UNICEF está apoyando la respuesta del gobierno a las necesidades de los niños afectados por las inundaciones en el centro y este de Afganistán

UNICEF está distribuyendo ayuda de emergencia en las provincias que han sido más duramente afectadas por las recientes inundaciones, para garantizar que se cubren las necesidades más inmediatas de los niños.

Kabul – UNICEF está distribuyendo ayuda de emergencia en las provincias que han sido más duramente afectadas por las recientes inundaciones, para garantizar que se cubren las necesidades más inmediatas de los niños.

Las inundaciones que han seguido a las lluvias torrenciales, han afectado las zonas central y este de Afganistán durante la última semana. Las autoridades afganas afirman que son las peores inundaciones en estas regiones en los últimos 80 años y se prevén más lluvias.

Según las estimaciones del gobierno afgano, las inundaciones han dejado sin hogar a miles de personas en el noreste de la provincia de Kapisa, el centro de Ghazni, Laghman, Nangarhar, Kunar, Logar, Khost y el norte de Parwan, donde alrededor de 4.000 casas han sido destruidas. Gran parte de la tierra cultivable y de las cosechas, de las que depende la población local, han sido devastadas. La destrucción de carreteras y puentes a causa de la intensa lluvia, junto con la situación de inseguridad, han dificultado la respuesta.Hasta el momento el número de fallecidos asciende a 80.

Hasta el momento UNICEF ha distribuido 430 tiendas de campaña en las provincias de Nangarhar y Kunar. Se espera que hoy lleguen a Kapisa: kits familiares de agua, suministros para el almacenamiento de agua y cloro para la potabilización de agua para 2.000 familias, y
galletas energéticas para 10.000 niños menores de cinco años, mujeres embarazadas y mujeres en período de lactancia.

Los niños son siempre los más afectados en las emergencias. Es muy importante que tengan acceso a agua potable. Deben estar protegidos frente a la amenaza de la diarrea y la aparición de enfermedades prevenibles a través de acciones de vacunación contra enfermedades propias de este periodo de vida, como por ejemplo el sarampión”, dijo Peter Crowley, Representante de UNICEF en Afganistán. “Pero no debemos olvidar que otros derechos como la educación, deben reanudarse tan pronto como sea posible para ayudar a los niños a recobrar un sentido de normalidad”.

Trabajando con el gobierno de Afganistán y con otras agencias de Naciones Unidas y aliados, UNICEF está dando respuesta a las necesidades en materia de higiene, nutrición y salud primaria de alrededor de 4.000 familias en las regiones central y este. A principios de año ya se habían recibido en Afganistán sales de rehidratación oral para prevenir la muerte por diarrea, cloro para potabilizar agua, galletas energéticas para cubrir necesidades nutricionales inmediatas y equipamiento para higiene y almacenamiento de agua, y se espera que lleguen a las zonas afectadas en las próximas 48 horas. Está prevista una campaña contra el sarampión para los próximos días.

Acerca de UNICEF

UNICEF trabaja en el terreno en más de 150 países y territorios para tratar de garantizar a los niños y las niñas el derecho a sobrevivir y a desarrollarse desde la primera infancia hasta la adolescencia. UNICEF, que es el mayor proveedor de vacunas para los países en desarrollo, trabaja para mejorar la salud y la nutrición de la infancia; el abastecimiento de agua y saneamiento de calidad; la educación básica de calidad para todos los niños y niñas y la protección de los niños y las niñas contra la violencia, la explotación y el VIH/SIDA. UNICEF está financiado en su totalidad por las contribuciones voluntarias de individuos, empresas, fundaciones y gobiernos.

Más información:

Farida Ayari,
UNICEF Kabul,
+ 93 798 507 110
fayari@unicef.org

Patrick McCormick,
UNICEF New York,
+ 1 212 326 7426
pmccormick@unicef.org