UNICEF PIDE 763 MILLONES DE DÓLARES PARA 'EMERGENCIAS OLVIDADAS'

UNICEF hace hoy un llamamiento por un valor de más de 750 millones de dólares con el fin de ayudar a los millones de niños y niñas que luchan por sobrevivir a los conflictos y otras emergencias en países de todo el mundo, UNICEF dice que el tsunami ha demostrado que la gente se preocupa profundamente por los niños en situaciones de desesperación aunque, a veces, no sea consciente de que éstas se estén produciendo.

“Hemos sido testigos de una respuesta verdaderamente espectacular del público internacional – una combinación de compasión, rapidez y generosidad que permitió a UNICEF ayudar a salvar vidas inmediatamente,” ha declarado la Directora Ejecutiva de UNICEF, Carol Bellamy. En nombre de todos mis compañeros que están trabajando contrarreloj para proporcionar ayuda a los supervivientes, agradezco a nuestros donantes su gran respuesta.” “Estamos haciendo un llamamiento a ese mismo espíritu de generosidad que unió a gentes y países en la crisis del tsunami,” agregó. “El nuevo año comenzó con un nuevo espíritu de solidaridad humana, una demostración de que lo que ocurre en una punta del mundo, nos afecta a todos.” En el transcurso del lanzamiento del informe anual de UNICEF sobre los niños en países en crisis, Bellamy citó el conflicto continuo en la República Democrática del Congo, que se ha cobrado la vida de más de tres millones de personas en sólo cinco años, y la crisis en el norte de Uganda, que según ella es una de las peores emergencias a las que hace frente la infancia en todo el mundo.

En cualquier momento entre un cuarto y un tercio de los158 países en los que UNICEF está trabajando están afectados por emergencias derivadas de conflictos, crisis económicas, desastres naturales o una combinación de todos ellos. El llamamiento proporciona una visión de los programas de emergencia de UNICEF en 33 de estos países y territorios, y pide un apoyo económico de 763 millones a los donantes para las campañas de ayuda humanitaria destinadas a mantener con vida a los niños, protegerles, y proporcionarles los servicios básicos.

Entre los países incluidos en el llamamiento de 2005 estánUganda, Somalia, Burundi, República Democrática del Congo, Sierra Leona, Afganistán, Indonesia, Sri Lanka, Colombia y Haití. Dos tercios de los países son africanos. Asimismo, incluye un llamamiento extraordinario para Sudán – más de 289 millones de dólares – para proporcionar ayuda humanitaria en el sur del país, donde el reciente acuerdo de paz está creando una nueva esperanza, y en el oeste de la región de Darfur, que antes de producirse el tsunami, era quizás considerada como el foco más candente de presión humanitaria del mundo. “La cámara tiene el poder de cambiar el foco cuando una nueva emergencia aparece, centrando de forma urgente nuestra atención hacia delante. Pero mientras podemos olvidar algunas emergencias, no deberíamos olvidar a los niños que se ven atrapados en ellas,” dijo Bellamy. “Todos los días, niños están siendo matados, mutilados y reclutados para pelear en guerras,” dijo Bellamy. “Son arrebatados de sus familias, forzados a ver la violencia y a soportar las consecuencias lentas y dolorosas de tener su salud descuidada.” Durante las emergencias, los niños son especialmente vulnerables a las enfermedades, la desnutrición y la violencia. Cerca de la mitad de los 3,6 millones de personas muertas en conflicto durante los 90 (45 por ciento) eran niños. Millones de niños más resultaron seriamente heridos o incapacitados permanentemente, o soportaron violencia sexual, traumas, hambre y enfermedad. Alrededor de 20 millones de niños se vieron forzados a abandonar sus hogares y comunidades por el conflicto.

En todas las emergencias, UNICEF se centra en primer lugar en la supervivencia de los niños, lo que implica proporcionar atención sanitaria, agua y saneamiento y nutrición adecuada. UNICEF también está allí para brindar protección inmediata a los niños que han sido abandonados o separados de sus familias, reclutados por el ejército o grupos rebeldes y explotados o víctimas de cualquier otro abuso. UNICEF también ayuda a los niños a recuperarse de la angustia psicológica asociada con las emergencias, y la vuelta de los niños a la escuela lo antes posible constituye un componente clave. En las escuelas, los niños tienen mayor acceso a la atención médica, alimentos, agua y saneamiento. Bellamy elogió a la Oficina de la Comisión Humanitaria Europea (ECHO), el tercer donante a los programas de emergencias de UNICEF, por haber dado recientemente a UNICEF dos subvenciones por un total superior a 7 millones de euros para aumentar la preparación y respuesta de emergencia. “Gracias a esta generosa donación, podremos trabajar más eficientemente y rápidamente en la coordinación de la respuesta de emergencia con nuestros socios y reforzar nuestros esfuerzos para proteger a los niños en emergencias de la explotación y el abuso,” dijo. Los recursos solicitados en el actual llamamiento permitirían a UNICEF proporcionar un amplio soporte en el inmediato y largo plazo para los niños y niñas en emergencias, incluyendo servicios básicos de salud, agua potable y sistemas de saneamiento, inmunización contra enfermedades mortales, desparasitación y reintegración de niños soldado, acceso a educación de emergencia y apoyo legal y protección de la explotación y del abuso. “El trabajo de UNICEF en las emergencias no solo salva vidas de los niños sino que también da a los niños más vulnerables, una oportunidad de un futuro decente,” dijo Bellamy. “Este llamamiento puede parecer mucho dinero, pero para las decenas de millones de niños en estos países, es solo una cuestión de supervivencia, seguridad y un poco de esperanza.” Un agradecimiento por el tsunami Mientras anunciaba su llamamiento para otras emergencias, UNICEF dijo que faltaba poco para alcanzar los fondos requeridos para la ayuda humanitaria por el tsunami y la reconstrucción.

Con cerca de 300 millones de dólares ya recibidos de los gobiernos y donantes individuales, y con un pequeño número de eventos de recaudación notable que tendrán lugar pronto, UNICEF dijo que esperaba recibir suficiente para alcanzar lo requerido para el futuro inmediato. La agencia dijo que aparte de los eventos ya planificados, no iniciaría ningún nuevo proyecto de recaudación. “Estamos invitando a la gente que donó generosamente para el tsunami a que se planteen trabajar con UNICEF en otras áreas del mundo donde las vidas, derechos y la supervivencia de millones de niños están amenazadas. Éstas son batallas que pueden lucharse simultáneamente, en la zona del tsunami y en otros países en crisis, si todos trabajamos juntos.” UNICEF ha distribuido decenas de millones de dólares en ayuda humanitaria para salvar vidas en la zona del tsunami y continuará apoyando la recuperación básica. La agencia también desempeñará un papel a largo plazo en la reconstrucción de los servicios vitales para los niños, incluyendo escuelas y centros de salud

Más información:

UNICEF-Comité Español
Tel. 91 3789558 / 609 160051
www.unicef.es

Cristina Miguel,
Dirección de Comunicación
cmiguel@unicef.es

Verónica Giordana,
Dirección de Comunicación,
vgiordana@unicef.es