¡Acabar con la desnutrición infantil es posible!

La historia de Akot es la esperanza de millones de niños que luchan por sobrevivir en Sudán del Sur.

xxx

08/07/2021

A sus 9 meses, Akot es un bebé feliz. Come sus cacahuetes de un cuenco que podría tener la mitad de su tamaño, removiendo con toda la fuerza que su brazo le permite y saboreando cada bocado. La vida le sonríe, el mundo es un lugar por descubrir para él y no tiene límite alguno, hasta que su mamá, Anyang Kuol Ngor, lo coge para protegerlo de cualquier peligro.

Sin embargo, 8 semanas antes, la realidad de Akot era bien diferente, parecía otro niño. No se calmaba con nada, lloraba constantemente, y solo conseguía dormir cuando estaba exhausto.

En su país, Sudán del Sur, millones de personas viven en circunstancias extremas dependiendo casi exclusivamente de la ayuda humanitaria, como Akot y su familia. Anyang tiene ocho hijos y para ella llegar a fin de mes es todo un desafío, como poner un plato sobre la mesa cada día.

Esta falta de alimentos hace más vulnerables a los niños y niñas a contraer cualquier enfermedad. Akot ha tenido diarrea, fiebre y otras infecciones de forma regular. Y aunque recibió tratamiento, los episodios eran recurrentes. Cuando había comida, la rechazaba, y tampoco aceptaba la lactancia materna.

La situación se complicaba aún más en esos momentos en que Akot se enfermaba porque su madre debía quedarse en casa a cuidarlo y no podía salir a buscar algún medio de vida. “Para alimentar a mi bebé tengo que ir al mercado a ganarme la vida, y no puedo hacerlo si mi bebé está enfermo, no he podido comprar comida para mis hijos”, lamentaba Anyang. Antes la familia tenía un pequeño espacio de tierra para cultivar vegetales, pero con la escasez de semillas, se quedaron sin nada que cultivar. Además, el conflicto en Sudán del Sur les obligó a mudarse del lugar donde vivían y ya no pudieron regresar.

En estas circunstancias, el bebé empeoraba, “era terrible ver sufrir a Akot y me preguntaba qué estaba pasando”.  Anyang lo llevó a Gabat, a un centro de nutrición apoyado por UNICEF. Allí le diagnosticaron desnutrición aguda grave, lo que le pudo costar la vida porque su cuerpo no tenía la capacidad de luchar contra las enfermedades más leves.

Akot sufre desnutrición aguda grave en Sudán del Sur.

La recuperación de Akot en solo 8 semanas

Akot fue admitido en un programa apoyado por UNICEF para recuperarse de la desnutrición aguda grave que sufría. Le dimos antibióticos para sus infecciones y alimento terapéutico listo para usar para tratarlo de la desnutrición. En solo ocho semanas alcanzó los 7,3kg y ya se veía un niño totalmente diferente.

Anyang estaba feliz, sus ojos delataban su emoción, mientras Akot balbuceaba y se quejaba porque su madre intentaba mantenerlo sentado. “Quiere levantarse y andar. Quiere jugar en todo momento, sobre todo cuando ve agua, quiere jugar con ella”. Además de tener energía para jugar como cualquier bebé, ya no estaba enfermo

“Este tratamiento ha conseguido que mi hijo recupere la salud. Ya no tiene fiebre, tos, erupciones ni diarrea. Se enfermaba porque tenía hambre, si un niño se alimenta bien, no se enferma. Ahora mi hijo está calmado y jugando”. 

“Todo lo que quiere hacer es comer para mejorar su salud y está bien. Si preparo avena, la come, si le doy el alimento terapéutico, también lo come, si hago el desayuno en la mañana, lo toma, y también le doy leche materna”. 

“Ahora me puedo mover libremente, puedo ir al mercado a vender. A las dos, vuelvo y cocino el almuerzo. Antes no podía dejarlo en casa y no ganaba nada de dinero”, expresaba sonriente Anyang por el enorme cambio en la vida de su hijo y en la suya también. Ahora que el mayor sufrimiento ha pasado, sueña con llevar a Akot a la escuela, como hacen el resto de sus hijos. Le gustaría que Akot algún día llegara a ser nutricionista para ayudar a otros niños. 

Akot se alimenta con la avena que le da su madre en Sudán del Sur.

El alimento terapéutico, clave para sobrevivir a la desnutrición aguda grave

El alimento terapéutico sirve para tratar la desnutrición aguda en los niños y niñas. Es una base de cacahuete que se transforma en una pasta enriquecida con leche en polvo, aceite y una combinación de vitaminas, minerales y azúcar. Este último ingrediente aumenta las calorías, pero también lo hace dulce y, por lo tanto, más atractivo para los niños que luchan contra su apetito, que es a menudo el mayor problema de la desnutrición aguda grave. Generalmente, el niño recupera su peso normal en 6 a 8 semanas.

En UNICEF somos el mayor proveedor mundial de alimento terapéutico listo para usar, compramos y distribuimos en todo el mundo el 80% del suministro de este producto que salva las vidas de millones de niños y niñas. 

En 2021, nuestra prioridad es dar tratamiento contra la desnutrición aguda grave a unos 6,3 millones de niños y niñas que la padecen, en circunstancias similares a las de Akot.

