Ciclón Idai: 1,7 millones de personas afectadas en Malawi, Mozambique y Zimbabwe, de las que cerca de la mitad son niños

GINEBRA, 22 de marzo 2019 – Los niños y familias afectadas por el ciclón Idai y las inundaciones en el sur de África se enfrentan a una situación muy grave. Miles de vidas siguen en riesgo, dado que las fuertes lluvias continúan causando una destrucción masiva. En Malawi, Mozambique y Zimbabwe, UNICEF está intensificando su respuesta para ayudar a los niños y familias afectados. Hay aproximadamente 1,7 millones de personas afectadas por el ciclón Idai, casi la mitad de ellas son niños.

Ciclón Idai: 1,7 millones de personas afectadas en Malawi, Mozambique y Zimbabwe, de las que cerca de la mitad son niños

Declaraciones atribuibles a Christophe Boulierac, portavoz de UNICEF en Ginebra, realizadas hoy en el Palacio de las Naciones

Material audiovisual, disponible AQUÍ

Nuestra directora ejecutiva, Henrietta Fore, llegó anoche a Maputo. Hoy está en Beira con los niños y familias afectadas, y está apoyando la respuesta humanitaria de UNICEF. Fore describe la situación en el terreno como desesperada, y ha declarado que “la situación sigue siendo crítica. No hay electricidad ni agua corriente. Cientos de miles de niños necesitan ayuda inmediata. La prioridad ahora mismo es proporcionarles refugio, alimento, agua, educación y protección”.

El representante de UNICEF en Mozambique, Marco Luigi Corsi, también ha visitado las zonas afectadas. Ha informado de que las lluvias han sido tan extremas en algunas zonas que la gente no ha podido encontrar terrenos altos en los que escapar de las inundaciones, y se han visto obligados a permanecer en tejados o árboles durante horas. mientras continúan las tareas de búsqueda y rescate, también hay una necesidad urgente de alimentos, de agua segura y potable y de refugios. Ahora mismo hay miles de personas congregadas en campos informales e improvisados. Muchos de estos campos están en condiciones desesperadas, y desde luego no en el entorno adecuado para niños vulnerables y sus familias.

En Malawi, miles de familias se han visto obligadas a huir de sus hogares inundados, y ahora carecen de suministros básicos como alimentos, agua e instalaciones de saneamiento. Las inundaciones también han interrumpido las clases de miles de niños. Nuestros colegas nos cuentan que muchas familias están acampadas en escuelas, iglesias y edificios públicos. Los niños están durmiendo en las aulas.

En Zimbabwe, las últimas estimaciones apuntan que 250.000 personas necesitan ayuda humanitaria, de las que 125.000 son niños. Estas cifras podrían aumentar debido a la inaccesibilidad de algunas zonas afectadas. Hay ocho distritos afectados; los que han sufrido daños más severos son Chimanimani y Chipinge, con graves daños en carreteras de acceso y puentes, cuya reparación llevará al menos dos semanas.

Respuesta de UNICEF y sus aliados:

En Mozambique UNICEF está apoyando al Programa Mundial de Alimentos en la logística para la distribución de comida a familias que viven en albergues. Además, UNICEF está distribuyendo pastillas potabilizadoras de agua en las comunidades afectadas. Sin acceso a agua potable y a unas condiciones adecuadas de higiene y saneamiento los niños corren mayor riesgo de contraer enfermedades como la diarrea, la tifoidea y el cólera, y se vuelven más vulnerables a la desnutrición.

UNICEF también está trabajando con sus aliados para habilitar Espacios Amigos de la Infancia, que son lugares en los que se proporciona un entorno protector y apoyo psicosocial para familias y niños. Muchas escuelas y hospitales han sido destruidos, sufrido daños o están siendo usados como albergues. Una vez que se atiendan las necesidades vitales más urgentes, será clave que los niños puedan retomar su educación. Esto les ayudará a recuperar un cierto sentido de normalidad en un momento de caos extremo.

En Malawi están llegando los suministros para familias alojadas en centros de evacuación. Los suministros incluyen miles de sobres de sales de rehidratación oral, antibióticos, y cientos de mosquiteras tratadas con insecticida. Los aliados de UNICEF, incluyendo las autoridades estatales, Médicos Sin Fronteras, Cruz Roja, United Purpose y World Vision están apoyando la cadena de distribución.

Un equipo de UNICEF en Malawi está formando a maestros voluntarios y apoyando al Departamento de Preparación y Gestión de Desastres para evaluar la situación utilizando drones. Las fotos y vídeos de las zonas afectadas obtenidos con drones están siendo útiles para evaluar la dimensión de los daños por inundaciones en edificios y campos, y a planificar la respuesta humanitaria.

En las zonas afectadas de Zimbabwe que son accesibles, UNICEF está entregando suministros médicos, kits de higiene, bidones para agua, jabón, y productos para la potabilización del agua. Se han distribuido 2.000 kits de higiene. A partir del 23 de marzo, UNICEF tiene previsto entregar materiales por aire en las zonas más afectadas a las que no se puede llegar por tierra debido a los daños en las carreteras y puentes. A la vez, UNICEF está proporcionando kits sanitarios, así como suministros médicos y nutricionales.

UNICEF hace un llamamiento por 23,3 millones de dólares (20,6 millones de euros) para apoyar la respuesta de emergencia en los tres países afectados. Es muy probable que esta suma aumente.

Para colaborar con la respuesta de UNICEF para los afectados por el ciclón Idai: https://www.unicef.es/donacion-emergencia-ciclon-idai

Acerca de UNICEF

UNICEF promueve los derechos y el bienestar de todos los niños y niñas en todo lo que hacemos. Junto a nuestros aliados, trabajamos en 190 países y territorios para transformar este compromiso en acciones prácticas, centrando especialmente nuestros esfuerzos en llegar a los niños más vulnerables y excluidos para el beneficio de todos los niños, en todas partes. 

Para más información:

Belén de Vicente

UNICEF Comité Español, Tel: 609 160 051 / 91 378 85 91

E-mail: comunicacion@unicef.es