Día Contra la Mutilación Genital Femenina: una carrera contra las tendencias

“La mutilación genital femenina es muchas cosas: un acto violento que causa infección, enfermedad, complicaciones en el parto e incluso la muerte. Una práctica cruel que inflige daño emocional duradero y ataca a los miembros más vulnerables y menos poderosos de la sociedad: niñas hasta los 15 años. Una violación de los derechos humanos que refleja y perpetúa el bajo estatus de niñas y mujeres en demasiados lugares. Un obstáculo para el bienestar de las comunidades y las economías

Día Contra la Mutilación Genital Femenina: una carrera contra las tendencias

Y sin embargo es algo con lo que se puede acabar.

En todo el mundo, se está impulsando el momento de eliminar la mutilación genital femenina. La voluntad política, el compromiso de las comunidades e inversiones específicas están cambiando prácticas y cambiando vidas.

En los países donde UNFPA y UNICEF trabajan conjuntamente para acabar con la mutilación genital femenina, las niñas tienen hoy un tercio menos de posibilidades de sufrir esta práctica dañina que en 1997. Más de 25 millones de personas en unas 18.000 comunidades de 15 países la han rechazado públicamente desde 2008. A nivel mundial, su prevalencia ha descendido en casi un 25% desde 2000.

Esto es bueno para las niñas y las mujeres jóvenes; pero también para sus familias y comunidades. Las niñas que no sufren esta práctica tienden a crecer más sanas y a tener hijos más sanos. A menudo tienen un mayor nivel de educación, ingresos más altos y una mayor capacidad para tomar decisiones sobre sus propias vidas. Las comunidades y países que se enfrentan a esta práctica y se comprometen al cambio reciben muchos beneficios.

Esa es la buena noticia. Pero la tendencia poblacional en algunos de los países más pobres del mundo, donde la mutilación genital femenina persiste, amenaza con revertir nuestro progreso.

Para 2030, más de un tercio de todos los nacimientos en el mundo tendrán lugar en los 30 países donde se practica la mutilación genital femenina. Si no se aceleran los progresos para proteger al creciente número de niñas en riesgo de sufrir esta práctica en esos países, millones de ellas la habrán sufrido en 2030.

Es inadmisible que estas niñas puedan unirse a los 200 millones de mujeres y niñas que ya han sufrido la mutilación genital femenina. A quienes ya soportan las cicatrices, o sufren complicaciones relacionadas, o reviven duros recuerdos de dolor y traición. Nadie –ni las niñas, ni sus familias ni sus comunidades- se beneficia económica o socialmente en sociedades desiguales donde se acepta una violencia contra las niñas como esta.

Sabemos cómo cambiar esto. Hemos visto que las tasas de mutilación genital femenina pueden caer rápidamente en lugares donde el asunto se aborda de manera incondicional por parte de los gobiernos, las comunidades y las familias. Donde se hace frente a las normas, pueblo por pueblo. Donde los profesionales médicos se unen para oponerse a la práctica y para negarse a hacerla. Donde las leyes se promulgan para convertirla en un crimen, y donde esas leyes se hacen cumplir. Donde el mayor acceso a salud, educación y servicios legales garantiza un cambio sostenible. Donde las niñas y las mujeres son protegidas y empoderadas para que sus voces sean escuchadas.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible reconocen que la mutilación genital femenina socava el progreso hacia un mundo más equitativo, justo y próspero. Estos objetivos establecen la ambiciosa meta de eliminar estas prácticas dañinas contra las niñas y mujeres para 2030.

Dado el creciente número de niñas en riesgo, esta es una carrera contra las tendencias. Pero si aumentamos la inversión y redoblamos el compromiso político, con un mayor compromiso de las comunidades y unas mujeres y niñas más empoderadas, podemos ganar esa carrera. Y por eso debemos hacerlo.

Ahora es el momento de eliminar la mutilación genital femenina de la faz de la tierra para siempre. Es tarea de todos nosotros, por nuestro futuro común”.

Declaración de la directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta H. Fore, y de la directora ejecutiva de UNFPA, Dra. Natalia Kanem, sobre el Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina

Para más información:
Belén de Vicente
UNICEF Comité Español, Tel: 609 160 051 / 91 378 95 55
E-mail: comunicacion@unicef.es

Jeffrey Bates
UNFPA Nueva York, Tel: +1 212 297 5208
E-mail: bates@unfpa.org