UNICEF, Futbol Club Barcelona y Fundació Futbol Club Barcelona presentan su alianza mundial

El 7 de septiembre se presenta en Nueva York la alianza entre el club de fútbol y UNICEF. Por medio de esta alianza, el Barça apoyará la financiación de proyectos de UNICEF en distintos lugares del mundo, especialmente aquellos destinados a proteger a la infancia frente a las consecuencias de la expansión del VIH/SIDA en su entorno

UNICEF, el Futbol Club Barcelona (FCB) y la Fundació Futbol Club Barcelona (FFCB), unen sus fuerzas para trabajar juntos, especialmente en favor de los millones de huérfanos a causa del VIH/SIDA y de todos los niños y niñas que viven en una situación vulnerable como consecuencia de esta pandemia.

Este club deportivo, participa activamente en numerosas causas sociales a través de su fundación. La nueva alianza mundial con UNICEF marcará un compromiso de cinco años para ampliar el trabajo del Club y su fundación a favor de la infancia.

¿Cómo puede beneficiar a la infancia esta alianza?

Mediante la alianza, el Futbol Club Barcelona (FCB) y la Fundació Futbol Club Barcelona (FFCB) se compromente a apoyar durante cinco años la financiación de proyectos de UNICEF, en especial los relacionados con la lucha contra el VIH/SIDA.

El trabajo de UNICEF contra la pandemia del SIDA se centra en poner a los niños y niñas en un primer plano de las políticas públicas, de los avances médicos y de los presupuestos para frenar la enfermedad. A pesar de ser afectados por las consecuencias de la expansión del VIH con más dureza que los adultos, los niños y niñas continúan siendo la cara oculta del VIH/SIDA. Para evitar que la infancia continúe en un segundo plano en la lucha contra la pandemia, UNICEF está desarrollando programas de acción en torno a cuatro objetivos esenciales:

  • Prevenir la transmisión del VIH de la madre al hijo: La mayor parte del medio millón de niños que mueren de enfermedades vinculadas al SIDA cada año, contraen el VIH por la transmisión de madre a hijo durante el embarazo y el parto. Son muertes que podrían evitarse mejorando la información y  ampliando el acceso a unos servicios de salud de los que sólo un 10% de las mujeres pueden beneficiarse por el momento.
    Objetivo para 2010: ofrecer servicios apropiados al 80% de las mujeres que lo necesiten
  • Proporcionar tratamiento pediátrico: Apenas cinco de cada cien niños seropositivos con necesidad de tratamiento para el SIDA están recibiéndolo. Sólo uno de cada cien niños que nacen de madres con VIH tiene acceso a cotrimaxizol, un antibiótico de bajo coste que previene infecciones mortales. El tratamiento con este medicamento puede reducir casi a la mitad las muertes de niños y niñas por SIDA.
    Objetivo para 2010: proporcionar o tratamiento antirretroviral o cotrimoxazole, o ambos, al 80% de la infancia que lo necesite
  • Prevenir la infección entre los adolescentes y jóvenes: Adolescentes y jóvenes suponen aproximadamente la mitad de las nuevas infecciones de VIH. Una de cada tres personas del mundo infectadas por el VIH tiene menos de 25 años. Estas cifras dejan claro que los jóvenes están en el centro de la epidemia del VIH/SIDA. Ellos son también la pieza clave para terminar con ella.
    Objetivo para 2010: reducir el porcentaje de jóvenes con VIH en un 25 por ciento globalmente
  • Proteger y apoyar a la infancia afectada por VIH/SIDA: El SIDA hace que muchos niños y niñas pierdan su niñez. Ante la enfermedad y muerte de sus padres, los niños, y sobre todo, las niñas, tienen que llevar a cabo tareas de adultos: cuidar a sus padres enfermos o a sus hermanos pequeños, obtener ingresos para pagar los costes de salud, o conseguir alimentos. Muchas veces deben abandonar la escuela y convertirse en adultos antes de tiempo.
    Objetivo para 2010: llegar al 80 por ciento de los niños más necesitados