7 años de guerra en Siria: 2017,
el año con más niños asesinados

2017 fue el año con mayor número de niños asesinados desde el inicio del conflicto en SiriaEn lo que va de 2018, ya son más de 1.000 niños muertos o heridos, en una tragedia que parece no tener fin.

7 años de guerra en Siria: 2017, el año con más niños asesinados

13/03/2018

El conflicto en Siria continuó durante todo 2017 matando al mayor número de niños desde el inicio de la guerra: 910 (teniendo en cuenta que la magnitud del desastre hace difícil obtener cifras exactas), una mitad más que en 2016. Solo en los dos primeros meses de este 2018, 1.000 niños han muerto o resultado heridos por la intensificación de la violencia.

Dos datos demuestran la enorme tragedia que se vive: el conflicto es la principal causa de muerte entre los adolescentes del país, y solo en 2017 se reclutó el triple más de niños para la lucha que en 2015.

Además, hay otro colectivo especialmente vulnerable: los niños con discapacidad a causa del conflicto, que sufren exclusión y olvido. Uno de ellos es Sami, de 14 años y de Deraa, al sur de Siria, y ahora refugiado en Jordania: "salí a jugar en la nieve con mis primos. Cayó una bomba. Vi las manos de mi primo volando. Dos perdimos las dos piernas y dos de mis primos murieron", nos cuenta con el miedo aún en sus ojos.

"En un conflicto, los niños con discapacidad son los más vulnerables. Necesitan tratamiento y servicios especiales. Como niños, sus necesidades son distintas a las de los adultos. Sin acceso a educación o productos que necesitan como por ejemplo una silla de ruedas, muchos enfrentan riesgos de exclusión o abandono", dice Geert Cappelaere, director regional de UNICEF para Medio Oriente y África del Norte.

    La violencia indiscriminada en áreas densamente pobladas ha ido matado a un número creciente de niños, ahora ya una cuarta parte del total de muertes civiles:

    • Se calcula que 3,3 millones de niños dentro de Siria están expuestos a artefactos explosivos, incluidas minas terrestres o explosivos sin detonar.
    • Más de 1,5 millones de personas viven con discapacidades permanentes relacionadas con la guerra, incluidas 86.000 personas que han perdido extremidades.
    • La falta de acceso a atención médica y psicológica adecuada ha prolongado o empeorado las lesiones y afecciones entre los niños con discapacidad, que además enfrentan dificultades también para acceder a servicios básicos como la educación.
    • Los países vecinos, frágiles por la inestabilidad y el estancamiento económico, acogen a más del 90% de todos los refugiados de Siria. Este gran flujo duplica el desafío para las familias que tienen niños con discapacidad.
    • La destrucción generalizada y los ataques a instalaciones médicas y educativas han arrasado el país. En 2017, Naciones Unidas verificó 175 ataques.

    Conflicto en Siria: acciones para los niños

    La crisis en Siria no tiene precedentes en cuanto a complejidad, brutalidad y duración, y no se puede seguir abordando como hasta ahora. En nombre de los niños, pedimos a las partes en conflicto, a aquellos que tienen influencia sobre ellas y a la comunidad internacional, las siguientes acciones:

    • Invertir en suministros de apoyo para salvar vidas y servicios de rehabilitación a largo plazo, incluido el apoyo psicosocial y la atención de salud mental para niños;
    • Mejorar el acceso a servicios básicos como salud, nutrición, educación, protección infantil y acceso al agua; y aumentar la ayuda financiera con 1.300 millones de dólares para financiar nuestros programas de 2018;
    • Apoyar los esfuerzos de reconstrucción y recuperación: volver a unir el tejido social y recuperar una cultura de tolerancia y diversidad que una a las comunidades;
    • Poner fin a la guerra, a las restricciones de entrega de ayuda humanitaria y a las graves violaciones contra los niños, incluidos asesinatos, mutilaciones, reclutamiento y ataques a escuelas y hospitales.

    Conflicto en Siria: #7yNOmás

    Y como no queremos seguir contando años de conflicto en Siria, porque los niños no pueden más, desde UNICEF hemos querido lanzar nuestro grito #7yNOmás, mediante el cual, un nutrido grupo de niñas, niños, mayores, estudiantes, profesores, diseñadores, periodistas, doctoras, activistas… más de 40 personas en 13 idiomas distintos, dicen BASTA YA.

    Son 7 años de dolor y pérdida para millones de niñas y niños y no queremos, ni podemos, dejar que las necesidades, las vidas y el futuro del pueblo sirio desaparezcan de la conciencia del mundo. El conflicto de Siria necesita una solución inmediata.

    La población resiste con una capacidad asombrosa, pero las violaciones de derechos  siguen siendo muy altas, sobre todo para la infancia. No podemos permitir que sigan soportando tanto horror.

    Conflicto en Siria: un rayo de esperanza

    En Siria y entre sus niños, tanto los que siguen desplazados dentro del país como los que lo están en países vecinos, no queda otra que aferrarse a la esperanza, y como ellos la tienen, nosotros no tenemos otra que trabajar duro y luchar por intentar dignificar sus vidas brindándoles esperanza:

    • Con los kits de ropa de invierno que hemos distribuido entre más de 800.000 niños y las mantas térmicas para 260.000,
    • Con los suministros básicos vitales que damos en zonas sitiadas cada vez que se abre el acceso y el diálogo que abrimos con las partes en conflicto para conseguir espacios de entrega de ayuda humanitaria,
    • Con nuestras distribuciones de agua potable, potabilización y reparto de kits higiénicos, además de rehabilitar las redes de agua dañadas por el conflicto,
    • Con el suministro de materiales educativos, creación de espacios temporales de aprendizaje y reconstrucción de escuelas, diseño de programas de estudios desde casa...,
    • Con prevención y tratamiento de enfermedades, y apoyo a los centros de salud mediante medicamentos y vacunas.

    El daño devastador de siete años de guerra no ha derrotado la determinación de los niños de Siria y el propio Cappelaere nos lo cuenta con positivismo: "a pesar de las lesiones y el desplazamiento, sus anhelos no conocen fronteras. Cuando los niños y sus familias reciben el apoyo y los servicios que necesitan, pueden superar todos los desafíos y lograr hazañas extraordinarias para recuperar su dignidad y sus sueños".

      La vida de millones de niños sirios está en riesgo

      ¡Dona ahora!

      Si prefieres, contacta con nosotros en el 900 907 500 de lunes a viernes de 9:00h a 21:00h y sábados de 11:00h a 17:00h | socios@unicef.es

      Donar por transferencia bancaria:

      Banco Santander ES67 0049 0001 59 2810100005
      BBVA ES14 0182 2370 40 0208517159