevan atención primaria gratuita a todas las víctimas del conflicto en esta zona. Además, distribuimos medicamentos necesarios, agua potable, productos de aseo y apoyamos campañas de vacunación.

¡Tú también puedes ayudar a los niños sirios!

La vida de millones de niños sirios está en riesgo

¡Dona ahora!

Si prefieres, contacta con nosotros en el 900 907 500 de lunes a viernes de 9:00h a 21:30h y sábados de 11:00h a 17:00h | socios@unicef.es

Donar por transferencia bancaria:

Banco Santander ES67 0049 0001 59 2810100005
BBVA ES14 0182 2370 40 0208517159