EL ENFOQUE INTEGRADO POR LA SUPERVIVENCIA DE LA INFANCIA ALCANZA RESULTADOS IMPORTANTES, SEGÚN HALLAZGOS DE UNICEF

Un enfoque integrado para la supervivencia de la infanciam diseñado para proveer un paquete de servicios médicos salvavidas para los niños en comunidades de dificil acceso, ha mostrado resultados notables, según ha anunciado la Directora Ejecutiva de UNICEF, Ann M. Veneman en la Asamblea Mundial de la Salud.

Después de tres años de aumento de la cobertura de las intervenciones básicas de salud, UNICEF estima que la mortalidad infantil habrá disminuido en un promedio del 20% en los 16 distritos en donde el programa fue puesto en marcha de forma completa, y por el 10% donde fue aplicado parcialmente.

"Los primeros resultados de esta iniciativa son notables," dijo la Directora Ejecutiva de UNICEF Ann M. Veneman, en la sesión plenaria de la Asamblea Mundial de la Salud. "Se han alcanzado las expectativas, y nos han mostrado que se pueden alcanzar en un corto período de tiempo a través de la ciencia sanitaria usando el enfoque integrado."

El programa, llamadoPrograma Acelerado de Supervivencia y Desarrollo Infantil (PASDI), se inició en unos 100 distritos de 11 países del África del Oeste, a principios de 2002.

El Programa PASDI tiene en cuenta las intervenciones más eficaces de salud para los niños y las niñas, los recién nacidos y las mujeres embarazadas y las agrupa en un paquete integrado y rentable. El paquete incluye la inmunización de niños y niñas y de mujeres embarazadas, la distribución de micronutrientes, la promoción de la lactancia materna, la provisión de sales de rehidratación oral para la diarrea, mosquiteros para proteger a los niños y niñas y mujeres del paludismo. Las intervenciones varias se abarcan extensamente y están en uso en todo el mundo; el nuevo enfoque las agrupa y la facilita de maneras más
eficaces.

Financiado por el Gobierno Canadiense e iniciado por UNICEF, el modelo PASDI contó con la experiencia y la asociación de múltiples actores en el mundo, incluyendo gobiernos y los ministerios de salud, la (OMS) Organización Mundial de la Salud, el Banco Mundial, numerosos grupos no gubernamentales, líderes de comunidades locales, y otros. El modelo cuenta con la implicación de todos y cada uno de los que tienen un papel en la salud de las mujeres y de los niños y las niñas.

Cómo funciona

Una de las facetas esenciales del programa PASDI es que se centra en extender la cobertura de salud a las comunidades no atendidas, usando los esfuerzos de las comunidades de desenvolvimiento para dar acceso a servicios más cercanos de donde realmente vive la gente. Los servicios también se acompañan de programas para educar a familias en prácticas para cuidados de salud en el hogar para sus niños y niñas.

UNICEF dice, que el control continuo y estrecho del progreso actual de las intervenciones "trazalíneas", tales como el uso de mosquiteros de cama, ha contribuido perceptiblemente al éxito del programa. Las continuas mediciones permiten que los encargados de proyecto identifiquen y fijen obstaculos tales como el acceso inadecuado, baja demanda, o escasa conformidad.

Los “Contratos de desarrollo” negociados en el ámbito local con cada uno de los aliados implicados en el programa, desde los ministerios de salud hasta las pequeñas ONGD de base, han contribuido a asegurar la continuación del proceso. Los contratos explícitamente acordaban que cada una de los aliados era responsable de ello.

UNICEF ha dado otra importante razón para la efectividad de la iniciativa: antes que desarrollar una nueva estructura, se trabaja con los esfuerzos ya existentes de los gobiernos para actualizar su propio sistema de salud.

ACSD se desarrolló más intensamente en 16 distritos en Senegal, Mali, Ghana y Benin, países en los que la tasa de mortalidad de menores de cinco años ha caído según estimaciones 25, 21, 17 y 16 por ciento respectivamente.

El programa se ha centrado en distritos a los que resultaba difícil llegar, a menudo con las tasas de mortalidad más altas y ha mostrado que un progreso significativo era posible a pesar de lo que se esperaba.

En Gana, por ejemplo, los proyectos ACSD se han llevado a cabo en los distritos del norte del país. La distribución de redes para cunas con insecticida (ITN) aumentó desde el 5 al 75% en esas zonas. Las tasas de mortalidad y enfermedad empezaron a disminuir, mientras que en el resto del país se han estancado o incluso se han deteriorado.

El proyecto se puso en marcha con una donación de 30 millones de dólares del gobierno de Canadá, el cual únicamente planteó a UNICEF que llevara a cabo un proyecto innovador que redujera la mortalidad al menos en un 15% y que costara menos de 1.000 dólares por vida salvada. Ambos objetivos se han conseguido e incluso superado, ya que en las áreas donde el ACSD fue completamente puesto en marcha, la mortalidad infantil ha mejorado hasta en un 20% con un coste añadido de alrededor de 500 dólares por vida salvada.

“Agradecemos a Canadá su liderazgo y apoyo, al igual que a los gobiernos de África Occidental cuyo compromiso ha hecho posible estos resultados”, ha dicho Veneman.

Plan extensible

Cada año, cerco de 11 millones de niños con menos de cinco años mueren por causas evitables, y cerca de cinco millones de estas muertes ocurren en el África Subsahariana. Para alcanzar el Objetivo de Desarrollo del Milenio de reducir en dos terceras partes la mortalidad infantil para 2015, tres millones de muertes deberán evitarse en esta zona del mundo por año.

Una vez analizado que ha ocurrido en el programa piloto, UNICEF se ha planteado el objetivo de desarrollar el ACSD para llegar a más niños en África. 

“Creemos que podemos llegar al 60% de los niños del África Subsahariana hasta el 2009 gracias a estas intervenciones integradas de base”, ha recalcado Veneman. “Esto significará que se salvará un millón de vidas adicional cada año sólo en esta zona.”

Nota estadística: UNICEF estima que la reducción de la mortalidad infantil está basada en un acuerdo internacional, un modelo revisado de forma compartida que use tasas eficaces y estándar para intervenciones individuales y tenga en cuenta tasas de cobertura de esas intervenciones.

Más información:

 

UNICEF-COMITÉ ESPAÑOL
91 378 95 58 / 629 476 380
Elena Crego, Directora de Comunicación, ecrego@unicef.es
Belén Barbero, Dirección de Comunicación, bbarbero@unicef.es
Cristina Miguel, Dirección de Comunicación, cmiguel@unicef.es