Protegiendo a la infancia afectada por el VIH/SIDA

El 26 de octubre se ha presentado en Madrid el informe del Centro de Investigaciones Innocenti Protegiendo a la Infancia afectada por el VIH/SIDA. La presentación ha contado con la presencia de Per Engeback, Director Regional de UNICEF para África Oriental y meridional.

Madrid  - Varios países están realizando progresos en la provisión de ayudas a los huérfanos y niños y niñas más vulnerables. Estas ayudas incluyen el acceso a la educación, a la salud, la asistencia social y a servicios de protección.

En este contexto el Centro de Investigación Innocenti UNICEF, el informe “ Protegiendo a la infancia afectada por el VIH Sida” que pretende fomentar el debate sobre la grave situación que afecta al grupo más vulnerable frente a la pandemia de VIH SIDA, cuando en el pasado año y medio ha habido avances significativos respecto a la situación de la infancia afectada por esta pandemia.

Un número cada vez más alto de niños recibe tratamiento como resultado de los test, el abaratamiento de los fármacos y una formulación más simple de estos. Existe una conciencia más amplia de la necesidad de intensificar y acelerar acciones más universales para proveer de protección y ayuda a los niños y niñas más afectados por el sida, a escala nacional y global.

En numerosos países, ha habido un reciente progreso en la reducción de la desigualdad entre huérfanos y “no –huérfanos” en el acceso a la educación, parcialmente debido a la eliminación de las tasas educativas. Un número cada vez más numeroso de países del Africa Sub-sahariana ha empezado adotar de protección social a los niños afectados por el SIDA, a través de iniciativas como trasferencias de dinero sin intereses, las cuales incluyen transferencias a hogares sin recursos, ayudas monetarias infantiles, subvenciones de cuidado a huérfanos, subvenciones a discapacitados o pensiones sociales.

Sin embargo, la situación, para la mayoría de los niños huérfanos a causa del Sida es crítica, -alrededor de 15,5 millones menores de 18 años en el 2005 según ONUSIDA. A nivel general, solo un 10% de los niños huérfanos o más vulnerables a causa del sida reciben ayuda al margen de la de su comunidad.

En el África subsahariana, las familias siguen siendo el mayor apoyo para los 12 millones de niños huérfanos. Menos de uno de cada tres jóvenes en esta región tiene conocimientos de cómo protegerse del virus.

Conclusiones del Informe

El mensaje central de este informe gira en torno a las acciones y recursos que las familias y las comunidades necesitan para ayudar a los niños más vulnerables. Proyectos y programas en pequeña escala que supongan apoyo y ayuda a nivel institucional que se vayan incrementando en pos de los colectivos más necesitados.

El informe tiene como objetivo llamar la atención sobre las dimensiones de la vida de un niño que VIH SIDA elimina por completo al reducir su salud y sus perspectivas de escolarización mientras aumenta sumarginalización y carencias. El impacto del VIH SIDA se extiende no sólo a huérfanos sino también a quienes forman parte de su entorno familiar, así como amigos y vecinos que ayudan al cuidado de los huérfanos.

EL VIH SIDA amenaza la nutrición y la salud, resultando a menudo en menos alimentos para las familias. La epidemia profundiza las desigualdades de género, ya que son las niñas quienes son retiradas de la escuela en primer lugar para asumir responsabilidades cotidianas cuando el VIH SIDA afecta al resto de sus allegados. Niñas y mujeres son los primeros cuidadores de los afectados y de los niños que la enfermedad deja huérfanos. El VIH SIDA aísla y excluye, provocando en muchos casos un riesgo progresivo de ostracismo en los más pequeños y su abandono por parte de familias, amigos y comunidades.

El Informe destaca asimismo las diferentes formas que las comunidades utilizan para enfrentarse a la enfermedad, como la repartición de tareas entre amigos y vecinos en cada comunidad. Examina otros mecanismos que han incrementado su capacidad para gestionar la epidemia, como clubs y grupos de ayuda, grupos de crédito y ahorro, o esquemas de microfinanciación sanitaria.

El informe evalúa soluciones alternativas cuando el cuidado familiar no es posible, incluidasfamilias de acogida y adopción, pero enfatiza que todas las soluciones de cuidado infantil pasan por que este cuidado se realice en un ambiente familiar y cercano a la comunidad del niño, en la medida que esto sea posible.

En comunidades afectadas para el VIH y SIDA, los derechos de la infancia deben ser protegidos. Un apoyo integrado, coherente y holístico a gran escala se necesita de forma urgente para responder a las necesidades inmediatas y a largo plazo de estos niños.

Más información:

UNICEF Innocenti Research Centre, Florence
Salvador Herencia (+39 055) 20 33 354, sherencia@unicef.org
Patrizia Faustini, (+39 055) 20 33 253, pfaustini@unicef.org
UNICEF-Comité Español
Sara Cortés + 34 609 16 00 51, scortes@unicef.es

United Nations Children’s Fund Telephone +39-055-20330
Innocenti Research Centre Facsimile +39-055-244817
Piazza SS. Annunziata 12 http://www.unicef.org/irc
50122 Florence, Italy florence@unicef.org