FORO MUNDIAL DEL AGUA DE LOS NIÑOS Y LAS NIÑAS

La crisis mundial del agua Aunque pueda parecer increíble, una sexta parte de los habitantes del mundo, más de 1.100 millones, subsisten cada día sin agua potable. Y 2.600 millones de personas carecen de acceso a instalaciones sanitarias.

La crisis mundial del agua

Aunque pueda parecer increíble, una sexta parte de los habitantes del mundo, más de 1.100 millones, subsisten cada día sin agua potable. Y 2.600 millones de personas carecen de acceso a instalaciones sanitarias.

Estas terribles condiciones de vida dan paso a lo que puede considerarse como el peor problema de salud del mundo. Una gran cantidad de habitantes de los países en desarrollo están enfermos o mueren debido a enfermedades transmitidas por el agua como el cólera, los parásitos intestinales y la fiebre tifoidea.

Los niños y niñas son los más afectados por esta emergencia sanitaria mundial. La diarrea, una consecuencia del agua insalubre y el saneamiento deficiente,mata todos los días a 4.500 niños y niñas, la segunda mayor causa de mortalidad infantil en el mundo. Millones más sobreviven con dificultades y son presa fácil de otras enfermedades.

Las economías en desarrollo son otra víctima de este problema. Sin un mínimo de 20 litros de agua potable al día –dos cubos o baldes– los niños y niñas tienen pocas probabilidades de escapar a la pobreza. En lugar de ello, sufren mala salud, pierden días de clase y viven sumidos en el subdesarrollo. El costo en pérdida de productividad anual para las naciones más pobres es de 68.000 dólares.

Tomar medidas: el Foro Mundial del Agua de los Niños y las Niñas

El Foro Mundial del Agua de los Niños y las Niñas es una reunión sin precedentes de niños y niñas, dedicada al agua, la supervivencia y la educación, que se celebrará en México del 16 al 22 de marzo durante el 4º Foro Mundial del Agua. Por primera vez, este encuentro ofrece a los niños y niñas la posibilidad de expresar su opinión en el debate mundial sobre el agua. Más de 100 niños y niñas de todo el mundo acudirán a la reunión junto a numerosos ministros de gobierno, para debatir qué pueden hacer para contribuir a resolver la crisis cada vez mayor de agua en el mundo. El Foro está organizado conjuntamente por UNICEF, el Instituto Mexicano de Tecnología, el Proyecto WET y el Foro Japonés del Agua. UNICEF apoya la participación de 20 niñas y niños, de 11 a 15 años, todos ellos promotores del agua, el saneamiento y la higiene, procedentes de comunidades en desarrollo de África (Etiopía, Kenya, Malawi y Nigeria), América Latina (Colombia y Nicaragua) y Asia (Bangladesh, Nepal, RPD Lao y Tayikistán). Estos participantes aportarán historias positivas procedentes de algunos de los países más pobres del mundo: desde adolescentes de Bangladesh que imparten educación sobre la higiene en las barriadas pobres hasta escolares de Malawi que construyen sitios  para lavarse las manos en los poblados. Muchos países industrializados envían también participantes.

El papel olvidado de la infancia

El Foro hace hincapié en el papel de la infancia para proporcionar agua potable y saneamiento a 1.000 millones más de personas y cumplir con las metas mundiales. Por medio de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, el mundo se ha comprometido a reducir a la mitad la proporción de personas que viven sin agua potable ni saneamiento adecuado, y reducir la mortalidad en la infancia a gran escala en 2015. Lograr estos objetivos significa colocar las necesidades de los niños y las niñas primero: escuchar sus puntos de vista y contar con su participación. En muchas comunidades pobres, los niños y niñas son los héroes desconocidos en la lucha contra las enfermedades transmitidas por el agua. Simplemente con enseñar a las familias y los amigos a lavarse las manos, los niños y niñas pueden reducir los casos de diarrea en sus vecindarios hasta en un 40%. La mejora de las instalaciones sanitarias de las escuelas por parte de los estudiantes ha contribuido a aumentar el número de niñas que van a clase. En las comunidades pobres de todo el mundo, los niños y niñas han sido los primeros en organizar instalaciones para lavarse las manos, convencer a sus progenitores y vecinos de que construyan letrinas y exigir mejores servicios de los gobiernos. Necesitan ayuda inmediata y urgente para seguir salvando vidas y modificar las condiciones de sus comunidades y sus escuelas.

UNICEF y el agua: Durante más de 40 años, UNICEF ha proporcionado agua potable y saneamiento básico a la infancia como parte de nuestro compromiso para asegurar la supervivencia y el desarrollo de la niñez. Trabajamos en más de 90 países en África, América Latina y Asia. Ya sea cavando bombas de agua en Haití, construyendo letrinas para las estudiantes de Etiopía, mejorando la calidad del agua en la India, o enviando camiones cisterna a las zonas de desastre de Pakistán e Indonesia, UNICEF se encuentra en primera línea de la campaña para proporcionar a las familias estas necesidades vitales. Hoy, UNICEF es el principal proveedor de sales de rehidratación oral (SRO), una combinación simple de sales y azúcares que ha demostrado su eficacia para reducir drásticamente las muertes debidas a las enfermedades diarreicas. Cuando se produce una emergencia, UNICEF coordina los esfuerzos de las Naciones Unidas para proteger a la niñez contra las enfermedades que se transmiten por el agua, distribuyendo suministros de agua, reparando pozos y apoyando campañas de higiene.

Más información:

UNICEF- Teléfono- 91 378 95 58/ 629 47 63 80
www.unicef.es

Belén Barbero, Dirección de Comunicación, bbarbero@unicef.es
Elena Crego, Directora de Comunicación, ecrego@unicef.es
Cristina Miguel, Dirección de Comunicación, cmiguel@unicef.es