Ayuda a Ecuador: ¿qué puedo hacer?

Un terremoto como el de Ecuador lo arrasa todo a su paso. A la pérdida de vidas humanas, más de 400 en este caso, y los heridos, más de 2.500, se unen los destrozos en viviendas, escuelas y hospitales, que producen el desconcierto, el caos y la falta de servicios básicos a miles de personas.

Las imágenes de destrucción y dolor se suceden en las redes sociales, las pantallas de nuestros televisores y las portadas de nuestros periódicos. Y, entonces, a muchos de vosotros os surge la pregunta: ¿cómo puedo ayudar? 

AYUDA ECUADOR: LAS NECESIDADES SON ENORMES 

La destrucción ha sido muy fuerte en 6 provincias de Ecuador. Las necesidades de la población son enormes. Muchas infraestructuras han sido dañadas. El sistema de salud está en situación emergencia y en algunos lugares se ha interrumpido el servicio de agua y electricidad.

En estos momentos, Ecuador vive con la esperanza de encontrar supervivientes bajo los escombros. Por eso, las primeras 72 horas son vitales en una emergencia. 

Ecuador necesita ayuda internacional. Gobiernos de otros países y organizaciones ya se han puesto en marcha. En UNICEF centramos nuestra respuesta en ayudar y proteger a niños y familias.

Vosotros desde donde estéis también podéis sumaros para ayudar a Ecuador, a través de la opción que prefiráis: 

  1. Desde tu telefóno, enviando un SMS solidario con la palabra UNICEF al 38080, estarás donando 4 euros que se convierten en ayuda humanitaria directa.
  2. Haciendo un donativo a través de nuestra página web o de nuestras cuentas bancarias en:
  • Caixabank  ES39 2100 5731 70 0200005001
  • Santander  ES51 0030 8301 77 0000304271
  • ING DIRECT ES98 1465 0100 95 6000000000

​También podéis utilizar vuestras redes sociales, Facebook, Twitter o Instagram para que todo el mundo sepa lo que está ocurriendo en esta emergencia y cuáles son las necesidades de la población ecuatoriana. Cuanto más lejos llegue el mensaje, más ayuda llegará. 

Ayuda Ecuador: la sociedad española se vuelca

La sociedad española se vuelca en este tipo de catástrofes. Así lo demostró hace ya casi un año, cuando un terremoto de 7,9 grados en la escala de Richter destrozó Nepal, dejando cerca de 10.000 muertos.

Un país que sufre un seísmo de estas características queda sumido en el caos. Es importante recordar que las autoridades y las organizaciones humanitarias deben ser el punto focal de toda la ayuda que va llegando. De esta forma, los resultados de esa ayuda serán mucho más eficaces. 

Vuestra ayuda, tu ayuda, es muy importante hoy.