Día Mundial del Agua

El agua, recurso natural limitado que puede ser causa de unidad o división entre las comunidades, tiene una importancia fundamental cuando se trata de garantizar los derechos de los niños

NUEVA YORK – Este año, el Día Mundial del Agua constituye una convocatoria colectiva para la toma de medidas destinadas a resolver la cuestión de la falta de acceso al agua potable así como a impulsar el uso compartido de ese recurso. El tema del Día de este año —las aguas
transfronterizas— alude a la importancia de profundizar la comprensión mundial acerca de la necesidad de una gestión integrada de los recursos
hídricos.

La cooperación tiene una importancia fundamental para la gestión adecuada de los recursos hídricos del mundo, especialmente cuando se trata de cursos de agua que cruzan las fronteras entre países. El acceso al agua potable es esencial para la salud y el bienestar de los niños, dondequiera que vivan.

“No podemos darnos el lujo de no hacer nada con respecto a las cuestiones relacionadas con el agua”, afirmó Clarissa Brocklehurst, Jefa de la Sección de Agua, Saneamiento e Higiene de UNICEF. “El acceso al agua potable y el saneamiento es esencial para todos los aspectos de la vida de los niños y niñas, desde la salud y la supervivencia hasta el respeto de su dignidad. El agua, recurso natural limitado que puede ser causa de unidad o división entre las comunidades, tiene una importancia fundamental cuando se trata de garantizar los derechos de los niños”.

Por otra parte, el 87% de la población del mundo —o 5.700 millones de personas, aproximadamente— dispone actualmente de agua potable proveniente de fuentes mejoradas. Sin embargo, no se debe olvidar que en el mundo hay aún más de 125 millones de niños y niñas menores de cinco años que viven en hogares carentes de acceso a fuentes mejoradas de agua potable.

Además, un número aún mayor de personas —2.500 millones— no cuenta con servicios de saneamiento, lo que constituye una amenaza a su salud y pone en peligro la calidad del agua que consumen.

UNICEF apoya programas de agua, saneamiento e higiene en más de 90 países del mundo, especialmente las intervenciones simples, económicas y asequibles en el plano comunitario y familiar. Los programas de agua, saneamiento e higiene de UNICEF están orientados a la obtención de soluciones sostenibles a largo plazo mediante el empleo de tecnologías de bajo coste, como la captación del agua de lluvia y las letrinas higiénicas, y el fomento de diversas prácticas simples en el hogar, como la purificación del agua para el consumo y el lavado de manos con jabón.

UNICEF da una creciente importancia a las consecuencias del cambio climático con respecto al agua, el saneamiento y la higiene. No será posible proteger a los niños y niñas más vulnerables si no se toman medidas específicas para protegerles de los efectos del cambio climático, como la modificación de los comportamientos en materia de empleo de los recursos de agua y del diseño de los sistemas de saneamiento.

UNICEF trabaja en más de 150 países y territorios en vías de desarrollo para mejorar las condiciones de vida de los niños y las niñas, y avanzar en el progreso de sus vidas desde la primera infancia hasta la adolescencia. UNICEF, que es el mayor proveedor de vacunas para los países en desarrollo, apoya la salud y la nutrición de la infancia, el abastecimiento de agua y el saneamiento de calidad, y la educación básica de calidad, así como la protección de los menores contra la violencia, la explotación y el SIDA. UNICEF está financiada en su totalidad por contribuciones voluntarias de individuos, empresas, fundaciones y gobiernos.

Más información:

Sara Cortés
Dirección de Comunicación
UNICEF Comité Español
Tel: 609 16 00 51/91 378 95 55
scortes@unicef.es