Derechos 
de los niños

Todos los derechos, para todos los niños, en todo el mundo

Nuestra pasión: los derechos de los niños

Si hay algo que tienen en común todos los niños del mundo, sin excepción, son sus derechos. Hayan nacido donde hayan nacido, tengan el color de piel que tengan y sea cual sea su condición económica o sexual, todos los niños del mundo tienen los mismos derechos.

Todo nuestro trabajo se mueve en torno a esta certeza, que queda reflejada en la Convención sobre los Derechos del Niño, y que es la brújula, no solo de nuestro día a día, sino de todas las personas que trabajan por la infancia.

Nuestra misión es hacer que los derechos de los niños sean una realidad en todos aquellos países en los que trabajamos, incluidos los países desarrollados. Derecho a una vida saludable, a una educación de calidad y a estar protegidos contra todo tipo de abuso y violencia.

En España, nuestra acción se concentra en la incidencia política por los derechos de la infancia, en la elaboración de estudios que ayuden a comprender mejor la situación de la infancia en nuestro entorno y en la educación en derechos, promoviendo un enfoque de derechos en nuestras aulas y centros educativos.

Los 4 principios clave de los derechos de los niños

En la práctica, estos principios se traducen en acciones con gran impacto sobre el bienestar de los niños y niñas:

  • En el cuidado de la primera infancia, el enfoque de derechos supone programas más integrados, que aborden los problemas desde varios frentes (nutrición, vacunas, atención neonatal, etc.).
  • En educación, este enfoque implica mayor atención en la igualdad de acceso a la educación entre niños y niñas y en mejorar la calidad de la educación para evitar el abandono escolar.
  • En protección de la infancia, el enfoque de derechos significa el desarrollo de un entorno protector que identifica y refuerza los componentes principales que pueden proteger a los niños y niñas (familias, comunidades, leyes, medios de comunicación...)

Preguntas frecuentes sobre los derechos de los niños

Los derechos de los niños no son algo secundario, ni complementario, son derechos humanos. La Convención sobre los Derechos del Niño existe porque es necesario aportar una protección especial a la infancia que no ofrece la Carta de Derechos Humanos. Hay derechos de los adultos que no pueden aplicarse a los niños y viceversa.

Los derechos de la infancia son indivisibles, interdependientes y están vinculados unos con otros. Cuando en un caso concreto existe un conflicto de derechos, un derecho puede anteponerse a otro a la hora de tomar una decisión. Pero esto no implica que haya derechos más importantes que otros.

Muchas leyes de protección de la infancia existen precisamente porque los países que ratifican la Convención se comprometen a incluirlas en su legislación y a poner los medios necesarios para que se cumplan. Además, el Comité de los Derechos del Niño existe para vigilar que los países que han suscrito la Convención la cumplan.

En ningún caso. La Convención sobre los Derechos del Niño es algo muy serio y supone un reconocimiento del deber de proteger a los menores de edad de injusticias graves que pueden limitar sus posibilidades de desarrollo y que pueden causarles problemas y sufrimiento

Lo primero que todos podemos hacer es conocerlos y difundirlos. También puedes informarte sobre cómo defenderlos: qué leyes protegen a los niños y qué asociaciones y organizaciones trabajan para defender los derechos de la infancia. Además, estás a un click de descubrir las diferentes formas en las que puedes colaborar con el trabajo de UNICEF para hacer realidad los derechos de la infancia en todo el mundo.

¿Te gustaría hacer algo extraordinario hoy?

Hazte socio y ayuda a cambiar la vida de millones de niños en todo el mundo

El compromiso de los socios nos permite cambiar la vida de miles de niños en todo el mundo. Nos permite llegar más lejos, donde otros no llegan, mediante programas sostenibles de supervivencia, educación, protección.

Hazte socio