La sequía, la guerra y la desnutrición provocaron un aumento significativo en la adquisición de suministros para la infancia en 2017

 

UNICEF invirtió más de 500 millones de dólares para responder a las crisis humanitarias durante 2017

Suministros_humanitarios

 

COPENHAGUE, 28 de junio 2018- A medida que las hambrunas, las sequías, los conflictos y la desnutrición amenazaban la supervivencia de millones de personas en 2017, UNICEF invirtió más de 500 millones de dólares para distribuir suministros vitales y de emergencia a los niños que los necesitaban. Este es el mayor gasto de UNICEF en suministros para crisis humanitarias hasta ahora.

En 2017, las sequías y los conflictos armados devastaron las vidas de los niños en Sudán del Sur, Yemen, Somalia y el noreste de Nigeria, donde unos 22 millones de niños pasaron hambre, estuvieron enfermos, fueron desplazados y se quedaron fuera de la escuela. Cerca de 1,4 millones de niños estaban en riesgo de muerte inminente por desnutrición severa. La respuesta de UNICEF fue enviar 122,4 millones de dólares en productos nutricionales, incluyendo alimento terapéutico listo para consumir, leche, galletas altamente energéticas y equipamiento para pesar y medir a los niños.

En el Cuerno de África, donde las sequías empeoraron una crisis nutricional a gran escala, UNICEF distribuyó cerca de la cuarta parte de todo su alimento terapéutico para salvar a cientos de miles de niños afectados por la desnutrición aguda. Más de la mitad fue producido por proveedores locales en países donde UNICEF tiene programas de nutrición. Esto ayudó a mejorar la eficacia, y dio apoyo a los mercados locales.

Además de los suministros relacionados con la nutrición, UNICEF envió agua y artículos de saneamiento vitales, vacunas y medicamentos, así como kits de educación y prendas de vestir para niños y familias atrapados o desplazados por conflictos, desastres naturales y otras crisis en 61 países. La mayoría de los suministros de emergencia se enviaron a Cox's Bazar en Bangladesh, Yemen, el Cuerno de África, Siria, la región del Lago Chad y Sudán del Sur.

Para atender las necesidades de los refugiados rohingya en Bangladesh, se implementaron rápidamente servicios logísticos, mientras que se entregaron suministros de agua, saneamiento y salud para hacer frente a los brotes simultáneos de cólera en todo el mundo. Solo en Yemen, donde casi 22 millones de personas se vieron afectadas por la inseguridad alimentaria y un sistema de salud que se desmorona, UNICEF proporcionó más de 900 millones de tabletas de purificación, 1.800 kits para combatir la diarrea acuosa aguda y 33 millones de dosis de vacunas.

En 2017, UNICEF y sus socios también redujeron sustancialmente los precios de las vacunas, gracias a los esfuerzos para influir en el mercado. Por primera vez, un kit completo de vacunas para un niño menor de un año ahora se adquiere por menos de 18 dólares para países de bajos ingresos, por debajo del precio de 2013 de 24,46 dólares.

En total, UNICEF adquirió suministros y servicios por valor de 3,46 mil millones de dólares (más de 2.941 millones de euros) para atender las necesidades más urgentes de millones de niños en 150 países y territorios el año pasado.

El informe está disponible aquí.

Fotos disponibles aquí.

Acerca de UNICEF

UNICEF promueve los derechos y el bienestar de todos los niños y niñas en todo lo que hacemos. Junto a nuestros aliados, trabajamos en 190 países y territorios para transformar este compromiso en acciones prácticas, centrando especialmente nuestros esfuerzos en llegar a los niños más vulnerables y excluidos para el beneficio de todos los niños, en todas partes.

Para más información:
Belén de Vicente
UNICEF Comité Español, Tel: 609 160 051 / 91 378 95 55
E-mail: comunicacion@unicef.es