Akot se recupera de la desnutrición en Sudán del Sur.

Sudán del Sur: 4,5 millones de niños en situación desesperada

Cuando se cumplen 10 años de la independencia en Sudán del Sur, conocemos que más niños y niñas que nunca necesitan ayuda humanitaria urgente. Concretamente, 4,5 millones de niños en el país viven en una situación desesperada, esto es, 2 de cada 3.

"La esperanza y el optimismo que los niños y niñas y las familias de Sudán del Sur sintieron al ver nacer su país en 2011, se han convertido poco a poco en desesperación y desesperanza", cuenta nuestra directora ejecutiva, Henrietta Fore. 

La infancia de muchos niños y niñas en Sudán del Sur, hoy se ve asolada por el conflicto, la crisis económica cada vez más grave, las inundaciones recurrentes y las sequías, según el nuevo informe de UNICEF sobre el impacto de la crisis humanitaria en la infancia (en inglés).

La lucha contra la desnutrición en Sudán del Sur

Crisis humanitaria en Sudán del Sur.

Una de las peores consecuencias que deja esta situación en el país son los índices tan altos de desnutrición entre los niños y niñas más pequeños. 

En cifras:

  • La tasa de mortalidad infantil es una de las más altas del mundo, se prevé que 1 de cada 10 niños no llegará a cumplir los cinco años.
  • Este año se espera que en torno a 1,4 millones de niños y niñas sufran desnutrición aguda, la cifra más alta desde 2013. 
  • Se calcula que más de 300.000 niños sufrirán las peores formas de desnutrición y podrían fallecer si no reciben tratamiento. 

En UNICEF trabajamos para conseguir una mayor capacidad de tratamiento para estos niños y niñas, al igual que un mejor acceso a agua potable, saneamiento e higiene y a los servicios básicos de atención sanitaria. ¡Nuestra prioridad es que ningún niño se quede atrás!

Teniendo en cuenta que casi la única ayuda que reciben las familias es la que proviene de las organizaciones humanitarias, este año hicimos un llamamiento que nos permitiera contar con la financiación suficiente, unos 152 millones de euros; sin embargo, solo hemos conseguido un tercio de esa cantidad.

En UNICEF sabemos que es posible acabar con la desnutrición infantil, conocemos historias de éxito, como la de Akot, que lo confirman. ¡Es urgente cambiar la realidad de los niños y niñas en Sudán del Sur! y gracias a tu ayuda podremos hacerlo. ¿Te unes?

La desnutrición aguda
amenaza la vida de Akot

Ayúdanos a salvarlo. Elige tu aportación mensual

Desgravación fiscal

Deducción y desgravación de donaciones a UNICEF

Si has decidido hacerte socio o realizar un donativo puntual a UNICEF te informamos que puedes desgravarte estas donaciones de tu declaración de la renta. Desde enero de 2020 se han incrementado los tipos de deducción aplicables a las donaciones que se realicen en favor de UNICEF España, como entidad acogida al régimen fiscal especial de la Ley 49/2002, de 23 de diciembre:

Personas Físicas (IRPF)Porcentaje de deducción
Primeros 150€80%
Resto35%
Donaciones plurianuales (a la misma entidad durante al menos 3 años) > 150€ *40%
Límite deducción base liquidable10%

*Por importe igual o superior, en cada uno de ellos, al del ejercicio anterior.

Personas Jurídicas (IS)Porcentaje de deducción
Donaciones en general35%
Donaciones plurianuales (a la misma entidad durante al menos 3 años)*40%
Límite deducción base liquidable10%

*Por importe igual o superior, en cada uno de ellos, al del ejercicio anterior.

  • Si eres persona física, en el IRPF correspondiente a este año podrás deducirte el 80% del importe de tus cuotas y/o donativos íntegros por aportaciones de hasta 150€ al año. A partir de esa cantidad la deducción será del 35% o del 40% si llevas colaborando con nosotros al menos 3 años seguidos, con un límite del 10% de la base liquidable.
  • Si eres persona jurídica, en el impuesto de sociedades podrás deducirte el 35% de tus cuotas y/o donativos íntegros. Si llevas colaborando con nosotros al menos 3 años seguidos la deducción será del 40%, con un límite del 10% de la base liquidable.
  • Si eres persona física o jurídica no residente en España y obtienes rentas en nuestro país, tienes también un beneficio fiscal por el importe de tus donativos. Puedes consultarlo en www.aeat.es
  • Si resides en una comunidad autónoma sujeta a un régimen foral particular o que ha establecido deducciones adicionales por donaciones a ONG, las deducciones aplicables pueden ser diferentes.

Recuerda que para que podamos informar a la Agencia Tributaria del importe de tus cuotas y donativos es imprescindible que nos hayas facilitado tu DNI o NIF y domicilio.

Por favor, si aún no lo has hecho, llámanos al 900 907 500 o escríbenos a socios@unicef.es o facilítanos estos datos a través de tu área del colaborador en nuestra web: www.unicef.es/acceso
Si quieres ampliar la información sobre estos beneficios fiscales, por favor, consulta la web de la Agencia Tributaria: www.aeat.es

Si prefieres, contacta con nosotros en el 900 907 074 de lunes a viernes de 9:00h a 21:00h y sábados de 11:00h a 17:00h | socios@unicef.es