CAROL BELLAMY SE DESPIDE DE UNICEF

La Directora Ejecutiva de UNICEF, Carol Bellamy, termina esta semana su mandato de diez años al frente de la organización. El legado que deja a su sucesora, Ann M. Veneman, se materializa en tres puntos básicos: la supervivencia de niños y niñas, la protección de la infancia contra la exploración y el abuso y la garantía de su bienestar durante la adolescencia.

“Dirigir UNICEF fue un honor y un privilegio. No puedo pensar en otro trabajo que sea más importante para la humanidad que el de reducir la mortalidad infantil y garantizar que los niños y niñas de todas las partes del mundo puedan crecer con salud, dignidad y paz”, dijo Bellamy, quien muchas veces calificó su cargo como “el mejor trabajo del mundo”.

Resultados obtenidos durante su mandato

Entre los principales resultados obtenidos durante el trabajo de Bellamy a frente de UNICEF destaca:

  • Reducción de un 18% en la mortalidad infantil global desde 1990, con mejoras registradas en todas las regiones con excepción de África susahariana, dónde el SIDA y la guerra han destruido los sistemas de salud y las organizaciones comunitarias.
  • Reducción de un 99% en la incidencia de poliomielitis desde 1988
  • Reducción de un 40% de los casos de sarampión desde 1999
  • Reducción de un 50% de las muertes por diarrea desde 1990
  • Ampliación del número de niños y niñas en la escuela a niveles nunca vistos
  • La promulgación de leyes y políticas de protección y atención a la infancia en decenas de países.

Al hablar del orgullo que siente de los resultados obtenidos por UNICEF, Bellamy dijo que deja la organización consciente de que todavía hay mucho que hacer por la infancia, especialmente en lo que respecta a la amenaza del SIDA, las guerras y la pobreza extrema.

“Proteger a los niños y garantizarles los derechos que merecen es un trabajo que no termina jamás, ni disminuye en importancia o urgencia”, concluyó.

Logró romper el tabú de hablar de turismo sexual o trabajo infantil

El trabajo de Bellamy ha sido fundamental para introducir en la agenda mundial temas como la explotación de la infancia. Ella ha defendido sin rodeos el derecho a la protección de la infancia más marginada y vulnerable: las víctimas de abuso sexual, explotación y tráfico, los niños y niñas sin familia, y aquellos encarcelados o afectados por la guerra. Bellamy rompió el tabú de hablar de temas que afectan la infancia como el turismo sexual, el trabajo infantil y el tráfico de niños y niñas hacia países industrializados. 

“Proteger a los niños y niñas contra el abuso no es solamente una obligación moral, es también una requisito fundamental para alcanzar los objetivos de desarrollo mundial a largo plazo”, aseguró. Bellamy siempre ha defendido la hipótesis de que si la infancia no puede contar con una red de protección contra los abusos, cualquier iniciativa global para reducir la pobreza, el analfabetismo y la mortalidad infantil tiene unos efectos limitados.

Durante su mandato, no tuvo reparos a la hora de hacer frente a los líderes que no eran suficientemente fuertes en la defensa de la protección de la infancia.
Viajó a Sudan, a Sri Lanka y a Sierra Leona para apoyar la desmovilización de niños y niñas soldados y tuvo la ocasión de tratar el controvertido tema de la educación de las niñas en Afganistán con líderes talibanes.

En emergencias, lo primero: la vuelta de los niños a la escuela

Carol Bellamy ha estado al frente de UNICEF durante una década en la que se han multiplicado los conflictos violentos por todo el mundo, lo que le ha conferido la experiencia suficiente para mejorar la capacidad de reacción de la organización frente a las emergencias humanitarias. La vuelta a la escuela en Afganistán después de muchos años de guerra, la atención y monitoreo a las carencias nutricionales de la infancia perjudicada por la guerra en Irak o la atención a los niños y niñas víctimas del tsunami en el Sur de Asia son algunos ejemplos de este trabajo.

La vuelta de los niños a la escuela después de una emergencia humanitaria se ha convertido en un sello del trabajo de UNICEF. Bellamy siempre ha defendido que la reintegración de los niños y niñas a una rutina de aprendizaje lo más pronto posible, les permite reanudar su infancia y les concede un espacio seguro para escapar de las dificultades y del caos que han sufrido. Bellamy y la educación de las niñas

Bellamy abrazó la causa de la educación y especialmente la educación de las niñas como herramienta para hacer frente a las amenazas derivadas del SIDA, la explotación y la pobreza extrema. Durante su mandato, UNICEF se ha convertido en uno de los más fuertes defensores de la igualdad de las niñas en la escuela.

“Son las mujeres las que se ocupan de la educación infantil. Por eso, cuanto mejor estén las mujeres, mejor estarán sus hijos. Cuando las mujeres tienen salud, reciben educación y un estímulo para tener sus propios ingresos, sus hijos tienen más oportunidades de sobrevivir, acudir a la escuela, y crecer para convertirse en ciudadanos productivos. Por eso la educación de las niñas y la protección de los derechos de la mujer son ejes centrales del trabajo de UNICEF”, comentó.

Además, Bellamy logró doblar el presupuesto de UNICEF, de un total de 800 millones de dólares en 1994 a más de 1.800 millones de dólares en 2004.

Información adicional

Bellamy fue nombrada Directora Ejecutiva de UNICEF en 1995 por el entonces Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas, Boutros Boutros-Ghali. En 2000 su mandato fue renovado cinco años más por el Secretario General de ONU, Kofi Annan. Según las reglas de Naciones Unidas los directores generales no pueden sobrepasar dos mandatos de cinco años.

Después de dejar UNICEF, Bellamy asumirá un nuevo cargo como directora ejecutiva y presidenta de la organización World Learning y de la escuela internacional de capacitación de la misma organización. World Learning tiene sede en Vermont y es una de las principales organizaciones internacionales de educación privadas y sin ánimo de lucro.

La sucesora de Bellamy en la Dirección Ejecutiva es Ann M. Veneman, que antes de unirse a UNICEF fue Secretaria de Agricultura de Estados Unidos. Ann Veneman inicia su mandato en la próxima semana

Más información:

 

UNICEF-COMITÉ ESPAÑOL
91 378 95 58 / 629 476 380
Elena Crego, Directora de Comunicación, ecrego@unicef.es
Belén Barbero, Dirección de Comunicación, bbarbero@unicef.es
Cristina Miguel, Dirección de Comunicación, cmiguel@unicef.es