UNICEF CONDENA LA MATANZA DE NIÑOS Y NIÑAS EN EL CONFLICTO DE IRAK

Redacción UNICEF

Redacción UNICEF


La protección de los niños, las niñas y los civiles durante los conflictos es una exigencia de la legislación humanitaria internacional

Nueva York/ Madrid, 22 de abril de 2004 – En respuesta a la masacre que ayer causó la muerte de numerosos niños y niñas que se encontraban en dos autobuses escolares en Basora, UNICEF lanza una llamada de alerta ante las repercusiones cada vez más graves que el conflicto está teniendo en la infancia deL país.

“Los combates en Irak están causando un gran número de víctimas, y los más pequeños lo están pagando con sus vidas. Los niños y las niñas carecen de la posibilidad de llevar una vida normal en numerosas ciudades de Irak. No solamente no pueden acudir a la escuela y recibir una atención sanitaria adecuada, sino que muy a menudo tienen que pagar un precio demasiado elevado”, comenta Carol Bellamy, Directora Ejecutiva de UNICEF.

Las muertes en Basora se producen después de que algunos informes indicaran que más de 100 niños y niñas habían fallecido en Faluya en los últimos días.

Escuelas cerradas por la violencia

Muchas escuelas están cerradas debido a la última oleada de violencia. Incluso cuando las escuelas están abiertas, muchos padres y madres no envían a sus hijos e hijas a la escuela y prefieren que permanezcan en casa por miedo a la violencia de las calles.

“Los niños y las niñas tienen derecho a continuar su educación y a hacerlo con seguridad, incluso cuando tienen que vivir en medio de un conflicto. Deben sentirse libres de ejercer ese derecho, y deben sentirse seguros cuando van y vienen de la escuela. De hecho, todos los lugares donde se encuentran los niños y las niñas, ya sea un autobús, un centro de salud, una escuela, un lugar de recreo, deben ser consideradas como zonas de paz. No debemos permitir que los niños y las niñas se conviertan en víctimas de las batallas de los adultos”, recuerda Bellamy.

En respuesta a las peticiones del Ministerio de Salud, de la Sociedad de la Media Luna Roja y de las solicitudes directas de los hospitales locales, UNICEF ha movilizado material sanitario para situaciones de emergencia así como abastecimiento de agua y combustible para generadores eléctricos. No obstante, la organización ha manifestado tener algunos problemas para distribuir estos suministros en las comunidades más gravemente afectadas por la violencia debido a los bloqueos en las carreteras.

“Debemos recordar a todas las partes que la protección de los niños, las niñas y los civiles durante los conflictos es una exigencia de la legislación humanitaria internacional”, dijo Bellamy. “Es preciso garantizar el acceso a la asistencia humanitaria mediante la creación de corredores humanitarios protegidos, y es necesario respetar la integridad y la seguridad de los trabajadores humanitarios”.